Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

En lo que va de año han muerto 20 repartidores en Nueva York, pero el colectivo cree que son más, ya que muchos casos no se conocen porque la policía no investiga. Los riders denuncian que las calles de la ciudad son cada vez más inseguras. Sufren atracos, asaltos, les roban las bicis o les atropellan. Aseguran que hacia ellos hay discriminación e impunidad. Hartos de esta situación han creado un movimiento que suma decenas de miles de seguidores. Han pasado de ser los "héroes" durante la pandemia a ser "una bicicleta más".

Foto: Getty Images

Lisandro acude a talleres de danza y baile en el Centro de Atención Integral (CAI) de Médicos Sin Fronteras en México para tratar de recuperarse de la violencia y torturas que ha recibido a lo largo de su vida. En muchas ocasiones, sin embargo, las cicatrices provocadas por las balas que recibió en el brazo y en la barriga, le devuelven a la realidad. Sufrió tres intentos de asesinato en Honduras y tiene que tomar pastillas para dormir por la noche debido a la violencia sufrida y a la pérdida de su padre y su tío, a los que asesinaron."No puerdo dormir en la noche", cuenta. "Mi sueño es salvarme la vida, lo más que se pueda, porque yo no sé el fin de mis enemigos en Honduras, yo no sé cuándo se va a terminr", lamenta. Foto: Yesika Ocampo/ MSF. 

En Sevilla, detenido un hombre de 50 años por el asesinato de su ex pareja, desaparecida hace dos meses en la capital andaluza. Ante las evidencias que lo incriminaban, ha confesado que la mató. y ha indicado a los agentes del grupo de homicidios dónde había escondido el cadáver de la mujer, entre unos juncos del río Guadalquivir. a la altura del barrio sevillano de San Jerónimo, donde se han rescatado los restos. Con ella son 21 las mujeres asesinadas en lo que va de año en España, cinco en Andalucía.

Según la investigación, desde la desaparición de la mujer, a finales del pasado mes de abril, las sospechas apuntaron al marido de la víctima, y a que se trataba de un crimen machista, ya que el hombre tiene antecedentes por malos tratos y ella figuraba en el sistema VIOGÉN, de seguimiento en los casos de violencia de género. Recordamos, el 016, Teléfono contra la Violencia Machista que funciona 24 horas y no deja rastro en la factura del móvil.

En Madrid, la Policía Nacional investiga la muerte a tiros de tres personas en una vivienda. Se trata de una mujer de entre 30 y 40 años, otra mujer de unos 65 años y un varón de unos 40, cuyos cuerpos estaban en distintas habitaciones de la casa. Los agentes no descartan ninguna hipótesis y todavía está por confirmar que tipo de relación había entre los fallecidos. Foto: EFE/ Luis Millan

El examen forense ha confirmado que los restos humanos hallados en la Amazonía brasileña pertenecen al periodista británico y al indigenista desaparecidos el pasado 5 de junio. Un pescador furtivo, detenido como sospechoso, ha confesado el asesinato. Estaban enterrados en una zona de difícil acceso de la selva amazónica. El indigenista Bruno Araújo Pereira, de 41 años, padre de 3 hijos. Y el periodista británico Dom Phillips, de 57 años. Un pescador furtivo detenido por la policía confesó el crimen y señaló el lugar donde estaban los cuerpos. Ha ocurrido en una zona bien conservada de la amazonía, en la frontera de Brasil con Perú y Colombia, donde aún quedan tribus aisladas y se dan cita cazadores furtivos, madereros, narcotraficantes y mineros ilegales.

Foto: Autoridades reciben los restos del periodista británico Dom Phillips y el indigenista brasileño Bruno Araújo, cuyo asesinato fue confesado por un pescador furtivo (EFE/Joédson Alves)

  • Se investiga ahora si otros de los restos que han sido encontrados corresponden al indigenista brasileño asesinado
  • Phillips y Araújo Pereira desaparecieron el 5 de junio cuando navegaban por un río de la región del Valle de Jaravi
  • Un pescado ilegal que opera en esa región confesó los asesinatos y llevó a las autoridades hasta el lugar

El juez ha dictado prisión preventiva para los cinco detenidos por el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci el 10 de mayo. Cuatro de los acusados se declararon culpables, mientras que el líder del gurpo no ha aceptaod los cargos que se le imputan.

El fiscal se encotraba disfrutando de su viaje de luna de miel con su mujer, la periodista paraguaya Claudia Aguilera en la playa de Barú, cerca de Cartagena de Indias.

FOTO: EFE / LUIS EDUARDO NORIEGA A

Esta semana se han registrado cuatro casos de violencia machista de los cuales en tan solo uno existía una denuncia previa y los expertos se preguntan por qué todavía el 80% de las mujeres no denuncia a sus agresores. Irene Montero, ministra de Igualdad, ha señalado a los mensajes negacionistas que inundan las redes en materia de violencia de género como parte de la culpa de este silencio, mientras que Pilar Llop, ministra de Justicia, ha recordado la importancia de que las víctimas "confíen en el sistema judicial". Por su parte, Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, asegura que el probema está en la falta de percepción de la violencia machista y destaca el riesgo que existe en el hecho de que muchas víctimas dependan emocional y económicamente de su agresor. 

Informa, Rosa Basteiro.

En Andalucía, concentraciones hoy de rechazo a la violencia de género, tras un negro fin de semana con dos crímenes machistas, uno en Benajarafe, en Málaga, y otro en Tíjola, en Almería. Otras dos mujeres asesinadas por sus parejas. En el municipio malagueño fallecía ayer la última víctima, de 50 años, apuñalada por su marido, que ha sido detenido. En Almería, las concentraciones se han repetido hoy ante las delegaciones del SAE, donde trabajaba la mujer asesinada.

Con el de Montemayor, en Córdoba, han sido tres asesinatos machistas en sólo una semana aquí en Andalucía. En el último caso, el ocurrido ayer en Benajarafe, había denuncias previas y la mujer figuraba en el sistema VioGén contra la violencia machista. Son ya 17 mujeres muertas por violencia de género en nuestro país en lo que va de año.

Si volverá a sentirse a salvo, el tiempo lo dirá, pero a sus nueve años ha visto en primera línea cómo de desgarradora puede ser la vida. Su testimonio, lo ha recogido una televisión local, le presentan como uno de los niños que sobrevivió al tiroteo. Explica que Salvador Ramos, el autor de la masacre en la escuela primaria de Texas, entró, se agachó un poco y gritó. Los nombres de sus compañeros los hemos ido conociendo poco a poco, y poco a poco sus padres cuentan quiénes eran. Hablan de las notas sobresalientes de Alexandria, de Ellie, el alma de su equipo de baloncesto, a la que le gustaba la cumbia y los dibujos. Sin dejar de llorar a sus hijos algunos piden más verificaciones, más control para las armas en Estados Unidos. 

Foto: REUTERS