Enlaces accesibilidad

Un sangriento atentado suicida en el principal aeropuerto ruso deja 35 muertos y 130 heridos

  • La explosión se produjo en la terminal de llegadas internacionales
  • Los investigadores hallan la cabeza de un supuesto terrorista
  • La Policía busca a tres milicianos del Caúcaso sospechosos

Por
35 muertos en un atentado en el aeropuerto de Domodedovo en Moscú

Un sangriento atentado terrorista en la terminal internacional del principal aeropuerto de Moscú con el sello de los grupos terroristas procedentes de las repúblicas caucásicas ha dejado al menos 35 muertos y más de cien heridos.

Poco después de las cuatro y media de la tarde hora local (dos y media hora peninsular española) una enorme explosión con una potencia de entre cinco y diez kilos de TNT cogía por sorpresa a miles de personas que esperaban a sus familiares o que acababan de llegar a la capital rusa en el epicentro de la zona de llegadas.

La explosión se produjo en una zona donde no hay detector de metales, cuando uno o varios hombres se hicieron explotar a sí mismos con artefactos especialmente dañinos, ya que estaban rellenos de piezas de metal.

Los fallecidos, entre los que hay un británico confirmado y probablemente varios extranjeros más, siguen en un aeropuerto que se cubrió de humo por la explosión mientras que los heridos han sido trasladados a los hospitales o dados de alta.

Según detalla el corresponsal de TVE en Moscú, Carlos Franganillo, que se encuentra en el aeropuerto, hay un tráfico intenso de ambulancias y coches de Policía.

Hallan la cabeza de un sospechoso

En total, ochenta equipos de emergencia se han desplazado a la zona y han trasladado a los heridos a los hospitales. El tráfico aéreo sigue abierto en el aeropuerto aunque los vuelos salen a cuentagotas.

Mientras, el portavoz oficial del Comité de Instrucción de Rusia (CI), Vladímir Markin, ha confirmado que se trata de un atentado suicida.

La cabeza del supuesto terrorista suicida ha sido hallada en el aeropuerto, según fuentes de la seguridad rusas, que han detallado que se trata de un hombre de apariencia árabe, de entre 30 y 35 años, que posiblemente activó el artefacto explosivo.

"Todo parece indicar que la explosión fue obra de un terrorista suicida. Ahora se está tratando de establecer su identidad y de qué manera llegó al aeropuerto", ha declarado Markin, quien ha subrayado que el atentado fue perpetrado "en el epicentro de la zona de llegadas internacionales".

Escenas de terror

"La investigación presta especial atención a esclarecer cómo se logró introducir el artefacto explosivo en el aeropuerto y cómo actuaron los agentes de los servicios de seguridad", ha indicado Markin en declaraciones a la agencia oficial Itar-Tass.

La Policía estaría buscando a tres hombres que han estado viviendo en Rusia por un determinado periodo de tiempo y que habrían participado en la organización del atentado, según informa la agencia Interfax, que subraya que se trataría de milicianos del Caúcaso Norte.

De hecho, el último atentado suicida que conmocionó a Rusia ocurrió el pasado mes de marzo, cuando un doble ataque perpetrado por las 'viudas negras' del Caúcaso dejó 39 muertos en el metro de Moscú.

El presidente ruso, Dimitri Medvédev, ha ordenado establecer en un régimen de seguridad especial los grandes centros de transporte, especialmente estaciones y aeropuertos y ha asegurado que los organizadores del ataque serán "localizados y castigados".

Los analistas habían apuntado a un aumento de la insurgencia islamista en Rusia, principalmente procedente de las repúblicas caucásicas de mayoría musulmana, en el interior de Rusia para aumentar la presión de cara a las presidenciales de 2012.

Explosión enorme

La explosión ha producido una columna de humo que se ha visto desde fuera del edificio de la terminal. Las personas que se encontraban allí han sido evacuadas y los trabajadores del aeropuerto han destruido un muro de ladrillo para permitir a los pasajeros huir de la zona de la explosión.

"Hay muchos heridos. Hay humo por todas partes", ha declarado un testigo a la agencia Itar-Tass.

"Algo terrible ha ocurrido aquí. Decenas de personas han sido evacuadas en camillas", ha declarado a una emisora de radio Andrei, que estaba en el sitio en el momento de la tragedia.

"Había gente con quemaduras corriendo en todas direcciones", ha añadido.

Cubiertos de sangre

En declaraciones a la BBC Mark Green, un pasajero que acababa de aterrizar en el aeropuerto ha detallado que había miles de personas reunidas en la sala de recogida de equipajes y haciendo cola por el control de inmigración en el momento de la explosión.

"Estábamos caminando hacia la salida de la sala de llegadas rumbo al coche y se ha producido esta explosión tremenda, un enorme 'bang'. No supimos que era una explosión en ese momento y mi compañero y yo nos miramos y dijimos ¡Jesús, eso suena como un coche bomba o algo así!", ha relatado.

Una pasajera, Nadezhda, ha asegurado a la radio que ha visto a "heridos cubiertos de sangre".

Los aviones que aterrizaron en Domodédovo poco antes de la explosión procedían de El Cairo, Tokio, Düsseldorf y Londres. Los vuelos internacionales con destino a este aeropuerto han sido desviados.

Uno de ellos ha sido el vuelo de Iberia que debía aterrizar en Domodédovo media hora después de que se produjera el atentado y que aterrizó sin contratiempos en el aeropuerto de Vnúkovo, también de la capital rusa.

"El vuelo 3810 aterrizó prácticamente en hora en el aeropuerto de Vnúkovo", ha declarado un representante de Iberia en Moscú.

Máxima alerta

La Policía de Moscú se ha puesto inmediatamente en alerta, con un dispositivo de vigilancia en toda la capital, el metro y los otros dos grandes aeropuertos moscovitas, Cheremetievo y Vnúkovo.

Situado a unos cuarenta kilómetros de la ciudad, Domodédovo es el mayor aeropuerto de Rusia en términos de pasajeros y tráfico aéreo y el más utilizado por los turistas y trabajadores extranjeros que acuden a la capital rusa.

El aeropuerto, que tuvo que ser cerrado en diciembre pasado tras el corte del suministro eléctrico, es operado por 76 compañías rusas y extranjeras.

Noticias

anterior siguiente