Enlaces accesibilidad

Fútbol | Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid se proclamó campeón del mundo hace 40 años

  • El 10 de abril de 1975 el Atlético ganó la Intercontinental al Independiente de Avellaneda
  • Jugó el torneo después de que el Bayern renunciara a participar en él
  • Es el único equipo que tiene una Intercontinental sin ganar la Copa de Europa

Por
El Atlético de Madrid ganó la Intercontinental al Independiente de Avellaneda

10 de abril de 1975. Ese día, que a muchos no les dirá nada, es una fecha histórica para todos los seguidores del Atlético de Madrid, incluso de los que no habían nacido.

Ese día el Atleti conquistó el mundo al ganar la Copa Intercontinental. La gesta no era fácil ya que para jugarla los rojiblancos debían haber ganado la Copa de Europa un año antes, y eso no sucedió por poco.

Sucampeón de la Copa de Europa

El Atlético acarició la ‘orejona’ cuando, en el estadio de Heysel, vencía al Bayern Múnich con gol de Luis Aragonés en la prórroga.

Sin embargo, en el último minuto, Schwarzenbeck igualó el encuentro y, como por entonces no había tandas de penaltis, se disputó un partido de desempate dos días después.

En ese encuentro, el Atlético cayó derrotado 4-0 ante un Bayern que se llevaba la Copa y la posibilidad de jugar la Intercontinental unos meses después.

Pero llegado el momento, el Bayern Múnich desestimó jugar el torneo por incompatibilidad de fechas y el Atlético, como subcampeón de Europa, ocupó su lugar ante el Independiente de Avellaneda.

Así, de la decpción del gol de Schwarzenbeck se pasó a la ilusión por un título de repercusión mundial.

Una victoria para la historia

El torneo se disputaba a doble partido y las cosas no fueron bien para los rojiblancos en el choque de ida, jugado en Buenos Aires el 12 de marzo. Allí, el Atlético cayó derrotado gracias al gol de Balbuena (1-0) por lo que todas sus esperanzas de levantar el trofeo se fiaron al choque de vuelta.

Y un mes después, por fin llegó el día. El 10 de abril de 1975. Era un día grande para la parroquia colchonera y por eso, tres horas antes del inicio, el Calderón estaba abarrotado para llevar a los suyos hacia la victoria.

El ambiente en la grada era increíble y las ganas en el vestuario, según han contado después los protagonistas, eran inmensas.

Por aquel entonces Luis Aragonés, que colgó las botas de jugador para dirigir al equipo de sus amores de un día para otro, ya era el técnico del Atlético. Concentró al equipo tres días antes y, como verbalizaría tiempo después, por su mente solo pasaba una cosa: “ganar, ganar, ganar y volver a ganar”.

Así entendía el fútbol el ‘Sabio de Hortaleza’ y con esa mentalidad saltaron los jugadores para meter al Atlético en la élite mundial del fútbol.

Aragonés sorprendió a todos sacando a Pacheco, guardameta suplente, en el once titular en lugar de Reina. Y su apuesta, con Pacheco; Melo, Eusebio, Heredia, Capón; Adelardo, Alberto, Irureta; Aguilar, Gárate y Ayala fue una apuesta ganadora.

Irureta y Ayala, los goleadores

A los 22 minutos el Atlético se adelantó con gol de Irureta y empataba la eliminatoria. Pero como los rojiblancos están acostumbrados a sufrir, la victoria final se haría esperar.

Corría el minuto 86, y todo parecía abocado a la prórroga. Entonces, apareció el ‘ratón Ayala’ para anotar el 2-0 definitivo y coronar al Atleti como campeón de la Copa Intercontinental, de la que hoy se cumplen 40 años.

Cuatro décadas desde ese 10 de abril de 1975 que permanece en la memoria de quienes la vivieron. Ellos son los encargados de recordarla una y otra vez ante quienes no estuvieron presentes y que, gracias a ello, también recuerdan ese día como una fecha histórica.

Y es que, aunque hayan pasado 40 años, el Atlético es el único equipo que puede presumir de haber ganado una Copa Intercontinental sin tener una Copa de Europa en sus vitrinas. Hasta para eso es especial el Atlético de Madrid.

Deportes

anterior siguiente