Enlaces accesibilidad

Copa Libertadores

La Conmebol aconseja jugar la final de la Libertadores fuera de Argentina y se disputará el 8 o 9 de diciembre

  • La decisión del lugar, la fecha y la hora de la disputa del partido depende del fallo del Tribunal Disciplinario de este organismo
  • Los actos violentos provocados el pasado sábado por los ultras de River hicieron que se aplazara sin fecha la final

Enlaces relacionados

Por
La final de la Libertadores se disputará el 8 o 9 de diciembre y podría jugarse fuera de Argentina

La segunda final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se disputará el 8 o 9 de diciembre y la Conmebol ha aconsejado que se haga fuera de Argentina, aunque la última palabra la tiene el Tribunal Disciplinario del máximo organismo del fútbol sudamericano.

"Conforme a los hechos de violencia ocurridos en la ciudad de Buenos Aires el 24 de noviembre de 2018, los cuales pusieron en riesgo la seguridad de los jugadores, incluso con hechos delictivos que las autoridades de Argentina se encuentran investigando, resulta prudente que el partido no se juegue en dicho país", reza el comunicado publicado por la entidad.

Los altercados protagonizados el pasado sábado en Buenos Aires por los ultras del River, que apedreadon al autobús de los 'xineize' y luego rociaron con gas pimienta a los jugadores, provocaron la suspensión del duelo sin fecha y día por parte de la Conmebol.

A pesar de que la Conmebol aconseja que se dispute fuera de Argentina, a renglón seguido, el comunicado recoge expresamente el artículo 35, donde se resalta el poder del máximo organismo del fútbol sudamericano para designar fecha y lugar, en caso de considerarlo necesario.

"La Conmebol podrá a su criterio modificar fechas y horarios, cuando lo considere prudente o necesario. También podrá cambiar la sede del encuentro como alternativa de solución", se expresa en la carta.

Además, el presidente de la entidad, Alejandro Domínguez, ha asegurado a su salida de la reunión con los máximos dirigentes de Boca y River, que "en caso de que así se defina, se juegue fuera del territorio argentino".

Sus homólogos de River Plate y Boca Juniors aún no han hecho declaraciones.

Todo depende del Tribunal Disciplinario

La entidad tomó esta determinación en una reunión con dirigentes de ambos clubes argentinos en la mañana de este martes, tras la postergación del encuentro de vuelta que inicialmente se debía jugar el sábado pasado en el Monumental de Buenos Aires.

La Conmebol se ha basado en el artículo 4 del Reglamento de Competición de la Copa Libertadores que indica que se deben "garantizar los principios de integridad, continuidad y estabilidad de las competiciones, del 'fair play' (juego limpio), deportivo y financiero".

Aunque en el comunicado se indica que la fecha establecida para jugar el partido de vuelta es el 8 o 9 de diciembre, fuera de Argentina, en horario y sede por decidir, todo depende del fallo del Tribunal Disciplinario de la Conmebol.

Dicho tribunal estudia la solicitud del Boca Juniors de que el partido no se juegue, que el River Plate sea castigado y por ende se le dé el título de la Copa Libertadores a la institución Xeneize.

El River Plate pidió, al contrario, que el encuentro se disputara en su estadio, el Monumental, y con público. El partido de ida de la final de la Libertadores terminó con empate (2-2) en la Bombonera el domingo 11 de noviembre

Deportes

anterior siguiente