Enlaces accesibilidad

El PP: los españoles no necesitan una "muerte digna", sino una "vida digna hasta el final"

  • Ana Pastor: Los analgésicos existían antes de que Rubalcaba entrara en política
  • Las asociaciones provida, contra el anteproyecto de ley del Gobierno

Enlaces relacionados

Por
El PP cree que los españoles no necesitan una "muerte digna"

La coordinadora de Política Social del PP y exministra de Sanidad, Ana Pastor, ha afirmado este viernes en Santander que "lo que los españoles necesitan no es una muerte digna" sino tener "una vida digna hasta el final de sus días".

Durante una visita a la región para participar en la campaña electoral del PP cántabro, Pastor se ha referido a la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la Ley de Muerte Digna y ha explicado que, frente a esta normativa, los 'populares' proponen al Gobierno que diseñe en seis meses un Plan Nacional de Cuidados Paliativos.

El PP ha registrado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que reclaman al Gobierno la elaboración de una normativa con una "cartera de servicios paliativos" que sea la "misma" para todos los españoles, "única" en el país y que garantice la "equidad" de los ciudadanos.

"Si no lo hace el Gobierno, lo hará el PP", ha dicho la dirigente 'popular' sobre este Plan, en el que se pretende además la puesta en marcha de áreas de capacitación específica para "superespecializar" a médicos, enfermeros, psicólogos y asistentes sociales en este tipo de cuidados.

Otras reacciones al anteproyecto de ley

La Federación Española de Asociaciones Provida mantiene que el anteproyecto de Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna será una norma de "eutanasia, la llamen como la llamen", porque "encubrirá la muerte provocada". Alicia Latorre, presidenta de esta federación, ha declarado a Servimedia que la ley será "un paso atrás sin precedentes" y que, "como la del aborto", dejará tras de sí pérdida de vidas humanas "y grandes beneficios para unos cuantos".

En el mismo sentido se ha pronunciado la Asociación Nacional para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia (Andoc). Según ha explicado en declaraciones a Europa Press su portavoz, Juan Molina, el anteproyecto produce "confusión" entre lo que son cuidados paliativos y sedación terminal, ya que "los cuidados paliativos necesitan de unos fondos que tienen que estar previamente definidos y asignados", de modo que puedan ser aplicados tanto hospitalariamente como en el domicilio.

Por su parte, la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente ha considerado "necesaria" esta ley para clarificar algunos aspectos recogidos ya en otras normas, pero "insuficiente" porque no despenaliza la eutanasia. Fernando Marín, vicepresidente de la citada asociación, ha explicado a Servimedia que "todo el trabajo que se haga (en torno a la muerte digna) estará cojo" si no se aborda la despenalización de la eutanasia.

El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, considera "necesario e importante" que, con la futura Ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida "haya una regulación que quede como materia básica del Estado y que no haya 17 leyes diferentes". En este sentido, González Jurado, ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que la futura normal viene a garantizar "una buena regulación para que los últimos días de los pacientes terminales sean dignos para ellos y sus familias, conciliando el respeto a los derechos tanto del paciente como de los profesionales sanitarios que lo atienden".

El Foro de la Familia ve "preocupante" que la sedación sea un derecho absoluto del paciente y se omita "toda referencia a la objeción de conciencia". El presidente de esta organización, Benigno Blanco, ha lamentado que "no se pondere suficientemente" la voluntad del paciente y las buenas prácticas médicas y no haya referencias a medidas de soporte vital, como es el caso de la hidratación o la alimentación, que, según ha alertado, "nunca pueden ser retiradas".

Noticias

anterior siguiente