Anterior El déficit del Estado hasta julio se sitúa en el 2,44% del PIB, un 17% menos respecto a un año antes Siguiente Hungría permite a cientos de refugiados tomar trenes hacia Austria y Alemania Arriba
La Audiencia Nacional impone una fianza de casi 26 millones de euros a la antigua directiva de la CAM

El juez Bermúdez impone una fianza de 25,8 millones de euros a cinco exdirectivos de la CAM

  • A petición de la acusación particular del FROB

  • Se trata de una fianza solidaria en previsión de una posible futura condena

|

El juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, ha impuesto una fianza de 25,8 millones de euros para cinco exdirectivos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), a petición de la acusación particular del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), según han informado fuentes jurídicas.

Se trata de una fianza solidaria que el magistrado ha impuesto en previsión de una posible futura condena que supondría a la antigua cúpula de la CAM la obligación de hacer frente a la responsabilidad civil por los daños económicos generados a la caja.

Gómez Bermúdez ya había retirado el pasaporte a los exdirectores generales de la CAM María Dolores Amorós y Roberto López Abad y había ordenado que ambos comparezcan cada 15 días en los juzgados más próximos a su domicilio. Las medidas impuestas apuntan a la apreciación por parte de Gómez Bermúdez de un evidente riesgo de fuga y de destrucción de pruebas.

Los otros tres imputados en la causa que investiga las irregularidades en la gestión de la caja alicantina -el exdirector general de Recursos Vicente Soriano Terol, el exdirector de Planificación y Control Teófilo Sogorb y el expresidente Modesto Crespo- habían quedado libres sin la imposición de medidas cautelares. 

La CAM fue intervenida por el Banco de España el 23 de julio de 2011 y sustituyó a sus administradores, además de aprobar una inyección de 2.800 millones de euros por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que elaboró los informes donde se describen las numerosas irregularidades cometidas por los antiguos gestores, sobre todo en la concesión de créditos al sector inmobiliario y en la concesión de pensiones vitalicias para la cúpula directiva. 

En marzo de 2011, los gestores de la caja de ahorros, actualmente propiedad del Banco Sabadell -que se la adjudicó por un euro- comunicaron a las autoridades financieras unos beneficios de 38,9 millones de euros cuando tres meses después las cuentas arrojaban unas pérdidas de 1.136 millones de euros.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente