Enlaces accesibilidad

Agricultura halla carne de caballo en los canelones La Cocinera y Nestlé retira seis productos

  • Ha encontrado ADN equino en los canelones de carne de vacuno
  • Aclara que es un fraude pero no afecta a la seguridad alimentaria
  • Nestlé retira 6 productos de proveedor español Servocar por tener caballo
  • Ikea retira sus albóndigas de la tiendas españolas por precaución

Por
Detectan carne de caballo en los canelones de "La Cocinera"

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha identificado la presencia de ADN equino en unos canelones elaborados con carne de vacuno de la marca La Cocinera, mientras que Nestlé ha ordenado retirar toda la producción de su proveedor español de carne Servocar (6 productos) al haberse encontrado en los análisis realizados ADN de caballo superior al 1 %.

"Se trata de un caso de fraude en el etiquetado, que no afecta a la seguridad alimentaria del producto, ni implica ningún riesgo para la salud", explica el departamento que dirige Miguel Arias Cañete en un comunicado.

A su llegada a una reunión de ministros europeos del ramo, Arias Cañete ha indicado que los resultados se refieren a "canelones con un relleno de carne en la península Ibérica. La muestra la hemos tomado en Madrid". "Hemos informado ya a las comunidades autónomas, a las autoridades de consumo y a las empresas afectadas", ha añadido.

Agricultura halla carne de caballo en los canelones La Cocinera

Desde principios de febrero, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha realizado diversos análisis prospectivos en diferentes productos elaborados con carne de vacuno para rastrear la posible presencia, de forma fraudulenta, de ADN de equino.

Nestlé retira 6 productos de proveedor español Servocar por el ADN de caballo

Los productos retirados por Nestlé, fabricados en Casarrubios del Monte (Toledo) son fusilli boloñesa de su marca "Buitoni" y los canelones microondas, la empanada gallega de carne, el relleno de carne, el de berenjenas y las empanadillas de carne, todos ellos de la marca "La Cocinera".

La pasada semana la multinacional suiza Nestlé retiró productos de pasta con carne de vacuno en España e Italia, tras desvelarse que contenían trazas de ADN de caballo superiores al uno por ciento.

Según la multinacional, Servocar había certificado dicha materia prima como 100 % carne de vacuno, por lo que Nestlé ha decidido dejar de comprarle y actuar legalmente para exigirle responsabilidades.

Ha subrayado que este hecho no supone ningún riesgo para la salud de los consumidores, pero que "el error consecuente en el etiquetado hace que los productos no cumplan con lo que los consumidores esperan de nosotros".

Agricultura seguirá analizando los productos alimenticios

Una vez que se ha conocido este resultado positivo en la marca La Cocinera , el Ministerio ha trasladado la información a las autoridades competentes en materia de fraude de las comunidades autónomas, para que adopten las medidas oportunas en el ámbito de sus competencias y en colaboración con la empresa responsable de la mencionada marca.

 "La Comisión (Europea) creemos que está haciendo las cosas razonablemente bien. Ha puesto en marcha unos programas de controles que ha distribuido entre los Estados miembros", ha dicho Cañete.

Estas actuaciones del Ministerio van a tener su continuidad a través de la puesta en marcha de la Recomendación de la Comisión Europea, del pasado 21 de febrero, para la aplicación de un Plan coordinado de control para establecer la prevalencia de prácticas fraudulentas en la comercialización de productos alimenticios a base de carne de vacuno.

Por lo que se refiere a las actuaciones encaminadas a detectar la existencia de posibles fraudes al consumidor por la incorporación de carne de caballo en preparados cárnicos de vacuno, sin identificarlo en su etiquetado, está previsto realizar analíticas de detección de ADN equino en las 150 muestras que han sido asignadas a España en la Recomendación de la Comisión Europea.

Ikea retira sus albóndigas de las tiendas españolas

Mientras, Ikea ha retirado las albóndigas de todas las tiendas de alimentación sueca y restaurantes de sus tiendas en España, tras ver el resultado de las pruebas realizadas por las autoridades de la Republica Checa que muestran indicios de restos de carne de caballo.

En un comunicado difundido este lunes, la compañía señala que aunque los análisis realizados por las autoridades checas sólo afectan a un lote de albóndigas disponible en la tienda sueca, en Ikea Ibérica han optado por retirar este producto de la venta hasta obtener los resultados de los nuevos análisis.

La empresa sueca explica que hace dos semanas inició análisis de ADN de todos sus productos cárnicos. Se analizaron 12 muestras de diferentes lotes de albóndigas que no mostraron trazas de carne de caballo.

Para validar los resultados de las pruebas realizadas por las autoridades checas, se están realizando nuevos análisis, indican desde Ikea, para agregar que "esperamos recibir los resultados en los próximos días".

Noticias

anterior siguiente