Enlaces accesibilidad

Las ventas de PCs y el éxito de Windows 7 disparan los resultados de Microsoft

  • Su beneficio en los últimos meses se disparó un 60% respecto al año anterior
  • La facturación de la empresa alcanzó la cifra de 19.020 millones de dólares

Por

El gigante del software Microsoft puede dar por cerrada la crisis: el beneficio de la compañía en los últimos tres meses de 2009 se disparó un 60% respecto al año anterior impulsado, principalmente, por las fuertes ventas de ordenadores personales durante la temporada navideña.

El panorama es muy diferente al vivido por la empresa cuando publicaba los mismos resultados trimestrales hace un año.Entonces, la compañía se enfrentaba a las peores cifras de ventas de PCs en años y se veía obligada a anunciar los primeros despidos en sus 35 años de historia suprimiendo 5.000 empleos, un 5,5% de su plantilla mundial.

Venta de ordenadores portátiles

El fabricante de software sufría también el éxito de los netbooks, portátiles de bajo coste que utilizan versiones más antiguas de Windows y que son, por lo tanto, menos rentables para Microsoft.

Hoy, Microsoft vive un momento dulce y pudo anunciar un beneficio neto de 6.660 millones de dólares entre octubre y diciembre de 2009, un 60% más que en el mismo período del año anterior y todo un récord para la firma fundada por Bill Gates.

Aunque lleva varios años intentando diversificar su negocio hacia internet, el grupo es aún muy dependiente de las ventas de ordenadores y sus dos divisiones más rentables son las que producen el sistema operativo Windows y los programas Office.

En los mismos tres meses, correspondientes al segundo trimestre de su actual año contable, la facturación del conjunto de la empresa alcanzó la cifra récord de 19.020 millones de dólares, un 14% más que un año antes.

El beneficio operativo creció por su parte un 43%, hasta los 8.510 millones de dólares, de los que 5.400 millones correspondieron a las divisiones Windows y Windows Live.

El éxito de Windows 7

Este trimestre coincidió con el lanzamiento en octubre de la última versión de Windows, llamada Windows 7, y cuya acogida ha sido bastante favorable y que ha permitido que la facturación de la división de Windows creciera un 70% respecto al mismo trimestre de 2008.

"La excepcional demanda de Windows 7" fue la principal responsable del crecimiento de la compañía, dijo Peter Klein, responsable financiero de Microsoft,  y añadió que la compañía está más que satisfecha que la recepción de Windows 7 por parte de los consumidores y la rapidez de las empresas para adoptar la nueva versión del sistema operativo.

Microsoft señaló que en este trimestre se han incluido ingresos extraordinarios de 1.710 millones correspondientes a las ventas de Windows 7 y que habían sido diferidos de trimestres anteriores.

Eliminando el efecto de estos ingresos, la facturación trimestral habría sido de 17.310 millones de dólares y el beneficio por acción se habría situado en 60 dólares por título.

Por el momento, solo ha adelantado que los ingresos operativos se situarán entre los 26.200 y los 26.500 millones de dólares en el conjunto del ejercicio actual, que finaliza el próximo 30 de junio de 2010.

Los resultados dejaron más que satisfecho a Wall Street cuyas estimaciones apuntaban a un volumen de negocios en torno a los 17.840 millones de dólares y un beneficio por acción de 59 centavos de dólar, frente a los 74 centavos de dólar obtenidos.

Las acciones de Microsoft, que durante el último trimestre de 2009 subieron un 21% en el Nasdaq neoyorquino, avanzaron tras conocerse las cifras alrededor del 1,5% en los mercados electrónicos, hasta situarse en torno a los 29,6 dólares.

Noticias

anterior siguiente