Enlaces accesibilidad

Europa League | Athletic de Bilbao 1-0 Lokomotiv de Moscú

Muniain mete con su gol al Athletic en octavos de la Europa League (1-0)

  • Los de Bielsa superan con 10 al correoso Lokomotiv de Moscú (1-0)
  • A las dos amarillas casi consecutivas de Amorebieta le siguió el gol de Muniain
  • Su rival saldrá del enfrentamiento entre Manchester United y Ajax de Amsterdam
  • Así te hemos contado el Athletic de Bilbao 1-0 Lokomotiv de Moscú

Por
Iker Muniain supera al guardameta del Lokomotiv de Moscú, el brasileño Guilherme.
Iker Muniain supera al guardameta del Lokomotiv de Moscú, el brasileño Guilherme. EFE EFE

Ficha técnica:
  
1 - Athletic Club: Iraizoz; Iraola, Javi Martínez, Amorebieta, De Marcos; Susaeta (San José, min.46), Iturraspe (Íñigo Pérez, min.46), Herrera (Ekiza, min.67), Muniain; Toquero y Llorente.
  
0 - Lokomotiv Moscú: Guilherme; Shishkin, Belyaev (Da Costa, min.79), Burlak, Yanbáev; Tarasov; Ozdoev (Sychev, min.66), Zapater, Glushakov, Torbinski (Obinna, min.66); y Caicedo.
  

Goles:

1-0, min.61: Muniain.

Con sufrimiento, con coraje, con un San Mamés lleno y con un jugador menos. Así ha sido capaz de vencer el Athletic de Bilbao a un duro Lokomotiv de Moscú que le puso las cosas muy difíciles a los locales. [Así te hemos contado el Athletic 1-0 Lokomotiv]

Un solitario gol de Iker Muniain ha sido suficiente para dar la vuelta a la eliminatoria que venía 2-1 de Rusia.

No se podía imaginar que iba a ser un partido fácil. Bielsa lo sabía y trató de sorprender a los rusos con la entrada de Toquero junto a Llorente en el ataque. Sin embargo las probaturas del 'loco' no surtiron el efecto deseado. Durante la primera mitad, el equipo sufrió a la hora de controlar el juego.

La presión de los rusos era dura y además iba al límite de lo legal. Esa intensidad hacía que los bilbaínos se mostraran imprecisos en el pase y de cada robo nacía una ocasión de peligro para el Lokomotiv. Liderados por el ecuatoriano Caicedo, los atacantes rusos salían comoun 'Sputnik' sobre la portería de Iraizoz.

Una muestra de que no se estaba viendo al Athletic de Bielsa fue que las ocasiones más claras para los bilbaínos llegaron de un pase en largo o a balón parado.

Otro Athletic tras el descanso

Bielsa apuró al máximo los 15 minutos de intermedio porque sabía que tenía que mentalizar a los suyos para cambiar el rumbo. Con dos cambios, el equipo volvió al esquema habitual de la temporada: Íñigo Pérez entró para ocupar el laterla izquierdo, dando así libertad a De Marcos, y San José se incrustó en el centro de la defensa para que Javi Martínez pudiera dominar el centro del campo.

A medida que pasaban los minutos el juego también fue cambiando y San Mamés lo veía. Las posesiones vascas comenzaban a largarse y a llegar con peligro a la portería rusa.

Con el estadio volcado hacia el área de Guilherme, Amorebieta se confió en un balón que tenía controlado, se lo robó un rival, al que tuvo que hacer falta para que se no marchara solo hacia portería. El Athletic se quedaba con diez jugadores.

No notó mucho el golpe el equipo rojiblanco el golpe, ya que inmediatamente creó un par de ocasiones. La primera de Herrera, muy clara pero se un defensa se interpuso en su disparo, y la segunda, el esperado gol. Saque de esquina de Íñigo Pérez que peina Llorente y remata en el segundo palo Muniain.

A partir de ahí, asedio lógico de los visitantes en la portería vasca. Primero sufrimiento y después fiesta final en el césped que se complementaba con la euforia de toda la grada. El himno rojiblanco sonaba en La Catedral mientras se pensaba ya en el más que probable próximo rival, el Manchester United.

Deportes

anterior siguiente