Enlaces accesibilidad

Maduro acusa a los "enemigos históricos" de Venezuela del cáncer de Chávez

  • Venezuela expulsa a dos funcionarios de EE.UU. por "desestabilizar" el régimen
  • El vicepresidente reconoce que Chávez está ante sus "horas más difíciles"
  • Maduro se ha reunido de urgencia con la cúpula política y militar en Caracas

Por
El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, informa del delicado momento de Chávez

“Los enemigos exteriores tratan de desestabilizar la revolución bolivariana pero nos encontrarán de frente”. Cuando todo el mundo esperaba que Nicolás Maduro saliera a informar sobre el delicado estado de salud de Hugo Chávez –incluso a anunciar su incapacidad para gobernar- el vicepresidente venezolano ha sorprendido con una encendida denuncia de una conspiración para atacar al presidente y al país.

Maduro ha asegurado que el cáncer de Chávez es “un ataque de los enemigos históricos de la patria”, y ha anunciado una comisión de investigación con científicos para determinar la causa exacta de la enfermedad del presidente.

Los enemigos buscaron el pnto para dañar la salud de nuestro comandante

“Los enemigos históricos de nuestra patria buscaron el punto para dañar la salud de nuestro comandante (…). Ha habido varios casos en la Historia, el último el de Yaser Arafat", ha afirmado, en alusión al presidente palestino, cuya muerte por envenenamiento fue certificada por una comisión de investigación.

En un discurso de más de una hora ante la nación, tras reunirse con la cúpula política y militar, Maduro ha acusado a EE.UU. y a la “oligarquía de la derecha antipatria” de atentar contra la estabilidad política y militar del país aprovechándose de la delicada situación del presidente, que vive, ha dicho, “sus horas más difíciles”.

Venezuela expulsa a dos funcionarios de EE.UU.

El vicepresidente venezolano ha informado de la expulsión inmediata de un funcionario estadounidense por "violar los convenios internacionales" al haberse dedicado en las últimas semanas a buscar a militares activos en Venezuela y proponerles “proyectos desestabilizadores”. Minutos después, el canciller venezolano, Elías Jaua, ha informado de la expulsión de un segundo integrante de la Agregaduría Aérea de la embajada de Estados Unidos.

"El señor David Kostal también ha sido declarado persona no grata junto con David del Mónaco (el agregado) y tienen 24 horas para abandonar el territorio soberano e independiente de la República Bolivariana de Venezuela", ha declarado Jaua a medios estatales, según recoge la agencia Efe.

Vamos a asegurar la paz bajo cualquier circunstancia

Entre los aplausos de los dirigentes chavistas que han asistido a la reunión en el Palacio de Miraflores, en Caracas, Maduro ha anunciado que el Gobierno tomará "medidas especiales" para frenar el ataque permanente de sectores "antipatria". "Vamos a asegurar la paz bajo cualquier circunstancia", ha advertido.

Además de complots militares, Maduro ha denunciado el acaparamiento de productos y "ataques especulativos" contra la economía venezolana. "Estamos tras la pista de otros elementos que configuran este cuadro venenoso para buscar perturbaciones, daños económicos y un zarpazo a la vida social y la paz de nuestro pueblo", ha añadido.

Atrincherado en teorías de la conspiración, Maduro, que se ha referido a Chávez como "el nuevo libertador del siglo XXI", ha animado a los políticos presentes y al pueblo a trabajar "cohesionados" y a cerrar filas con el comandante ante la ola de "provocaciones, mentiras y rumores".  

"Señores, nuestra revolución esta preparada y más fuerte que nunca hoy por hoy", ha afirmado, de nuevo entre aplausos, para después concluir con la siguiente consigna: "oración y acción, unidad y disciplina, ¡qué viva Hugo Chávez!".

Una nación en vilo

La comparecencia de Maduro se ha producido después de que Caracas reconociera este martes el emperoramiento del estado de salud del mandatario venezolano.

Chávez, operado el pasado 11 de diciembre en Cuba, ha sufrido un serio revés en su batalla contra el cáncer. Maduro ha explicado que el presidente sufre "complicaciones en su situación respiratoria" por una infección "muy severa", aunque mantiene "intacto" su "ánimo de vida gigantesco".

La salud de Chávez tiene en vilo a los venezolanos desde hace tres meses. El presidente, de 58 años, no ha sido visto en público desde que viajara en diciembre a La Habana para someterse a su cuarta operación del cáncer pélvico que le fue detectado a mitad de 2011. Su última prueba de vida data del pasado 15 de febrero, cuando Caracas difundió las primeras imágenes del comandante, aún hospitalizado en La Habana, junto a sus hijas.

Noticias

anterior siguiente