Enlaces accesibilidad

Mundial 2014 | Brasil 1 - Chile 1 (3-2)

Brasil sufre hasta los penaltis para ser de nuevo verdugo de Chile

  • Brasil, a cuartos al ganar a Chile (3-2) en los tiros desde el punto de penalti
  • Julio César para dos penaltis y Neymar convierte el quinto y decisivo disparo
  • Brasil deja dudas en su juego, ante un épico Chile que roza el 'mineirazo'
  • Así hemos narrado el Brasil 1 - Chile 1 (3-2) del Mundial, por Felipe Fernández

Por
Brasil - Chile
Los jugadores de Brasil corren a abrazar al portero Julio César, héroe de la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti ante Chile. AFP afp

Ficha técnica:
1 (3). Brasil: Julio César; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Fernandinho (Ramires, m.71), Oscar (Willian, m.105); Hulk, Neymar y Fred (Jo, m.63).
Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.
1 (2). Chile: Claudio Bravo; Gonzalo Jara, Francisco Silva y Gary Medel (José Rojas, m.107); Mauricio Isla, Arturo Vidal (Mauricio Pinilla, m.86), Marcelo Díaz, Charles Aránguiz y Eugenio Mena; Eduardo Vargas (Felipe Gutiérrez, m.55) y Alexis Sánchez.
Seleccionador: Jorge Sampaoli.

Goles: 1-0, m.18: Jara (p.p.). 1-1, m.32: Alexis Sánchez.
Tanda de penaltis: 1-0: David Luiz. 1-0: Pinilla, para Julio César. 1-0: Willian, desviado. 1-0: Alexis Sánchez, para Julio César. 2-0: Marcelo. 2-1: Aranguiz. 2-1: Hulk, para Bravo. 2-2: Marcelo Díaz. 3-2: Neymar. 3-2: Gonzalo Jara, al poste y fuera.
 

Un discreto Brasil paso muchísimos apuros para eliminar a Chile (3-2) tras los lanzamientos desde el punto de penalti y clasificarse para los cuartos de final del Mundial. Con empate (1-1) en los 120 minutos, el país enteró vivió tres horas de incertidumbre y miedo. El fantasma del 'maracanazo' de hace 64 años sobrevoló todo Brasil cuando Pinilla la mandó al larguero en el último minuto. El pánico se trocó en explosión de júbilo cuando Julio César paró dos penaltis y Neymar marcó el tiro decisivo ante un Chile que defendió su suerte. [Así hemos narrado el Brasil 1 - Chile 1 (3-2) del Mundial, por Felipe Fernández]

Scolari no quería como rival a Chile, y tenía razón el técnico de Brasil, ya que a la 'canarinha' le costó lo suyo doblegar a un rival que hizo un partido histórico, pero al que ya ha sacado de un Mundial por cuarta vez en la historia, aunque tuvo que esperar hasta los lanzamientos desde el punto de penalti.

Se llegó a la serie decisiva con el fantasma del 'maracanazo' en el cuerpo de los locales y la oportunidad histórica para los chilenos. David Luiz marcó y Julio César paró el envío de Pinilla. William echó fuera el suyo y Julio César volvió a parar el de Alexis. Marcelo no falló, al igual que Aranguiz. (2-1), superada la mitad de la tanda.

Pero no se había acabado, Bravo repelió el de Hulk y Marcelo Díaz restableció el empate. Había que jugársela en el último lanzamiento. Neymar aguantó la presión de un país y Jara la mandó al palo. Brasil estalló de alegría y Chile quedó fuera.

Antes, hubo 120 minutos tensos y emocionantes como pocos. Brasil dominó el primer tiempo, pero Chile fue superior en el segundo y solo cupo achacarle el que no acertase a rematar a un equipo que tuvo contra las cuerdas durante 45 minutos.

En la prórroga, Brasil salió lanzado, consciente de lo que supondría la derrota. Hulk apretó y Jo le puso el pie en el pecho a Bravo en su ímpetu atacante. Sin embargo, los minutos no pasaron en balde y el desgaste físico también jugó su papel. Y en esa faceta lo pagó más la 'roja' sudamericana.

Oscar lanzó un inocente cabezazo, con mucha intención fue el obús de Hulk, Jo estuvo a punto en un centro de Neymar y Chile quedó arrinconado por un decepcionante Brasil. Solo Alexis mandó un tiro en saque de falta, en un equipo roto.

El asedio brasileño fue tremendo, pero poco efectivo ante un Chile épico. Pinilla tuvo el pase a cuartos, con un tiro que repelió el larguero, ya en el minuto 119. Brasil trató de responder con una contra de Neymar y Hulk, además de un tiro raso de Ramires, pero hubo que llegar a los penaltis.

Un 'mata- mata', electrizante

Se nota que empezaron las eliminatorias mundialistas, el 'mata- mata' que lo llaman los brasileños. El partido tuvo un ritmo endiablado, electrizante, en el que la presión inicial de los anfitriones provocó muchas pérdidas en los chilenos.

Al contrario que en la segunda mitad y en la prórroga, en la primera parte, los balones largos a Neymar, que siempre pudo con el 'gato' Silva, fueron un quebradero de cabeza para los de Sampaoli. Así, Brasil se adelantó a los 17 minutos. Neymar sacó un córner que tocó Tiago Silva y Jara la empujó a su portería ante la presión de David Luiz.

Chile no varió su forma de jugar, pero no encontraba resquicios en la ordenada defensiva de la 'verdeamarela'. Lo hizo en el único error de la zaga de los de Scolari. Hulk se la dejó muerta a Vargas y este se la mandó a Alexis, quien empató con certero tiro cruzado a los 32 minutos.

El tanto chileno enmudeció a los aficionados brasileños del abarrotado estadio de Mineirao y enloqueció a los chilenos. Hasta entonces, Brasil controló el partido y el gol en contra los desconcertó. Tuvo que ser Neymar quien tirase del equipo, pero él no puede hacerlo todo.

Según se recuperó anímicamente del golpe, Brasil se fue arriba y Alves lanzó un trallazo que obligó a la buena intervención de Bravo. La 'canarinha' se volcó al ataque, pero Vidal recuperó un balón que mandó a Alexis y Aranguiz no pudo culminar otra clara ocasión de gol para un Chile que acabó la primera parte dando el susto.

Chile renace y Brasil desaparece

Cambiaron las tornas tras el descanso, la velocidad, la presión y la solidaridad de los brasileños desapareció y surgió un nuevo Chile, que creyó en sus posibilidades. Los de Sampaoli gozaron de la velocidad de Vargas y Alexis, de la distribución de Vidal y de las incorporaciones de Isla.

Fernandinho abrió el fuego en la segunda parte, pero Brasil se atascó de forma espectacular en su juego. Neymar se quedó aislado y ahí aumentó el sufrimiento de los de Scolari, que perdieron la posesión del balón.

La esperanza para el público local llegó en el minuto 54, pero el gol de Hulk fue justamente anulado por el holandés Howard Webb, ya que el delantero brasileño se la acomodó con el brazo derecho para poder batir al portero chileno.

La sensación de problemas para Brasil quedó aún más patente en la pared entre Vidal e Isla, quien le largó un pase desde el fondo a Aranguiz y Julio César tuvo que hacer un paradón, que bien pudo ser la salvación de la eliminatoria.

Brasil se diluyó en Belo Horizonte ante la gran disposición táctica de Chile y su presión hizo desaparecer a Neymar, sin necesidad de darle una mala patada. Los cambios de Scolari no aclararon mucho la situación.

Deportes

anterior siguiente