Anterior Jean-Michael Basquiat, el artista total Siguiente Brown sorprende a Nadal y le echa de Wimbledon en segunda ronda Arriba
El Discovery: a lomos de un Boeing rumbo a un museo

El Discovery aterriza a lomos de un avión para convertirse en pieza de museo

  • El transbordador espacial ha volado a lomos de un Boeing de la NASA

  • Su destino es una exposición en el Museo del aire y el espacio

  • Los aficionados se han despedido a su paso por la "costa del espacio"

|

El transbordador Discovery ha aterrizado en el aeropuerto internacional de Dulles (Virginia) en el que ha sido su último viaje antes de formar parte del Museo Nacional del Aire y el Espacio.

El Discovery surcó el cielo  sobre un Boeing 747 modificado de la NASA y aterrizó entre los aplausos del público que le esperaba para dar la bienvenida al transbordador que en su día batió el récord de viajes al espacio.

En la pista, el director del Museo Nacional del Aire y el Espacio John R. "Jack" Dailey, el secretario de la Institución Smithsonian -a la que pertenece el museo-, Wayne Clough, y representantes de la NASA recibieron el transbordador.

Es el primer transbordador que ha volado en el espacio que estará en un museo

Para el museo es un hecho "histórico" y será un acontecimiento "muy importante porque es el primer transbordador que ha volado en el espacio que va estar en un museo" desde que fueron retirados de circulación el pasado año, indicó a Efe, su portavoz, Isabel Lara.

Los gemelos de la nave, Atlantis y Endeavour, también serán piezas de exposición, en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral (Florida) y en el museo del Centro de Ciencias de California (Los Ángeles), respectivamente, aunque todavía se les acondiciona para su exhibición pública.

"Estamos muy orgullosos porque vendrá al museo para inspirar a la próxima generación de científicos, exploradores, inventores", aseguró Lara, que indicó que se espera que acuda gente de todo el país.

Sobrevolando la "costa del espacio"

El avión ha sobrevolado la conocida como "costa del espacio" en Florida para que aquellos que han trabajado en el programa de los transbordadores y aficionados al espacio pudieran despedirse del Discovery, considerado el campeón de las misiones espaciales al haber sumado 352 días en órbita, más que ningún otro.

A su llegada a Washington, el avión viró y realizó un sobrevuelo por la zona del National Mall, donde se concentran los principales monumentos de la capital.

El miércoles los técnicos trabajarán para desacoplar el transbordador del avión

El miércoles los técnicos trabajarán para desacoplar el transbordador del avión y acondicionarlo antes de que el público pueda disfrutarlo.

El jueves, la institución celebrará un festival del espacio en el que participarán 15 comandantes del Discovery, astronautas de las distintas misiones, veteranos como John Glenn y el actual director de la NASA, Charles Bolden.

Sus misiones más destacadas

El Discovery es el tercer transbordador espacial que se sumó a la flota de cinco orbitadores que la NASA empleó para sus misiones tripuladas y carga al espacio. Fue una de las naves más operativas era la más antigua que continuaba en servicio antes del fin de los transbordadores.

Fue, por ejemplo, la nave en la que se volaron las tres misiones de vuelta al servicio de la flota de transbordadores tras los desastres del Challenger y del Columbia.

Si hubiera que quedarse con una misión de la carrera del Discovery, sería la misión STS-31, lanzada el 24 de abril de 1990, en la que se encargó de poner en órbita el telescopio espacial Hubble, uno de los instrumentos científicos de más éxito de la historia y que más nos ha permitido aprender acerca del universo en el que vivimos.

También fue el Discovery, el que llevó a John Glenn, el primer estadounidense en salir al espacio, de vuelta a este por segunda vez en la misión STS-95 en octubre de 1998, lo que convirtió a Glenn en la persona de más edad que jamás haya estado en órbita.

Ya tras tomar tierra por última vez, el transbordador se convertirá en una de las piezas estrella del Centro Steven F. Udvar-Hazy, el anexo del Museo Nacional del Aire y el Espacio en Washington tras una carrera repleta de éxitos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente