Enlaces accesibilidad

Colombia y las FARC acuerdan la agenda del diálogo con el desarrollo agrario como eje

  • Las FARC: "la paz no implica el silencio de los fusiles, hace falta más"
  • El diálogo se iniciará en La Habana el 15 de noviembre

Por
El Gobierno de Colombia y las FARC inician un nuevo proceso de paz

El Gobierno de Colombia y la FARC se volverán a reunir el 5 de noviembre en La Habana para continuar con el proceso de negociación y el 15 comenzarán a dialogar, que este jueves ha quedado constituido en Noruega con la instalación formal de la mesa de diálogo, en la que el desarrollo agrario será el primer tema de la discusión. En la primera comparecencia conjunta, el negociador de la guerrilla ha manifestado que "la paz no implica el silencio de los fusiles", sino que hay que llegar más allá.

Las FARC: "la paz no significa el silencio de los fusiles", implica algo más

Las partes deberán nombrar portavoces para continuar en esa fecha las labores preparatorias, ha explicado en un acto en un hotel de Hurdal, a las afueras de Oslo, Abel García, representante de las autoridades de Cuba, que junto con Noruega ejerce de facilitador del proceso. En la comparecencia acuden también los jefes de las delegaciones de ambas partes, el negociador del Gobierno Humberto de la Calle y el de las FARC, el guerrillero Iván Marquez.

"Hacemos presencia en Oslo para dar paso a la fase dos de las negociaciones", ha manifestado el representante de la delegación del Gobierno de Colombia, Humberto de la Calle.El negociaciones ha elogiado la manera "rigurosa" en que la guerrilla y el Gobierno han mantenido sus compromisos en la primera parte del proceso de paz, resaltó que hay que alcanzar acuerdos "eficaces" y llamó al "respeto" y la "discreción".

"Sabemos que hay dificultades enormes. Tenemos una dosis de optimismo, pero es un optimismo moderado. Venimos a hacer nuestro mejor esfuerzo", ha dicho de la Calle.

Iván Marquez: "la paz no significa el silencio de los fusiles"

En esos mismos términos se ha expresado el representante de las FARC, Iván Marquez, al principio de su intervención. "Hemos venido hasta este paralelo 60 desde el 'Macondo' de la inusticia con un sueño colectivo de paz, una rama de olivo en la mano", ha dicho. No obstante, el guerrillero ha lanzado una advertencia: "Sinceramente queremos la paz. Pero la paz no significa el silencio de los fusiles, sino que abarca la transformación de la estructura del Estado".

El jefe del equipo negociador de las FARC, ha afirmado que la guerrilla acude a la segunda fase del proceso de paz con el Gobierno colombiano "con un sueño colectivo de paz" y con el objetivo de "buscar la paz con justicia social por medio del diálogo", con el pueblo colombiano como protagonista, ha agregado"Iván Marquez", alias de Luciano Marín Arango, tras la constitución formal de la mesa de paz en un acto celebrado en Hurdal, a las afueras de Oslo.

El líder del equipo negociador ha lanzado un mesaje al presidente de Colombia: "Presidente Santos, fundemos la paz tomando como base los anhelos de la nación", ha dicho Márquez. En este sentido, el número dos de las FARC ha advertido contra una "paz exprés", y ha criticado con dureza la política económica del Gobierno.

"Las FARC no se oponen a una verdadera restitución de tierras. Hemos luchado por una reforma agraria eficaz y transparente (...) La restitución de tierras tiene que aludir a las tierras que les fueron arrebatadas a los campesinos indígenas y a sus descendientes", ha dicho Márquez. "Venimos a la mesa con propuestas y proyectos para alcanzar la paz definitiva", ha añadido.

"No vamos a discutir la doctrina militar ni el modelo económico"

Sin embargo, el negociador de colombiano, De la Calle ha respondido minutos después en una rueda de prensa a algunas de las consideraciones marcadas por la intervención de las FARC. “No vamos a discutir la doctrina militar. Ese tema no corresponde a la agenda (…) El modelo económico no está en discusión, ni la inversión extranjera. No está en discusión la propiedad privada. Lo que queremos es terminar con el conflicto", ha dicho De la Calle.

En este sentido, el negociador colombiano ha querido dejar claro que el Gobierno colombiano asegura que "no aceptará ningún alto el fuego hasta que no se alcance un acuerdo final con las FARC".

El desarrollo agrario, primer tema para discutir en Cuba

La cuestión del desarrollo agrario integral será el primer tema que se adopte en la agenda de discusión a partir del 5 de noviembre y posteriormente el día 15 comenzará el diálogo, ha añadido García.

Ambas partes han reconocido la necesidad de abordar los problemas políticos y sociales de Colombia en el proceso. "Una paz que no aborde los problemas economicos y políticos sembraría de quiemeras el suelo de Colombia", ha manifestado el representante de las FARC.

"El proceso debe incluir acuerdo eficaces, conclusiones concretas: desarrollo rural, garantias de participación política, el fin del narcotráfico", ha manifestado el representante del equipo negociador del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle.

Noticias

anterior siguiente