Anterior Muere la extenista Jana Novotna a los 49 años Siguiente Zidane: "Benzema sabe que puede dar más" Arriba Ir arriba
Pau Gasol tira a canasta frente al esloveno Vidmar
Pau Gasol tira a canasta frente al esloveno Vidmar. REUTERS
España - Eslovenia | Eurobasket

La pujante Eslovenia elimina a España y hace historia en el Eurobasket

  • La selección balcánica gana 72-92 y jugará por primera vez una gran final

  • La diferencia en el tiro exterior ha sido una de las claves del resultado

|

Ficha técnica:

72 - España (19+26+12+15): Pau Gasol (16), Rubio (13), Marc Gasol (12), San Emeterio (6) y Navarro -equipo inicial-, Rodríguez (9), Willy Hernangómez (6), Sastre (3), Oriola (2) y Juancho Hernangómez (5).

92 - Eslovenia (25+24+24+19): Randolph (15), Dragic (15), Blazic (7), Vidmar (12) y Doncic (11) -equipo inicial-, Nikolic (7), Prepelic (13), Cancar, Zagorac (5) y Dimec (7).

Árbitros: Cristiano Maranho (BRA), Tolga Sahin (ITA) y Yohan Rosso (FRA). Sin eliminados.

Incidencias: Partido disputado en el Sinan Erden de Estambul.

La pujante selección de Eslovenia se ha clasificado por primera vez para la final de un gran torneo internacional al derrotar a España, defensora del título y favorita, por un claro 72-92 en una semifinal del Eurobasket que tuvo una de sus claves en el desigual acierto en el tiro exterior.

La primera semifinal del torneo enfrentaba este jueves a los dos únicos equipos invictos hasta el momento, por lo que España estaba avisada del potencial de un equipo contagiado por la viveza del jugador más prometedor del baloncesto continental, el madridista Luka Doncic.

Eslovenia empezó con una auténtica demostración de intenciones entre los desajustes de la defensa de España: tres triples seguidos de distintos jugadores. De hecho, el primer cuarto marcó ya la tónica del partido: frente al desacierto de España (cero de seis), la puntería de los balcánicos (seis de ocho), que acabaron el parcial con el más espectacular, obra de Dragic desde casi ocho metros y cayéndose tras recibir una falta. 19-25 en el marcador.

En el siguiente cuarto, los de Scariolo fueron mejorando, pero Eslovenia no se andaba a la zaga con un Doncic que empezó a calentar la muñeca y a anotar triples que parecían imposibles.

Al descanso se llegó con el marcador igualado (45-49), pero tras la reanudación, el conjunto dirigido por Igor Kokoskov abrió poco a poco brecha hasta acabar el tercer cuarto con 57-73. Y de ahí hasta el final no cambió la tónica, con una estadística por encima de todas: 56% frente a 26% en los tiros de tres puntos.

El otro finalista saldrá del partido que jugarán este viernes Rusia y Serbia. España no podrá conservar el título logrado en 2015 en Francia; y después del bronce de Río, España jugará el domingo de nuevo por el tercer puesto.

Entre tanto, Eslovenia apunta alto, mejorando campeonato a campeonato, y mira al futuro con un equipo mucho más joven que el resto de las que han llegado al cuadro final en Estambul.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente