Enlaces accesibilidad

Un tribunal de EE.UU. multa a Samsung con 800 millones de euros por plagiar a Apple

  • Samsung lo considera una pérdida para el consumidor
  • Dice que los precios aumentarán al no haber competencia
  • El fallo difiere del dictado este jueves por un tribunal surcoreano
  • Apple celebra la sentencia y Samsung anuncia que recurrirá

Por
Samsung deberá pagar 1.100 millones de dólares a Apple por infringir patentes

Un jurado federal estadounidense ha ordenado a la compañía de telefonía surcoreana Samsung a pagar 1.000 millones de dólares (800 millones de euros) al considerar que ha copiado “intencionadamente” la tecnología de Apple en algunos de sus modelos, incluida su tecnología de zoom táctil propia de sus teléfonos inteligentes y de la tableta iPad, según informa el Washington Post.

Apple denunció a Samsung el año pasado por considerar que la empresa surcoreana había copiado deliberadamente los diseños de sus dispositivos móviles para fabricar su siguiente generación de teléfonos y lanzar su tableta Galaxy Tab.

Por su parte, Samsung ha asegurado en un comunicado que "es el consumidor americano el que sale perdiendo" con esta decisión.

"Va a conducir a una menor elección, menos innovación y un potencial aumento de precios", agrega el comunicado que recoge France Presse y que deja la puerta abierta a una posible apelación, asegurando que este fallo no tiene "la última palabra" en la guerra de patentes.

Carpetazo a un caso complejo

El veredicto, alcanzado tras 22 horas de deliberaciones distribuidas en tres días, concluye un juicio de cerca de dos meses entre dos de las mayores compañías tecnológicas del mundo. Según la prensa estadounidense, el tribunal ha dado carpetazo a este conflicto con una rápida teniendo en cuenta la complejidad del caso, informa Efe.

La compañía cofundada por Steve Jobs había pedido originalmente una indemnización a Samsung de 2.500 millones de dólares (1.997 millones de euros) y la prohibición en EE.UU. de los aparatos de Samsung que violaran sus patentes.

Samsung rechazó los cargos y contraatacó con otra denuncia el año pasado en la que reclamaba a Apple 600 millones de dólares (479 millones de euros) por apropiarse sin autorización de su tecnología de telecomunicaciones 3G y algunas características de la cámara de fotos para teléfonos, entre otras. Una denuncia que el jurado ha desestimado.

Al cierre de la bolsa de Nueva York, Apple subió 0,59 puntos en el índice tecnológico Nasdaq un 0,09 % hasta los 663,22 dólares, mientras que Samsung perdió un 0,93 %, 12.000 wones

Esta sentencia contrasta con la dictaminada este jueves por un tribunal surcoreano en el que condenaba a Samsung y Apple a multas de 17.500 y 28.000 euros respectivamente por infringir sus patentes de manera recíproca. Además, la justicia surcoreana les ha obligado a dejar de vender algunos de sus productos en este mercado.

Apple lo celebra y Samsung dice que recurrirá

Apple ha celebrado la sentencia de un jurado estadounidense que ordenó a la compañía surcoreana Samsung a pagar 1.000 millones de dólares por lo que el gigante tecnológico norteamericano ha calificado de "robo" de varias de sus patentes en EE.UU.

El fallo emitido este viernes por el jurado de una corte federal en San José (California) "envía un mensaje alto y claro de que robar no está bien", ha indicado Apple en un comunicado citado por la cadena CNN.

"Las montañas de pruebas presentadas durante el juicio demostraron que Samsung copió mucho más de lo que incluso nosotros pensábamos", ha añadido la empresa californiana.

El jurado determinó que Samsung violó "intencionadamente" seis patentes de tecnología y diseño de Apple para fabricar su siguiente generación de teléfonos y lanzar su tableta Galaxy Tab.

Apple reclamó la originalidad de sus patentes por el diseño, la tecnología de zoom táctil, la disposición de los iconos en la pantalla y otro tipo de gestos de interacción con la pantalla.

Por su parte Samsung ha dicho que planea recurrir el veredicto de la corte estadounidense, y que en caso de que éste no prospere, llevará el caso a la corte federal de apelaciones.

La surcoreana ha insistido en que la sentencia "no es la última palabra" en la guerra de patentes abierta entre los dos gigantes de la tecnología, que se libra en cuatro continentes, al tiempo que señaló que "continuará innovando y ofreciendo opciones para el consumidor".

Según los expertos, el fallo no afectará a los últimos productos de las compañías, pero podría tener un impacto en la forma en la que se diseñan los teléfonos inteligentes y las tabletas, ya que otras compañías pueden evitar utilizar el software de Samsung, principal abanderado del sistema Android de Google.

Noticias

anterior siguiente