Enlaces accesibilidad

Tour de Francia 2014 | Etapa 1

Kittel agua la fiesta que le habían preparado a un accidentado Cavendish

  • El corredor británico se va al suelo en el esprín final de Harrogate
  • Kittel se impone a Sagan en la recta final tras superar ambos a Cancellara
  • Blog 'En Ruta': Dos monstruos, dos estilospor Pedro Delgado

Por
Kittel y Cavendish, cara y cruz de la primera etapa del Tour

Clasificación de la etapa 1:

.1. Marcel Kittel (GER-Giant-Shimano) 4h 44:07
.2. Peter Sagan (SVK-Cannondale) m.t.
.3. Ramunas Navardauskas (LTU-Garmin Sharp) m.t.
.4. Bryan Coquard (FRA-Europcar) m.t.
.5. Michael Rogers (AUS-Tinkoff Saxo) m.t.
.6. Christopher Froome (GBR-Sky) m.t.
.7. Alexander Kristoff (NOR-Katusha) m.t.
.8. Sep Vanmarcke (BEL-Belkin) m.t.
.9. José Joaquín Rojas Gil (ESP-Movistar) m.t.
10. Michael Albasini (SWI-Orica GreenEdge) m.t.

Todo estaba diseñado para él. El Tour de Francia 2014 arrancaba en Inglaterra y la familia Cavendish estaba muy bien colocada delante del podio para recoger el ramo si Mark Cavendish se vestía de amarillo. Sin embargo esa presión le ha jugado una mala pasada al esprinter nacido en la Isla de Man. A la hora de jugarse el todo por el todo, en el esprín final, Cavendish se ha tocado con Simon Gerrans y ambos se han ido al suelo.

La victoria se la ha llevado finalmente Marcel Kittel pero la peor noticia para Cavendish puede ser el alcance de la lesión ya que el corredor ha entrado a meta a duras penas y con el hombro derecho inmovilizado. El alemán Kittel lucirá el amarillo de líder a partir de mañana. Es la quinta victoria en la ronda gala para el ciclista de 26 años, la 59 en su carrera y la octava en lo que va de temporada.

El homenaje a los caballeros británicos, triunfadores en París en los últimos años, Bradley Wiggins y Chris Froome, ha sido todo un acierto por parte de la organización del Tour.

Desde los 17 kilómetros de salida neutralizada, los bordes de la carretera por donde pasaba la serpiente multicolor estaban que no cabía un alfiler. Las míticas imágenes propias de Alpe d’Huez se han trasladado a Inglaterra por un día —esperemos que por tres días—

Para adornar más el arranque de la 'grande boucle', el príncipe Guillermo y su esposa Kate Middleton dieron en Leeds el banderazo de salida de la 101 edición. La esposa del hijo del heredero de la corona británica ha sido también la encargada de entregar el primer maillot amarillo de líder de la carrera a Kittel.

Respecto a la lucha por la victoria, la etapa se caracterizó por la tranquilidad impropia de una etapa de la primera semana del Tour. El guión decía que esta etapa estaba planeada a medida para que Mark Cavendish se vistiera de amarillo ante su público. Tal vez ese pensamiento inundó a los corredores que rodaron con mucha tranquilidad durante los últimos 50 kilómetros, tan solo cuando quedaban menos de 5 kilómetros se estiró el pelotón.

Antes sí que se vivieron momentos de tensión cuando, debido a lo estrecho de las carreteras y al número de aficionados, se produjeron varios cortes. El más significativo fue en el que se vieron cortados nombres importantes como el de los españoles Joaquim ‘Purito’ Rodríguez y Dani Navarro o el de los franceses Démare y Pinot. Suerte que la citada tranquilidad en el tramo final jugó a su favor.

Antes de los cortes, los protagonistas habían sido Benoit JarrierNicolas Edet y Jens Voigt; especialmente este último. El veterano alemán (decano del pelotón con casi 43 años) se ha llevado el premio a la combatividad merecidamente y además lucirá el maillot de lunares rojos tras aprovechar un esprín intermedio de la etapa y destacarse de sus rivales.

A falta de 60 kilómetros para la meta, el pelotón, impulsado por el Lotto de André Greipel, alcanzó al veterano germano. De ahí hasta la pancarta de los cinco últimos kilómetros, la etapa tomo tintes de marcha cicloturista.

Ahora toca examinar el alcance de las lesiones de los caidos. Además de Cavendish, también entraron retrasados Talansky (entró en el puesto 194º) y Kwiatkowski (puesto 186º). Los tres tendrán difícil tomar el domingo la salida en la segunda etapa, una "mini Lieja-Bastoña-Lieja" entre York y Sheffield, de 201 kilómetros y nueve cotas. Un rompepiernas que acumula más de 3.000 metros de desnivel.

Deportes

anterior siguiente