Anterior La delantera de los records del Liverpool frente al desgastado tridente blanco Siguiente El PSOE dice que su idea es convocar elecciones en unos meses si gana la moción de censura Arriba Ir arriba
Bruselas ha liberalizado el servicio de mantenimiento y postventa de los coches

A partir del 1 junio se podrá reparar el coche en cualquier taller

  • Bruselas cree que esta medida abaratará el coste de las reparaciones

  • Sólo se podrá exigir reparar en el taller de la marca las piezas en garantía

Ver más: Especial de la Presidencia española de la UE

|

Los fabricantes de automóviles ya no van a poder exigir a sus clientes que que reparen los coches dentro de la red de talleres autorizados por la marca, según ha anunciado la Comisión Europea.

Según el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, esta medida "proporcionará beneficios tangibles a los consumidores" en términos de reducción del coste de las reparaciones y en el mantenimiento. Unos conceptos que "suponen una parte desproporcionada del coste total que tiene la vida útil de un coche", ha dicho.

Abaratar los costes

La reforma entrará en vigor el próximo 1 de junio, aunque se hará de forma progresiva ya que Bruselas ha dado tres años de transición a los fabricantes para que se vayan adaptando a la nueva normativa.

El objetivo es conseguir que se pueda acceder de una forma más sencilla a las piezas de cualquier marca, lo que representa buena parte de los gastos de las tareas que se hacen en los talleres.

Con esta ley los fabricantes ya no podrán supeditar la aplicación de la garantía a que el cambio de aceite o las revisiones se hagan en la red autorizada. Eso sí, podrán pedir que el cambio de aquellas piezas que sí estén en garantía se tengan que reparar en los locales oficiales.

En cuanto a la distribución de los vehículos, la Comisión admite que los mercados de venta de automóviles son altamente competitivos. Los márgenes para fabricantes y distribuidores son estrechos y, durante años, los excedentes de producción y progreso tecnologógico han proporcionado grandes beneficios a los consumidores al caer el precio real de los coches. Además, dice el Ejecutivo comunitario, la crisis ha permitido que los precios sigan bajando.

Facilitar la distribución

En este contexto la oficina que dirige Joaquín Almunia reconoce que las normas vigentes son "demadiado complicadas y restrictivas". Algo que tiene un efecto indirecto en el aumento de los costes de distribución que, actualmente, representan el 30% de los costes de un coche nuevo.

Por eso la Comisión propone simplificar las normas, de manera que se permita a los fabricantes organizar distintas redes en las que exista una coexistencia entre los concesionarios multimarca y aquellos que solamente acometen la promoción de un sólo fabricante.

Estas normativas, referidas a los contratos de venta de vehículos, entrarán en vigor el 1 de junio de 2013.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente