Enlaces accesibilidad

Mundial 2014 | Australia 2 - Holanda 3

Holanda le da 'calabazas' a la 'cenicienta' Australia

  • Cahill y Jedinak, de penalti, remontaron el gol inicial de Robben
  • Van Persie y Depay devolvieron la ventaja a los holandeses y la tranquilidad
  • La 'Oranje' afianza sus opciones de pasar a octavos como primera de grupo
  • Así hemos contado el Australia 2 - Holanda 3 del Mundial de Brasil 2014 (Samuel A. Pilar)

Por
Robin van Persie celebra el segundo gol de Holanda ante Australia
Robin van Persie celebra el segundo gol de Holanda ante Australia EFE EFE

Ficha técnica:

2.- Australia: Ryan; McGowan, Wilkinson, Spiranovic, Davidson; Mckay, Jedinak; Leckie, Bresciano (Bozanic, m.53), Oar (Taggart, m.78); y Cahill (Halloran, m. 71).

Seleccionador: Ange Postecoglou.

3.- Holanda: Cillessen; Janmaat, Vlaar, De Vrij, Martins Indi (Depay, m. 45), Blind; De Guzmán (Wijnaldum, m.79), De Jong, Sneijder, Robben; y Van Persie (Lens, m.87).

Seleccionador: Louis Van Gaal.

Goles: 0-1, m.20: Robben. 1-1, m.21: Cahill. 2-1, m.55: Jedinak, de penalti. 2-2, m.58: Van Persie. 2-3, m.67: Depay.

Árbitro: Djamel Haimoudi (Argelia). Mostró cartulina amarilla a Cahill (m.44) por parte de Australia y a Van Persie (m.47) por parte de Holanda.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B disputado en el estadio Beira-Rio de Porto Alegre ante cerca de 40.000 espectadores. Presenciaron el partido en directo los reyes de Holanda, Guillermo Alejandro y Máxima Zorreguieta.

La selección de Holanda sufrió para vencer a la de Australia por 2-3, con remontada incluida, en el segundo partido del Mundial de Brasil 2014. Lo mejor para los holandeses fue el resultado, que les afianza en el liderato del Grupo B a expensas de lo que suceda en el España - Chile. [Así hemos contado el Australia - Holanda]

El técnico Louis van Gaal apostó por el mismo once de Holanda que goleó a España, mientras que Ange Postecoglou introdujo al lateral McGowan y al volante McKay como novedades en Australia respecto a los que cayeron ante Chile.

Al igual que en el debut, la selección 'Oranje' cedió inicialmente la iniciativa a los rivales, pero en esta ocasión la selección australiana le salió algo 'respondona' y le puso en aprietos al inicio.

Primera ventaja efímera de Holanda

No obstante, fueron los holandeses los que se pusieron por delante en el marcador con un gol, cómo no, a la contra de Robben. La inició Daley Blind con un oportuno robo de balón, lo que tampoco es noticia, y culminó Robben con una galopada y un disparo cruzado (minuto 19).

Pareció demasiado fácil. Tanto que 64 minutos después vieron aguada la fiesta con el empate. McGowan hizo un envío largo desde la banda derecha y la empalmó en el área de manera soberbia el veterano Tim Cahill con su pierna izquierda (minuto 20).

Un gran gol que hacía justicia a los méritos de los 'socceroos', que si bien no acumulan demasiado talento en sus botas, ofrecen un juego ordenado y con sentido.

De hecho, mantuvieron su apuesta y pudieron ampliar la renta si hubieran dispuesto de más fortuna o de ese talento antes mencionado. Una buena internada de Leckie por la derecha la frustró Bresciano disparando por encima del larguero la dejada al punto de penalti de su compañero.

Posteriormente, una falta sacada por Tommy Oar no la aprovechó Spiranovic solo en el área, que quizá no se esperaba el error de los holandeses en defensa.

Sorpresa de penalti

Australia trataba de jugar a un fútbol vistoso y limpio, pero en una dura entrada vio la amarilla Cahill, una tarjeta que le impedirá jugar contra España el próximo lunes. Buena noticia para los de Del Bosque, junto al marcador en esos primeros 45 minutos. El capitán australiano lesionó a Martins Indi, que tuvo que ser sustituido por Memphis Depay en un cambio que resultó ser determinante.

Los pupilos de Postecoglou no se vinieron abajo en la segunda parte. Incluso vieron anulado un gol de Leckie nada más pitarse la reanudación por falta de Leckie sobre Blind.

Los holandeses estaban obligados a apretar y Sneijder obligó a estirarse al meta Ryan con un disparo desde fuera del área. Pero fue Australia la que siguió asestando el golpe al Grupo B con un gol de penalti. Blind cortó con la mano un centro en el área y la pena máxima la transformó Jedinak (minuto 53). De lo que pudo ser el 1-2 al 2-1; la 'cenicienta' le amargaba el baile a la 'madrastra'.

Pero los buenos conceptos de Australia en ataque se diluyen con una defensa inocente. Van Persie recibió solo el centro de Sneijder y tuvo tiempo para girarse y fusilar a Ryan (minuto 57). El lateral izquierdo Davidson rompió el fuera de juego.

Depay, el revulsivo

La moraleja en la primera hora de partido es que ninguna de las dos selecciones fue capaz de mantener su ventaja. Cualquier error podía resultar fatal. Cometió uno el holandés Ron Vlaar ante la presión de Oar, cuyo centro no supo aprovechar Leckie.

Y en la jugada siguiente, un duro zapatazo de Depay no lo pudo atajar Ryan y se convirtió en el tercero de Holanda (minuto 68). El sustituto de Martins Indi se convritió así en héroe por accidente.

Sorprendentemente, el técnico Postecoglou respondió dando descanso a Cahill por el joven Ben Hallorand. Un cambio que no tuvo el efecto anímico deseado, porque los holandeses empezaron a irse más arriba. Luego se vio que el segundo capitán estaba lesionado.

El meta Ryan sí que acertó a detener una falta directa de Robben y un disparo raso de Nigel de Jong en los mejores minutos de Holanda, a un cuarto de hora del final del partido.

El reloj acechaba a la 'cenicienta'; la fiesta se terminaba y se veía en la obligación de volver a casa, abandonando los ropajes caros y el papel de reina del baile. A pesar de todo, Australia no se rindió.

Ambas selecciones siguieron buscando el gol en un despiste, un error defensivo o jugada a balón parado fruto del cansancio que ya condicionaba el juego en los minutos finales de Porto Alegre, pero el resultado no se volvió a mover.

Deportes

anterior siguiente