Enlaces accesibilidad

Champions League | Real Madrid 3 - Schalke 4

El Madrid toca fondo ante el Schalke

  • El Madrid ha perdido ante el Schalke y se agudiza la crisis en su juego
  • Los blancos pasan a cuartos con más sombras que luces
  • Modric ha vuelto a jugar con el Madrid 114 días después de su lesión
  • Crónica del Real Madrid 3 - Schalke 4por Óscar López

Por
El Madrid pasa a cuartos pero no evita la bronca de su afición

El Real Madrid ha firmado el pase a los cuartos de final de la Champions League tras perder 3-4 ante el Schalke 04 en el Santiago Bernabéu y evidenciar sus carencias. El 0-2 de la ida le ha salvado. Estas han sido las claves de la derrota 'merengue'. [Crónica del Real Madrid - Schalke, por Óscar López]

Cristiano tira del carro

El luso volvió a ser imprescindible para el Real Madrid. Desde el minuto uno fue el jugador más comprometido y se cansó de pedir a sus compañeros más intensidad e implicación. Después del primer gol alemán, él mismo se encargó de poner el empate y despejar las dudas con un gran tanto de cabeza a saque de esquina. Cristiano vio la amarilla en la primera mitad por ese exceso de intensidad. El mejor hombre de Ancelotti bajaba en cada pérdida de balón para ayudar a los de abajo, un ejemplo para los demás. También tuvo que ser CR7 el autor del 2-2. En la segunda parte fue a menos y acusó los problemas físicos que arrastra.

El Schalke supera al Madrid

A pesar de quedar eliminado de la Champions, el Schalke se puede ir con la cabeza muy alta después de vencer en el Bernabéu y quedarse a un gol de eliminar al actual campeón de la competición. Los alemanes han puesto contra las cuerdas al Madrid en varios momentos del partido y han llegado al descuento con posibilidades de lograr el pase. A pesar de llegar al Bernabéu con el 0-2 recibido en Alemania hace tres semanas. Se pusieron por delante en tres ocasiones y nunca perdieron de vista la portería de Casillas. Supieron sacar venataja de las contras y de la endeble defensa blanca. El partido acabó con un 50% de posesión para cada equipo, un dato a tener en cuenta a favor de los alemanes. Después del mazazo de Benzema, los 'mineros' supieron remontar hasta el 3-4 y quedarse con la miel en los labios.

Una defensa con muchas dudas

En el partido ante el Schalke, un equipo sin una gran mordiente, toda la zaga blanca se ha visto superada, el portero, los laterales y los dos centrales. Casillas volvió a dividir a la grada y se mostró muy inseguro los 90 minutos. Una mala cesión de Varane casi acaba en gol para los alemanes y evidenció las carencias del meta con los pies. El central francés estuvo poco preciso y le faltó anticipación. Pepe también generó muchas dudas y se echó de menos la personalidad de Sergio Ramos. Por la marca de Arbeloa llegaron los dos primeros goles del Schalke, en parte porque el lateral derecho se vio obligado a ir a cubrir los huecos dejados por los centrales que, a su vez, basculaban para tapar los huecos que dejaba Coentrao en sus subidas. El portugués no bajaba a tapar igual de rápido que subía. La contrapartida la puso con dos asistencias.

El Schalke gana todos los balones de segunda jugada

Di Matteo supo sacar partida de su superioridad numérica en el centro del campo. El Schalke insistió una y otra vez en buscar a los delanteros con balones largos, que aguantaban hasta la llegada de la segunda línea de centrocampistas, un recurso muy aprovechado por los 'mineros'. La clave para haber acabado con este tipo de acciones estuvo en la falta de ayudas del mediocentro del Madrid a la defensa, que se veía vendida en la lucha con un hombre de envergadura como Huntelaar. La descordinación entre la defensa y el resto del equipo fue evidente. Los de arriba tampoco colaboraron demasiado en tareas defensivas.

Un joven de 19 años y Huntelaar acorralan al campeón de Europa

La lesión de Choupo-Moting en la primera parte dejó entrada a un joven de 19 años que puso contra las cuerdas a todo un peso 'pesado' como el Madrid. La frescura de Leroy Sané le dio un plus a los alemanes, que supo leer las jugadas como nadie y encontró el hueco entre las líneas para hacer polvo al Real Madrid, parecía todo un veterano con mil batallas. De sus pies salió el 3-3 con un gran disparo dirigido con la izquierda, buscando el palo largo de Casillas. El otro nombre propio es un viejo conocido del Bernabéu, Klaas-Jan Huntelaar. El delantero holandés ha sido un martillo pilón y ha anotado dos golazos. También ha sabido aguantar la bola para la llegada de la segudna línea en los balones aéreros. El schalke se ha quedado a un palo de estar en cuartos, el que estrelló Huntelaar en la escuadra blanca en la primera mitad, cuando iban 1-1.

Benzema se salva  con un destello de calidad

El delantero francés estuvo todo el choque muy impreciso, igual que en los últimos partidos. Benzema estaba por corriendo sin rumbo por el césped del Bernabéu, muy alejado de ese último toque sutil que suele regalar a Cristiano para que marque. No se esmeró mucho en la presión en las pérdidas de balones y solo se salvó de la quema por una gran acción individual que acabó con el 3-1, su sexto gol en la presente Champions.

Bale sigue sin aparecer

El partido ante el Schalke se antojaba como el de la reconciliación con la grada y una buena oportunidad para que Bale se reecontrase con su mejor versión, pero el galés volvió a defraudar y ya lleva nueve partidos sin ver puerta. El ex del Tottenham anotó su último gol contra el Córdoba en un partido de Liga, de eso hace ya mes y medio, fue el 24 de enero. También es su octavo partido sin dar ninguna asistencia.

Modric vuelve a jugar cuatro meses después

El centrocampista croata llevaba sin pisar un terreno de juego desde que se lesionó con su selección hace ya cuatro meses en el partido de clasificación para la Euro 2016 ante Italia. Modric es una pieza clave en el esquema de Ancelotti, y a pesar de que su influencia no ha sido decisiva en el juego, ya va cogiendo ritmo de cara al importantísimo 'clasico' ante el Barça del día 22. Seguro que ante el Levante vuelve a tener más minutos de cara a su puesta a punto. El regreso del croata ha sido un alivio para Isco, que se quita presión de encima.

Las dudas crecen a dos semanas del 'clásico'

El Real Madrid perdió el liderato de la Liga la pasada jornada, tras perder ante el Athletic, a falta de dos semanas para verse las caras con el Barça en el Camp Nou. Los culés han retomado el mando y ahora, con esta derrota, el club blanco se llena de más dudas y miedos. Antes, el partido del Levante del próximo fin de semana servirá para intentar recuperar la moral antes del 'clásico'.

Deportes

anterior siguiente