Enlaces accesibilidad

Resumen 2014 | Deportes

2014, un año redondo para el deporte femenino

  • Mireia Belmonte, 10 medallas y tres récords mundiales, la gran protagonista
  • Gimnasia, waterpolo, baloncesto y balonmano, éxitos en deportes de equipo
  • Carolina Marín da a España el primer título mundial de bádminton

Por
El año triunfal de las mujeres deportistas

El año 2014 será recordado, entre otras cosas, como uno de los más exitosos para el deporte femenino español. La cosecha de medallas y títulos de nuestras deportistas recuerda a otro año triunfal, el 2012, donde las mujeres dominaron el medallero de nuestro país en los Juegos de Londres.

De entre todas nuestras heroínas destaca una, Mireia Belmonte. Ha sido el mejor año de la catalana, la mejor nadadora española de todos los tiempos. Sus números lo dicen todo, con 10 medallas (seis oros, dos platas y dos bronces) y tres récords mundiales.

Su racha comenzó en agosto, durante los Campeonatos de Europa de Berlín. Allí cosechó seis medallas, dos de cada color. No fue la única, pues toda la delegación española logró en conjunto 13 medallas; todas de las mujeres.

En la prueba de 200 metros mariposa se impuso a la también española Judit Ignacio, doblete. Es decir, que la 'Sirena de Badalona' no fue la única.

Belmonte se estrenó en 5km. de aguas abiertas con un bronce y luego dio paso a las 'sirenas' del equipo de natación sincronizada, que lidera Ona Carbonell. La 'sincro' logró cuatro medallas, dos platas y dos bronces, en pugna con las ucranianas y sin poder aspirar a desbancar a las rusas. Una de las platas fue para Carbonell en el ejercicio individual.

Quien sí consiguió un oro fue la canaria Duane da Rocha en 200 metros espalda y el medallero lo completó para España Jessica Vall con un bronce en 200 metros braza. El doble hectómetro, en distintias especialidades, dio bastantes medallas a las españolas.

'Póker' de oro en Doha

La gran temporada de Belmonte no se quedó ahí, puesto que el calendario tenía reservado un Campeonta del Mundo de piscina corta en Doha (Catar), donde la española acudía como gran baza.

Ahí se consagró con cuatro medallas de oro y dos récords del mundo. En un mismo día establecía dos plusmarcas mundiales, en 200m mariposa y 400m estilos, batiendo a su gran rival Katimka Hoszu.

En los días posteriores del campeonato ganaría dos medallas de oro más, en los 800m libre y los 400m libre, culminando un campeonato de piscina corta que queda ya para los anales de la natación mundial.

La guinda la puso en casa, demostrando que además es profeta en su tierra, ganando los 1.500m libre con su tércer récord del mundo. En los nacionales llegarían otros tres oros, en 400m estilos, 400m libre y 200m mariposa.

Deportes de equipo

Sin duda el gran éxito del deporte femenino, al margen de la bestial Mireia Belmonte, se basa en el esfuerzo del conjunto. Así, los deportes de equipo han dado grandes logros este año a nuestras deportistas.

Las campeonas del mundo de Waterpolo, subcampeonas olímpicas y denominadas 'guerreras' al igual que las de balonmano, no podían fallar en los pronósticos que les otorgaban el papel de favoritas en el Europeo de Budapest.

El oro en la final jugada en un país consagrado a la natación, frente a otro rival de altura como Holanda (10-5), culminaba el trabajo de las pupilas de Miki Oca, demostrando que la plata de Londres 2012 no fue una casualidad.

Además, el equipo español de gimnasia rítmica, formado por Sandra Aguilar, Elena López, Artemi Gavezou, Lourdes Mohedano y Alejandra Quereda, revalidaba en agosto su título mundial en la modalidad de mazas.

Llegaba el turno del baloncesto español y a las féminas les tocaba el papel de endulzar el amargo sabor de boca que habían dejado los chicos en casa. Otro equipo dirigido por un hombre, Lucas Mondelo, que demostró estar a la altura y cumplir con el papel de favoritas al "otro Mundial", el que estaba por debajo de Estados Unidos.

España cayó en la final ante las estadounidenses con dignidad (64-77), demostrando no estar a años luz del baloncesto WNBA como en ocasiones anteriores.

No podían faltar a la cita de este resumen en clave femenina otras 'guerreras', las de la selección española de balonmano que comanda Jorge Dueñas. En su caso, se puede hablar de un Campeonato de Europa con altos y bajos, culminado con un final digno.

Las españolas empezaron bien, con dos victorias, pero luego encadenaron unas derrotas preocupantes, más por el juego que por los resultados. En la segunda de las rondas de grupos se jugaban el todo o nada ante Dinamarca y reaccionaron a tiempo. Luego en semifinales se regalaron una revancha ante Montenegro, pero en la final no pudieron con Noruega, aunque llegaron a dominar por cinco goles en el marcador.

Éxitos individuales

El deporte individual también ha dado alegrías para nuestras féminas en este 2014. Desde las más veteranas, como la atleta Ruth Beitia, hasta las más jóvenes, como la regatista Aina Colom, de tan solo 14 años.

Beitia, que se había dejado tentar con la retirada tras los Mundiales, se presentó en los Campeonatos de Europa de Zúrich como una de las capitanas del equipo español y su decisión no pudo ser más acertada: campeona de Europa de salto de altura.

En los mismos Europeos, Diana Martín e Indira Terrero lograron sendas medallas de bronce en 3.000m obstáculos y 400m lisos, respectivamente.

Además, la vela ha seguido fiel a su tradición de dar buenas noticias al deporte español. Este 2014 nos ha dado la plata de Marina Alabau en RSX, lograda en los Mundiales de Santander. Posteriormente, la catalana Aina Colom lograba a sus 14 años coronarse como campeona de la clase Optimist en aguas del Río de la Plata (Argentina).

Y de un deporte tradicional para España a uno que no lo era tanto, pero que a partir del éxito de Carolina Marín dará más que hablar. La onubense se proclamaba campeona del mundo el 31 de agosto tras derrotar en la final a la gran favorita, la china Li Xuerui. Unos meses antes ya había hecho historia al lograr el primer oro en el Campeonato de Europa.

Deportes

anterior siguiente