Enlaces accesibilidad

Supercopa de España | Barcelona 2-3 Atlético

El Atlético más efectivo elimina al Barça y se jugará la Supercopa con el Madrid

Por
Correa y Koke celebran un gol del Atlético.
Correa y Koke celebran un gol del Atlético. EFE

Ficha técnica:

2 - Barcelona: Neto; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Samuel Umtiti, Jordi Alba; Sergio Busquets (Rakitic, m.83), De Jong (Ansu Fati, m.87), Arturo Vidal; Messi, Griezmann y Luis Suárez

3 - Atlético Madrid: Oblak; Trippier, Felipe, Savic, Lodi (Vitolo, m.67); Correa, Héctor Herrera (Koke, m.46; (Llorente, m.73)), Thomas, Saúl; Joao Félix y Morata.

Goles: 0-1, m.46: Koke; 1-1, m.50: Messi; 2-1, m.64, Griezmann; 2-2, m.82: Morata, de penalti. 2-3, m.87: Correa

Árbitro: Jose Luis González González. Mostró tarjeta amarilla a Piqué, Luis Suárez y Neto, del Barcelona, y a Thomas, Savic y Llorente, del Atlético Madrid.

Incidencias: semifinal de la Supercopa de España disputada en el estadio King Abdullah Sports City ante unos 60.000 espectadores.

El Atlético de Madrid ha eliminado al Barcelona por 2-3 en una loca semifinal de la Supercopa de España, que vivirá un derbi madrileño en la gran final del domingo entre los dos equipos 'invitados' a este nuevo formato del torneo, que, por primera vez en la historia, se decidirá entre dos equipos que no han conquistado previamente la Liga o la Copa del Rey.

El equipo de Simeone jugará la final tras un partido en el que ha pasado de todo: goles legales, goles anulados, goles de penalti, goles revisados por el VAR, decisiones discutidas tras el paso por el VAR y dos remontadas. Sí, dos remontadas. Una del Barça, la primera, y otra del Atlético, la definitiva para rematar un partido loco que deja a la Supercopa sin sus campeones.

Nada de esto parecía que fuera a suceder después de una primera parte escasa, con más amagos de lesiones que oportunidades de gol y con un ascendente dominio del Barcelona que no llegó a materializar. Para qué. Ya pasaría todo en los segundos 45 minutos.

El cambio fue tremendo. Desde el primer minuto. El Atlético ejecutó a la perfección una triangulación entre Joao Félix, Correa y Koke, que terminó con el tanto del capitán rojiblanco, recién ingresado en el terreno de juego en lugar del mexicano Herrera.

El gol dejo con cara de tonto al Barcelona. El dominio de la primera mitad se fue al garete en apenas unos segundos. Pero los de Valverde reaccionaron rápido. Reaccionó Messi, claro. El argentino tardó cinco minutos en colocar el empate en el marcador del estadio de Yeda para jolgorio de sus miles de seguidores con un disparo pegado al palo.

Los balones iban al '10'. Messi estaba inspirado y sus compañeros le buscaban continuamente. Nueve minutos después, en el 59', Messi volvió a ver puerta. Pero entró en escena el VAR. El 'crack' culé se había llevado el balón con el brazo y el gol fue anulado. Apunten, fue el primer gol anulado del partido pero no el último.

El Barça, sin embargo, estaba desatado en ataque y el Atlético, salvo Oblak, era un flan atrás. En una rápida jugada de ataque, Jordi Alba colgó un balón medido a la rabiosa cabeza de Suárez, que remató sobre el portero rojiblanco. El rechace lo recogió Griezmann con un buen testarazo que puso, ahora sí, el 2-1. Primera remontada de la noche consumada.

El Atlético resurge de sus cenizas

Faltaba media hora para el final del partido y solo había un color sobre el verde saudí, el azulgrana. A punto estuvo de sentenciar el choque el Barça cuando, en una jugada ensayada, Piqué hizo el tercero.... pero fue anulado por fuera de juego tras ser revisado por el VAR.

Habían transcurrido 15 minutos más y no había signos de que el Atlético pudiera dar mucha más guerra. O sí. Correa y Joao Félix tuvieron una ocasión clarísima, posteriormente anulada por fuera de juego, que no supieron definir. Pero el Atlético vio un pasillo hacia la portería de Neto. En el minuto 79, un balón franco para Vitolo sirvió para que el canario corriera dentro del área y sufriera un penalti claro al ser derribado por el portero culé. Morata lo envió a la red y empató el choque (2-2).

Restaban diez minutos y todavía muchas cosas por pasar. La primera, una mano clara de Piqué en el área que, tras pasar por el VAR, no fue señalada para cabreo rojiblanco. Fue en el minuto 83. Dos después el partido viviría su última locura: ¡marcó Correa!. El argentino, hoy titular y muy activo durante todo el choque, encontró el tanto definitivo de un triunfo desmelenado (2-3) que nos devolvió por un momento a los locos Barça-Atleti de los noventa.

Deportes

anterior siguiente