Enlaces accesibilidad

Tras la crisis financiera, ¿una banca más ética?

  • La Declaración del Escorial exige a la banca que operen con criterios más éticos
  • La reunión de BankTrack en Madrid propone que la banca salga de la política
  • Más transparencia, más control y participación democrática, ejes para una 'banca sostenible'
  • Exigen que los bancos tengan una licencia social para poder operar

Enlaces relacionados

Por
 Imagen de la reunión de BankTrack en El Escorial
Imagen de la reunión de BankTrack en El Escorial. noticias
La crisis financiera que vivimos ha puesto de manifiesto realidades que, en el tráfago de los resultados, las quiebras y los planes de salvamento, pasan inadvertidas para muchos. Es todo lo que tiene que ver con las consecuencias éticas, sociales y medioambientales de la mala situación de los bancos a escala mundial. Pero es posible que, tras la crisis, el sistema se reorganice con una cara más humana, más centrada en la ética social y ambiental.

BankTrack, una red de ONG's que monitoriza la actividad del sistema financiero, se ha reunido esta semana en El Escorial, Madrid, para llamar la atención sobre estas consecuencias de la crisis y para pedir un nuevo orden posterior que tenga más presente la economía real y a la sociedad.
 
En su Declaración del Escorial, BankTrack ha denunciado que "el volumen de capital en juego en la economía 'de casino', en la cual sólo se maneja y se hace dinero, se haya desvinculado radicalmente de la economía real, donde este mismo capital puesto en juego hubiera podido invertirse en ayudar a satisfacer las necesidades básicas de millones de personas".

Sobre esa base, aseguran que, con la crisis financiera, la atención, el apoyo y los recursos financieros internacionales se han apartado de la necesidad urgente de afrontar las necesidades de los pobres del mundo, como la crisis alimentaria continuada. Las organizaciones humanitarias recalcan que el sufrimiento de los 290 millones de personas más afectadas por la crisis alimentaria actual podría aliviarse si los países del G8 dieran simplemente dos céntimos más por cada dólar que se han gastado hasta el momento en reflotar al sector bancario

Además, en BankTrack aseguran que el problema que subyace tras la crisis financiera es una quiebra del sistema de buen gobierno de las instituciones financieras. La Declaración del Escorial afirma que las creciente desregulación del sector en todo el mundo ha permitido a los directivos asumir riesgos excesivos en la búsqueda de mayores beneficios. Los responsables de BankTrack creen que esos riesgos han llevado, en gran parte, a la situación actual.

Solucionar la crisis de gobierno de la banca

La Declaración del Escorial propone varias medidas que lleven a la banca a dotarse de una dimensión más ética y social, lo que contribuirá a solucionar la crisis y ayudará a mejorar las condiciones de vida de millones de personas.
  • En primer lugar, proponen que los bancos salgan de la política. BankTrack asegura que gran parte de los problemas derivados de la desregulación se deben a que los políticos, financiados por la banca en sus campañas electorales, se ven obligados a mejorar las 'condiciones de vida' de los bancos, lo que lleva a que se abran puertas a los riesgos.
  • Se exige a los bancos que cuenten con una licencia social para poder operar. La Declaración propone que la sociedad recupere los medios para controlar y corregir a los bancos, redefiniendo el papel de estas empresas como inversoras en la economía real y promotores de la sostenibilidad medioambiental.
  • Se pide un nuevo orden mundial en cuyo diseño esté presente la participación democrática. El nuevo orden deberá impedir que se produzcan nuevas crisis financieras como la actual.
En este sentido, BankTrack propone la creación de un 'Green New Deal', lo que sería una revisión en clave ecológica del 'New Deal', el programa económico que sacó a Estados Unidos, y a Occidente, de la crisis de 1929. Asegura esta coordinadora de ONG's que los bancos que están recibiendo dinero público deben jugar un papel fundamental a la hora de proteger los intereses de la colectividad. Para ello, sugieren que estas instituciones financien la transición hacia una economía menos basada en las emisiones de carbono.

A los responsables políticos, BankTrack les pide que faciliten esa transición a través de herramientas como una supervisión bancaria que incluya normas de tipo ecológico. También les recomiendan la firma de un nuevo Acuerdo de Basilea (que regula las buenas prácticas de la gestión financiera) para que estas normas, reglas y prácticas sean sostenibles y tengan en cuenta las cuestiones medioambientales y sociales.

Acabar con la crisis financiera

Pensando en dar soluciones reales a la crisis financiera, BanckTrack propone que el sistema financiero reciba nuevas normas y prohibiciones claras:
  • Eliminar el 'sistema financiero en la sombra', que son todos los productos bancarios que no tienen regulación. Se incluye la prohibición de que los bancos emitan productos de inversión que les permitan evitar las reglamentaciones.
  • Abolir los paraísos fiscales. La Declaración del Escorial considera que estas jurisdicciones especiales permiten que se evadan las leyes y escamotean entre 500 y 800 billones de dólares al año a los países en desarrollo.  
  • Regular los inversores alternativos. Se incluye en este apartado a productos como los 'hedge funds' o los fondos de capital inversión. Se considera que este tipo de productos permiten que los inversores ricos y sofisticados generen riesgos sitémicos y promuevan la inestabilidad financiera.
  • Limitar el apalancamiento.  La Declaración firmada en El Escorial propone que se limite la capacidad de los bancos para endeudarse, puesto que el excesivo apalancamiento de capital es uno de los grandes causantes de la crisis actual.
  • Frenar los derivados. BankTrack considera potencialmente peligrosos los derivados, y pide que, antes de ponerse a la venta, pasen por un exhaustivo sistema de pruebas. Los derivados son productos financieros de segundo nivel, como por ejemplo, un préstamo avalado con una hipoteca.                                                                                                                         
  • Desincentivar la adopción de riesgos excesivos. La Declaración califica de 'perversa' la política de los bancos de incentivar la asunción de riesgos exagerados a través de mecanismos como las 'stock options' y las primas a corto plazo basadas en el volumen.

Noticias

anterior siguiente