Anterior Martino: "La final mereció ganarla Argentina" Siguiente Nibali y Quintana se dejan casi minuto y medio con Froome y Contador; Greipel gana Arriba
El delantero argentino del Real Madrid Gonzalo Higuaín (d) celebra su gol EFE
El delantero argentino del Real Madrid Gonzalo Higuaín (d) celebra su gol
Fútbol | Real Madrid 5-0 Espanyol

El Madrid se ceba con el Espanyol (5-0) para mantenerse firme en el liderato

  • Dos goles de Higuaín reivindican al delantero argentino

  • Cristiano, Khedira y Kaká completan la 'manita' del Madrid

  • Datos y estadísticas del partido Real Madrid - Espanyol

|

El Real Madrid suma su décima victoria consecutiva en Liga frente al Espanyol con una 'manita' (5-0) y se mantiene a diez puntos del segundo, el Barcelona, mientras camina con paso firme hacia el título de Liga. [Datos y estadísticas del partido]

No fueron diez, número ansiado en el Bernabéu, pero con la mitad de goles se conformó un público entregado a sus jugadores al finalizar el partido y que olvidó para una semana más las dudas sobre la continuidad de su entrenador.

Jose Mourinho ganó la partida táctica a Mauricio Pochettino en un encuentro de dibujos tácticos bastante parecidos. Quizá por eso el partido comenzó algo espeso; lo dominaba el Madrid, pero con el motor a bajas revoluciones.

Se aceleraba más el conjunto blanco en los metros finales, pero solo se apreciaba si los ataques se convertían en ocasiones de gol. Poco a poco, estas fueron llegando, mostrando el poderío ofensivo de los 'merengues'.

Y el primer gol fue fruto de otra de las bazas de los de Mourinho, la presión. Esta hizo mella en Raúl Rodríguez, quien entregó su despeje-pase a Özil con su defensa desprevenida. En cuestión de segundos el alemán combinó con Higuaín en la frontal y este cedió a Cristiano Ronaldo por su izquierda, para que batiera por bajo a Kiko Casilla (minuto 23). Gol número 30 del 'pichichi' en la presente Liga.

El gol tranquilizó algo a la afición, que no entendía del todo bien el ritmo pausado de sus ídolos y empezaba a mostrar su impaciencia con algunos como Carvalho, que pagó los platos rotos en el descanso.

Pero antes de que se llegara a la ducha quedaba un gol por ver. Fue a continuación del mejor disparo del Espanyol en todo el partido, obra de Coutinho desde fuera del área. El efecto se le complicó a Casillas y su despeje tuvo que ser continuado por sus compañeros.

Khedira abre brecha

Sin embargo, se pasa del agobio a la alegría en cuestión de segundos, lo que tardaron los blancos en avanzar al otro área. Combinación entre Khedira, Cristiano, Özil y este de nuevo a Khedira en el mismo sitio que antes el portugués; gol por bajo a Casilla (minuto 37).

Aún pudo llevarse el tercero el Espanyol antes del descanso si Khedira hubiera interpretado mejor el taconazo de Kaká o si Higuaín hubiera acertado a empujar a la red el gran pase desde la izquierda de Cristiano Ronaldo.

Casilla evitó más goles, pero no pudo evitar que un enrabietado Higuaín buscara con ahínco eso que da vida a los delanteros. El argentino estuvo participativo durante los primeros 45 minutos y solo le faltaba marcar.

Antes de que eso llegara, los entrenadores decidieron tres cambios desde la ducha: Varanne por Carvalho en el Madrid y Baena más Sergio Garcia en lugar de Coutinho y Álvaro en el Espanyol.

Higuaín por fin lo celebra

Al minuto de reanudarse el encuentro, Kaká vio el desmarque de Higuaín y le puso el balón para que este la pusiera con su izquierda por la escuadra, imposible para Casilla (minuto 46).

La entrada de Sergio García y Baena no surtió efecto, aunque el eslovaco Weiss jugó menos escorado y tuvo más movilidad para retar a los defensas madridistas con sus regates.

En una de sus internadas fue parado por Varanne y en la continuación llegó el cuarto. Marcelo buscó la enésima carrera de Cristiano Ronaldo por la izquierda y este envió un pase horizontal a Higuaín. El argentino, en la frontal, devolvió el favor a Kaká, quien se internó por la derecha y remató cruzado (minuto 66).

El Bernabéu era ya una fiesta y lo aplaudía todo, como el cambio de Özil por Callejón. Pero aún faltaba la guinda, que llegó de nuevo de las botas de Higuaín y también con Kaká como asistente.

El brasileño la puso rasa desde la izquierda y el 'Pipa' la empalmó con su pierna zurda, de nuevo a la escuadra (minuto 77). El Espanyol no paraba de recibir acometidas y a duras penas podía contenerlas.

Mourinho dio la oportunidad a Morata, por un ovacionado Higuaín, y el canterano también tuvo la suya al filo de los 90 minutos, recibiendo de Cristiano y obligando a lucirse a Casilla, el mejor de los 'pericos' a pesar de la goleada.

Aunque se agotaron los cambios, el árbitro solo añadió un minuto al tiempo reglamentario. Los dos equipos tuvieron bastante y el presidente de la UEFA, Michel Platini -en el palco- también.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente