Enlaces accesibilidad

Ryanair estudia fletar vuelos en los que los pasajeros viajen de pie

  • Ha propuesto a Boeing instalar en sus aviones asientos similares a sillas de bar
  • Sólo se utilizarían en vuelos inferiores a los 90 minutos de duración
  • La compañía dice que así se podrían "reducir aún más las tarifas aéreas"
  • Ryanair ya había propuesto cobrar por usar el baño o un tasa por sobrepeso

Por
Un avión de Ryanair aterrizando
Un avión de Ryanair aterrizando. REUTERS REUTERS/Darren Staples
La compañía aeronáutica irlandesa Ryanair está estudiando la posibilidad de vender billetes para pasajeros que quieran viajar de pie en trayectos de corto recorrido, con el fin de ahorras costes.

Ryanair está evaluando con el fabricante norteamericano Boeing la posibilidad de instalar a bordo de sus aviones una serie de "asientos verticales", similares a una silla de barra de bar.

De este modo, el pasajero podrá sentarse y abrocharse el cinturón o permanecer de pie cuando las condiciones de vuelo lo permitan y siempre que éste no supere los 90 minutos de duración.

Según el portavoz de la compañía irlandesa, Stephen McNamara, la idea está en "una etapa temprana de desarrollo" y pretende "reducir aún más las tarifas aéreas y ofrecer al consumidor más opciones".

McNamara ha insistido que este anuncio no es ni una broma ni una maniobra publicitaria aunque ha especificado que, en el caso de que Boeing no pueda hacer realidad esta propuesta, la desestimarán.

También ha señalado que la aerolínea tendrá que obtener el permiso de la Autoridad Aérea Irlandesa y que la compañía china Spring Airlines también está estudiando adaptaciones similares con Airbus.

El director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary, ya ha sorprendido recientemente al sector con propuestas para ahorrar costes como la introducción de un "impuesto de obesidad" para tasar a los pasajeros con sobrepeso -que fue descartada- o la iniciativa de cobrar por el uso del baño.

Aunque se ha asegurado que este último proyecto había sido aplazado definitivamente con la explicación de que Boeing no podía construir el dispositivo de la puerta del baño, McNamara ha asegurado que la idea sigue en marcha "pero que no se desarrollará hasta dentro de tres o cuatro años".

Noticias

anterior siguiente