Enlaces accesibilidad

Siria responde a las sanciones de la UE y las califica de "tentativa de desestabilizar el país"

  • Responsabiliza a Francia y Reino Unido de la medida
  • Defiende que buscan un "diálogo nacional"

Por

Siria ha condenado las sanciones adoptadas este lunes por la Unión Europea (UE) contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y las ha calificado de "un intento de desestabilizar" el país, según una fuente oficial citada por la agencia estatal SANA.

"Las decisiones de la Unión Europea, al igual que las tomadas por EEUU tienen como objetivo interferir de manera flagrante en los asuntos internos de Siria y son un intento de desestabilizar su seguridad y controlar sus decisiones", asegurA la agencia, que cita a una fuente oficial que no identifica y que habla "en nombre de la República Árabe Siria".

Más presión

Los ministros de Exteriores de la UE han acordado este lunes suspender los programas de cooperación que mantenía en Siria y pedir al Banco Europeo de Inversiones (BEI) que haga lo propio con sus operaciones. El BEI tiene en Siria una cartera de inversiones de 1.300 millones de euros, una de las más importantes de la región.

Además, han prohibido viajar a Europa y han decidido congelar las cuentas del presidente Bachar al Asad y de otros trece altos cargos sirios.

Las medidas pretenden aumentar la presión sobre el régimen de Al Asad para que detenga la represión violenta de las protestas en el país que comenzaron a mediados de marzo y que acepte negociar con la oposición.

No obstante, la fuente oficial citada por Sana subraya que esta medida de la UE coincide con los intentos sirios de "conservar la seguridad del país y entablar un diálogo nacional global para completar el plan de reformas económicas, políticas y sociales de acuerdo con la agenda nacional definida por ella (Siria)".

Los "culpables"

Desde el comienzo de las protestas populares que exigen la introducción de reformas democráticas, las autoridades sirias han insistido en un supuesto compromiso reformista, mientras han reprimido las manifestaciones, matado a casi un millar de ciudadanos y detenido y torturado a activistas, intelectuales y periodistas.

La fuente oficial siria responsabiliza directamente a Francia y al Reino Unido de las sanciones y sostiene que, a pesar de ellas, Siria se "reafirma en su determinación de completar los programas de reforma, al tiempo que insiste en la plena independencia de sus decisiones, en su soberanía y en su insistencia en la seguridad de sus ciudadanos y el futuro de su pueblo".

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ya anunció el pasado 18 de mayo la imposición de sanciones al presidente sirio y otros seis altos cargos de su Gobierno.

Al día siguiente, el régimen sirio condenó dichas medidas que calificó de "agresión", y sobre las que dijo que "no van a afectar a la posición siria" en relación a las protestas populares en el país.

Las sanciones estadounidenses son para Damasco una contribución a "las agresiones" israelíes contra este país y contra los árabes.

Noticias

anterior siguiente