Anterior Pau Gasol: "La unión es la forma de superar estas experiencias tan catastróficas" Siguiente La Policía busca al único huido tras los atentado de Cataluña y trata de identificar al conductor de Las Ramblas Arriba Ir arriba
Una abeja recolectando granos de polen
Una abeja recolectando granos de polen RUBÉN VARONA

Las abejas también ven el vaso 'medio vacío'

  • Un estudio demuestra que pueden ser pesimistas, como otros animales

  • Las sometieron a un test de estrés y mostraron rechazo hacia lo negativo

  • Según los autores, expresan emociones aunque no lo hacen conscientemente

|

Las abejas también son pesimistas. Estos insectos se han convertido en los primeros invertebrados que sufren este estado anímico, un rasgo cognitivo supuestamente limitado a especies animales 'superiores'.

Si estas depresiones se interpretan como las que tienen los perros, los caballos o los humanos, se puede deducir que las abejas pueden tener sentimientos.

Es la conclusión principal del estudio realizado por Melissa Bateson y Geraldine Wright, de la Universidad de Newcastle, que ha sido publicado en la revista Current Biology.

Pueden expresar emociones, aunque no lo hacen de manera consciente

La investigación, refleja que la respuesta de estos insectos "tiene mucho más en común con la de los vertebrados de lo que se pensaba anteriormente", asegura Wright.

Estos hallazgos sugieren que "pueden expresar emociones, aunque no lo hacen de manera consciente como los humanos", explica la investigadora.

Test de estrés

Los biólogos entrenaron a los insectos para identificar un olor dulce con una recompensa (azúcar) y uno amargo con un castigo (quinina). Cuando aprendieron a diferenciar los olores, dividieron a la colmena en dos y sometieron a una de las dos partes a un test de estrés.

Cuando se volvieron a exponer los dos olores, y una combinación de ambos, los individuos estresados (las 'agitadas') mostraban menor interés hacia el olor que identificaban con el castigo, la quinina, y lo consumían menos que el resto de ejemplares de la colmena.

Así, según los autores, sus expectativas hacia el sabor amargo (quinina) eran mayores, lo que refleja que hacían un juicio más negativo o pesimista de la situación.

Las abejas exhiben el mismo pesimismo que personas ansiosas

"Las abejas estresadas por el ataque de un depredador simulado exhiben el mismo pesimismo que se puede apreciar en personas deprimidas o ansiosas", explica Wright. Aunque "no lo experimentan de manera consciente como los humanos", matiza la investigadora.

Según publica Wired, estas pruebas podrían parecer muy simpes comparadas con la riqueza de las emociones humanas, pero son la herramienta más objetiva para comparar la capacidad cognitiva de las distintas especies.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente