Enlaces accesibilidad

Siria califica de "paso peligroso" su suspensión en la Liga Árabe

  • Rusia se suma a las críticas de Damasco por la decisión de la Liga
  • China exhorta a Siria a aplicar la hoja de ruta acordada
  • La UE aprueba una nueva ronda de sanciones contra Damasco

Por
La Unión Europea presiona para que acabe la violencia del régimen sirio

El ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, ha calificado este lunes de "peligrosa" la decisión de la Liga Árabe de suspender la participación de su país en esta organización y ha reiterado que se trata de una resolución "ilegal" al no contar con unanimidad.

"Es un paso peligroso para las actividades árabes actuales y futuras y para las actividades y el papel de la propia Liga Árabe", ha declarado Al Mualem en una rueda de prensa en Damasco, transmitida por la televisión estatal.

El jefe de la diplomacia siria ha reiterado que la resolución adoptada el sábado pasado por los ministros de Exteriores árabes en El Cairo es "ilegal" porque necesitaba de unanimidad para su aprobación, algo que no se ha dado en la votación y que contradice la Carta de la Liga Árabe.

La decisión fue aprobada por 18 de los 22 miembros de ese organismo con el voto en contra del Líbano y el Yemen, y la abstención de Irak.

Creciente presión

Por otro lado, este mismo lunes, China ha hecho un llamamiento a las autoridades sirias para que apliquen la hoja de ruta acordada con la Liga Árabe en un día en el que, además, la Unión Europea ha decidido extender sus sanciones contra el régimen sirio a 18 personas, en su mayoría militares, y congelar los préstamos de los países europeos debido a la represión violenta de la oposición.

El "acuerdo preliminar" alcanzado en esta materia entre los representantes de los países de la UE debe ser aprobado formalmente por los ministros de Exteriores reunidos en Bruselas.

La petición china cobra especial importancia en un día como hoy ya que hasta el momento se ha opuesto firmemente junto a países como Rusia a cualquier tipo de sanción o crítica contra las autoridades de Damasco.

Posturas firmes

Por su parte, el gobierno ruso, se ha mantenido firme y ha criticado la decisión de la Liga Árabe de suspender la participación de Siria. La Liga también ha advertido que va a estudiar "el establecimiento de un mecanismo para proteger a los civiles en Siria". Este lunes habrá una reunión de expertos en la sede de la institución pan-árabe en El Cairo.

"Parece premeditada (la decisión de suspender a Siria). Los que tomaron esa decisión perdieron una oportunidad muy importante para clarificar la situación", ha declarado Serguéi Lavrov, ministro ruso de Exteriores, según las agencias rusas.

Lavrov ha acusado a los países occidentales de echar leña al fuego de la confrontación entre los opositores y las autoridades sirias, con el fin de derrocar al régimen de Damasco.

"Incitan a los opositores radicales a que se planteen derrocar al régimen y a que se nieguen a dialogar", ha recalcado.

Con ese fin, dijo, se suministran armas de contrabando a los opositores, hecho que "nadie niega, pero que prefieren no airear", según Lavrov.

Sin préstamos europeos

Las sanciones europeas se refieren a una congelación de activos y la prohibición de obtener un visado en Europa. La UE ya ha adoptado esa medida en contra de otras 56 personas responsable de la represión de las manifestaciones de protesta contra el régimen. También congeló los activos de 19 organizaciones o empresas sospechosas de apoyar al gobierno sirio, entre ellos el Banco Comercial de Siria.

La Unión Europea también ha decidido este lunes, según las mismas fuentes diplomáticas, congelar los fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) en Siria.

Esta decisión consiste en la suspensión de nuevos créditos del BEI, la congelación del pago de un nuevo tramo de los préstamos pendientes y abandonar toda la asistencia técnica (financiación de estudios de viabilidad, etc ...).

El BEI concedió entre 1978 y 2010 más de 1,7 millones de euros en préstamos a Siria, más de la mitad del sector energético.

Sin comparación entre Siria y Libia

Por otra parte, la UE rechaza cualquier paralelismo entre la actual situación en Siria y la vivida en Libia este año y por ello insiste en utilizar la vías de las sanciones.

"No creo que sea la misma situación, no hay dos países iguales", ha indicado la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton, preguntada al respecto a su llegada a la reunión de Bruselas.

"Hemos sido muy claros sobre lo que debe pasar en Siria y espero que el presidente (Bachar al) Asad finalmente escuche", ha señalado la jefa de la diplomacia comunitaria.

En la misma línea, el ministro británico de Exteriores, William Hague, ha considerado "muy positivo que la Liga Árabe tome un papel de liderazgo en esta crisis" y ha opinado que la UE debe apoyar esa línea incrementando sus sanciones sobre el régimen.

"Es muy importante que en la Unión Europea consideremos medidas para añadir más presión sobre el régimen de Asad para que detenga la inaceptable violencia contra el pueblo de Siria", ha indicado.

Hague aseguró que por ahora no hay nada que Europa pueda hacer "directamente" para proteger a los civiles y ha recordado que la ausencia de una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas convierte a la situación en Siria en "mucho más compleja" de lo que era en Libia.

Por su parte, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, ha calificado como "muy constructiva" la posición de la Liga Árabe porque envía una "señal firme" al régimen de Al Asad para que detenga "inmediatamente" la represión.

Noticias

anterior siguiente