Enlaces accesibilidad

Berta, la abuela del EBE: "Tengo que aprender deprisa porque me queda poco tiempo"

Por
Berta, una abuela conectada

Berta ha sido una de las estrellas del EBE 2009. Y lo ha sido no porque a sus 76 años tenga un blog, sino porque se ha ganado a todos los asistentes con su entusiasmo y sus ganas de aprender.

En un momento del Evento Blog lograba poner los pelos de punta a los más de 1.500 internautas cuando explicó el motivo de su estancia en Sevilla: "Tengo que aprender deprisa, porque me queda poco tiempo". Tras la cálida ovación recibida del público afirmaba: "Este es el mejor día de mi vida".

Esta Valenciana tiene un blog de cocina, un blog privado que abrió en agosto y que todavía "está en embrión".

Explica que tenía muchas ganas de escribir uno desde que oyó hablar de ellos por primera vez hace tres años a Enrique Dans en el programa Tecnópolis: "me cautivó".

Para Berta su blog es una forma de comunicarse, dirigido a "personas que me importan, es una vía de comunicación con ellos".

Hace un año que aprendió lo que necesitaba saber para abrirse un cuaderno de bitácoras en la Campus Mac de Barcelona. De momento, no escribe nigún otro blog público, aunque tiene "varias ideas en mente, si Dios me da vida para ello".

Tampoco se ha volcado demasiado en las redes sociales ya que afirma tener "muchísimas cosas que hacer en el día a día, no se cuánto tiempo me queda y tengo que aprovecharlo".

Berta apunta mi contacto en una PDA. Explica que siempre le ha apasionado "las maquinitas". "Mi marido siempre decía que nuestra cocina parecía más un laboratorio".

Es la primera vez que se ha acercado al Evento Blog en Sevilla. Zapatillas, portátil y PDA para no perder detalle de todo lo que acontecía a su alrededor. "Tenía ganas de venir desde el año pasado y ha sido una experiencia muy buena".

Me ha emocionado la acogida que me ha dado la gente, he recibido mucho calor humano

Explica que le ha emocionado "la acogida me ha dado la gente, he recibido mucho calor humano" y añade que en principio le resultaba difícil meterse "en este campo tan de jovencitos y tenía vergüenza de empezar a acudir a reuniones de este tipo". Sin embargo, seguro que repetirá EBE: "Tengo que superarlo porque vale mucho la pena el apuro".

Noticias

anterior siguiente