Enlaces accesibilidad

Mundial 2014 | Italia 0 - Uruguay 1

El acierto de Godín echa del Mundial a una diezmada Italia

  • Uruguay gana (1-0) a Italia con un gol de Godín en un partido a vida o muerte
  • Italia juega la última media hora con uno menos, por la roja directa a Marchisio
  • Los europeos controlaban el choque hasta la expulsión y les bastaba el empate
  • Cesare Prandelli dimite como seleccionador italiano al término del encuentro
  • Uruguay se medirá a Colombia en los octavos de final del Mundial 2014
  • Así hemos contado la tercera jornada del grupo D del Mundial 2014, por Samuel A. Pilar

Por
ITALIA - URUGUAY
El portero italiano Gianluigi Buffon no llega a parar el cabezazo de Godín que supuso el gol de la victoria de Uruguay. REUTERS reuters

Ficha técnica:
0.- Italia: Gianluigi Buffon; Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini; Matteo Darmian, Marco Verratti (Thiago Motta, m.74), Claudio Marchisio, Matteo De Siglio, Andrea Pirlo; Ciro Inmobile (Antonio Cassano, m.70) y Mario Balotelli (Marco Parolo, m.46).
Seleccionador: Cesare Prandelli.
1.- Uruguay: Fernando Muslera; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín, Álvaro Pereira (Cristhian Stuani, m.62); Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro (Maximiliano Pereira, m.46), Cristian Rodríguez (Gastón Ramírez, m.77); Edinson Cavani y Luis Suárez.
Seleccionador: Oscar Tabárez.
Gol: 1-0, m.81: Godín.
Árbitro: Marco Rodríguez (México). Expulsó con roja directa a Marchisio (m.58). Amonestó a Balotelli y De Sciglio
Incidencias: Arena Das Dunas, de Natal ante 42.086 espectadores.

La selección de Uruguay ganó (1-0) a la de Italia y se clasificó para los octavos de final del Mundial 2014, al quedar segunda en el 'grupo de la muerte', que acabó liderado por Costa Rica y con dos campeones del mundo, Inglaterra e Italia, eliminados. La tensión y el respeto mutuo provocó un encuentro poco vistoso, que los europeos afrontaron con uno menos durante media hora, por la expulsión de Marchisio. Italia controló, pero terminó cayendo ante el asedio sudamericano, materializado por Godín. [Así hemos contado la tercera jornada del grupo D del Mundial 2014, por Samuel A. Pilar]

Italia metió tres centrales para complicar los movimientos de la sociedad goleadora Cavani- Suárez y la jugada le salió casi perfecta a Prandelli, que dimitió al acabar el encuentro. La expulsión del centrocampista italiano marcó un claro punto de inflexión, que acabó con la eliminación de Italia que, como le sucedió en 2010, volvió a quedar apeada del Mundial en la fase de grupos.

Uruguay tendrá como rival en los octavos de final a Colombia que goleó a Japón (4-1) y que se proclamó líder del grupo C, tras la disputa de la última jornada de ese grupo.

Los dos aguerridos conjuntos afrontaron el decisivo encuentro con precauciones y 'marcando terreno' a sus respectivas figuras rivales. Si Balotelli se fue al suelo en un duro choque con Arévalo; acto seguido, fueron Cavani y Luis Suárez los que recibieron las 'caricias' italianas.

En un duelo áspero, los primeros avisos llegaron en acciones a balón parado. Luis Suárez probó en un lanzamiento de falta la concentración de Buffon y Pirlo, también de falta, envenenó el efecto de su disparo y puso en aprietos a Muslera.

Control frente a creatividad

Uruguay, al que el empate no le servía, mostró una ligera mayor vocación ofensiva que su rival. No obstante, Italia supo desplegar su poder de contención, donde Pirlo estuvo muy pendiente de Cavani. Al tiempo, también el uruguayo controló al propio Pirlo, y el 'Cebolla' Rodríguez a Verratti.

Así, el partido siguió sin acciones claras de peligro hasta el minuto 32, en una gran jugada que inició el 'Cebolla' Rodríguez y en la que Buffon desbarató la doble ocasión de Luis Suárez y Lodeiro, en sendos tiros a bocajarro.

Antes de eso, Balotelli cometió una aparatosa e innecesaria falta sobre Pereira, por la que vio la merecida tarjeta amarilla que le hubiera costado no poder actuar en octavos de final. Estuvo muy discreto el italiano y fue sustituido en el descanso por Marco Parolo.

El empate inicial se mantuvo en un primer tiempo equilibrado, en el que las dosis de creatividad fueron mínimas, ante la disciplina táctica y la dificultad para que, en ambos lados, la pelota fluyera de medio campo hacia arriba.

En la reanudación, Uruguay también movió ficha y sacó a Maxi Pereira, en sustitución de Lodeiro. El partido siguió por los mismos derroteros del control italiano y la búsqueda uruguaya de soluciones que impidieran su eliminación.

Los de Prandelli no inquietaron a Muslera, salvo en alguna tímida llegada de Immobile y una contra de Parolo. Los de Tabárez lo hicieron con Buffon en una pared de Suárez con Cristian Rodríguez, que la cruzó en exceso.

Uruguay resuelve con uno más

Fue un instante antes de que, en el minuto 58, Marchisio viese la roja directa por una dura entrada a Maxi Pereira. El árbitro mexicano, Marcos Rodríguez, no vio 20 minutos después el mordisco y cabezazo que Luis Suárez le propinó a Chiellini.

Con media hora para el final y un hombre menos, lo de Italia evolucionó hacia el 'catenaccio', aunque sin renunciar a la pelota, ante el necesitado empuje del conjunto sudamericano.

Así, comenzó el asedio de Uruguay y Buffon salvó el primer gol ante la llegada y tiro de Luis Suárez en su primera conexión con Cavani, en el minuto 65. Atrincherados los 'azzurri', Immobile dejó su sitio a Cassano y, para colmo de males, se lesionó Verratti y entró Thiago Motta.

Ante el cerrado conjunto rival, Uruguay tuvo muchos problemas para encontrar un camino y optó por 'colgar' balones. En un saque de esquina apareció Godín en el minuto 81, para conectar un remate 'marca de la casa', esta vez con la espalda, y resolver el compromiso, anotando de nuevo un gol decisivo en esta temporada (recordemos el del Camp Nou, que valió una Liga y el de Lisboa, que casi valió una Champions).

Godín mete a Uruguay en octavos

La tensión llegó a su punto máximo. Un asistente de Prandelli fue también expulsado, justo cuando Pirlo mandó un saque de falta pegado al poste. Quedaban solo cinco minutos, más otros cinco que hubo de tiempo añadido y aún tuvo una ocasión Luis Suárez, en un contragolpe que no manejó con acierto.

Los ataques desesperados de Cassano, en sendas paredes con De Sciglio y Motta, o de Parolo, que también despejó Godín; hasta Buffon subió a rematar en el último saque de falta de Pirlo, pero nada alteró el resultado.

Deportes

anterior siguiente