Enlaces accesibilidad

España parece a salvo de un posible rescate como el de Portugal

  • Portugal paga por sus títulos a 10 años un 8%, España un 5,232%
  • La prima de riesgo de la deuda española ha bajado a 180 puntos

Por

Portugal ha pedido el rescate financiero de la UE, varios meses después de que Irlanda y Grecia llegaran a la misma situación. Sin embargo, España, que parecía la siguiente pieza que caería, se encuentra ahora en una situación bastante alejada del resto de países periféricos del euro, después de la confianza demostrada por los mercados en las últimas semanas.

Los primeros signos de la economía española son positivos. La prima de riesgo española ha logrado mantenerse y se ha visto reducida a 180 puntos básicos, un nivel que no alcanzaba desde noviembre pasado. En la misma jornada en que Portugal ha solicitado el rescate, el Ibex 35 ha cerrado la sesión con una subida del 1,56% y se ha situado por encima de la barrera de los 10.800 puntos.

La presión de los mercados sobre la deuda soberana portuguesa no ha cesado de aumentar en las últimas semanas. El interés que Portugal tiene que pagar por los títulos de su deuda a 10 años es superior al 8%, y todavía mayor es el interés que el Estado luso tiene que pagar por sus títulos a cinco años, que se sitúa ya por encima del 9%.

España, en cambio, por sus títulos a diez años, paga un interés del 5,232%, lo que la sitúa en una posición mucho más favorable que al país luso para la financiación de su deuda.

En cuanto a las emisiones de deuda, en el mercado primario, en la última subasta celebrada este miércoles Portugal ha colocado 1.005 millones de euros con un interés del 5,11% y 5,90%, en letras a seis y doce meses, mientras que en la última subasta con unas características similares, celebrada el pasado mes de febrero, España pagó un interés inferior al 3%.

En reiteradas ocasiones, la eurozona ha mostrado su valoración de las medidas adoptadas por España para combatir la crisis económica. La primera de las reformas más señaladas llegó con la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años y la reforma del sistema financiero, con los nuevos requisitos de solvencia a las entidades bancarias.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado recientemente que la reforma de la negociación colectiva, ahora pendiente de acuerdo con los agentes sociales, será la medida definitiva para cumplir con los requisitos del plan de competitividad aprobado por la eurozona.

Los bancos españoles, muy afectados

Los bancos españoles constituyen el sector más expuesto a la situación de Portugal, ya que las entidades financieras españolas habían adquirido más de 6.500 millones, de los 43.400 que Portugal había colocado hasta noviembre de 2010. El banco Santander es la entidad financiera española que posee más deuda del país luso. Alemania dispone de otros 10.000 millones de deuda lusa y otros 13.700 millones se han quedado en entidades del propio país.

En cuanto a la deuda privada, los bancos españoles también son más vulnerables, puesto que acumulan una tercera parte de la deuda total de Portugal, unos 70.000 de los 190.000 millones de euros que Portugal tiene repartido por todo el mundo. Después de España se situán Francia, Alemania Reino Unido.

De cualquier forma, los analistas consultados por RTVE.es, han coincidido en que España no correrá la misma suerte que Portugal, porque "está haciendo los deberes" para resolver los problemas de su economía.

Noticias

anterior siguiente