Enlaces accesibilidad

Fútbol | Granada 0-1 Barcelona

Xavi desatasca al Barcelona en Granada (0-1)

  • Un solitario tanto de Xavi a balón parado da la victoria a un desacertado Barça
  • El equipo azulgrana se convierte en el líder provisional de la Liga
  • Datos y estadísticas del Granada 0-1 Barcelona

Por
Xavi celebra su cuarto gol en Liga, frente al Granada.
Xavi celebra su cuarto gol en Liga, frente al Granada. AFP AFP

Ficha técnica:

Granada CF: Roberto; Nyom, Iñigo, Mainz, Siqueira; Jaime, Mikel Rico, Fran Rico (Mollo, min. 80), Dani Benítez; Abel Gómez y Uche (Geijo, min. 64).

FC Barcelona: Valdés; Alves, Mascherano, Abidal, Maxwell; Busquets, Cesc (Iniesta, min. 70), Xavi (Keita, min. 83); Pedro (Villa, min. 55), Cuenca y Messi.

Gol: 0-1, min. 33: Xavi.

Árbitro: Muñiz Fernández (Colegio asturiano). Amonestó a Uche (min. 2), Fran Rico (min. 35), Jaime (min. 36 y 52), Mainz (min. 62), Dani Benítez (min. 63 y 92), Nyom (min. 86) por parte del Granada; y a Dani Alves (min. 26), Busquets (min. 62), Isaac Cuenca (min. 66) y Keita (min. 89) por parte del Barcelona.

Estadio: Nuevo Los Cármenes, 22.000 espectadores, prácticamente lleno.

El Barcelona se ha reencontrado con la victoria en Granada, donde se ha impuesto al recién ascendido equipo rojiblanco con un solitario gol de Xavi, que efectuó a la perfección un libre directo que dio los tres puntos al equipo de Guardiola el día en el que se ha convertido en el jugador que más partidos ha jugado en la historia culé. [Datos y estadísticas del Granada-Barcelona]

El capitán azulgrana, con su partido 392, ha superado a Migueli, precisamente uno de los componentes del último Barça que pisó Granada en partido liguero, hace 35 años en el antiguo estadio de Los Cármenes. Este martes, el nuevo 'coso' granadino ha sido el testigo del histórico partido de Xavi, que ha descorchado el récord con un soberbio tanto a balón parado.

Estadísticas a un lado, Xavi ha vuelvo a ser decisivo en el plomizo juego de su equipo, que se acuesta líder tras una nueva jornada de sequía goleadora de Messi, y van tres. El argentino, de nuevo el más incisivo, el más peligroso, el más espectacular, ha vuelto a terminar con su casillero goleador a cero.

Buena culpa de ello la ha tenido la concentrada defensa granadina, convencida de poder arrancar algo positivo de la visita de un Barça que solo pudo marcar a balón parado, a pesar de su innegociable dominio durante los noventa minutos de partido. Sin embargo, la cercanía entre líneas rojiblanca dificultó mucho las llegadas culés a la portería de Roberto.

El equipo azulgrana, con el reciente empate contra el Sevilla en la cabeza, arrancó el partido con las ideas claras, con rápidas asociaciones entre Cesc y Messi, y la positiva aportación del canterano Isaac Cuenca, la sorpresa de Guardiola en el once inicial, que emuló a David Villa, hoy en el banco, con sus diagonales desde la banda izquierda.

Acoso azulgrana

Hasta cinco ocasiones claras tuvo el Barcelona antes de abrir el marcador, por mediación de Messi y Cuenca, que probaron suerte con sendos disparos colocados al palo contrario; de Pedro, con un remate picado de cabeza; de Abidal, que estrelló contra Roberto un potente disparo al palo corto; y del, a la postre goleador Xavi, que probó suerte con un disparo desde fuera del área que detuvo el cancerbero local.

El Barcelona rondaba el tanto y el Granada, muy metido atrás, hipotecaba sus opciones a los balones largos en busca de Uche y Benítez. Pero, finalmente, el sucesor de Migueli envió el balón a la red al superar la barrera en un perfecto libre directo que puso a los azulgrana por delante en el minuto 32.

Con la 'lata abierta' y el Granada más propenso a la apertura de líneas, el Barça se frotaba las manos, listo para finiquitar su visita a Granada. Sin embargo, el equipo local, que se quedó con diez por la segunda amarilla de Jaime al comienzo de la segunda mitad, acabó erizando el vello de Guardiola, inquieto ante la espesura del ataque azulgrana.

Ni siquiera las entradas de Iniesta y Villa, que ocupó el lugar del lesionado Pedro, afinaron el último pase del Barcelona, que no pudo matar el partido, a pesar de las oportunidades de Cuenca y Messi, al que un defensa granadino le privó del tanto al despejar sobre la línea un sutil disparo del argentino.

No obstante, el mal sabor de boca del argentino esta vez se endulzó con los tres puntos que colocan al Barça en lo alto de la tabla y hunden en el descenso al Granada, que terminó con nueve por la expulsión de Benítez en el tiempo añadido y un enorme enfado con el trío arbitral, al que también reclamaron un inexistente fuera de juego pitado sobre Geijo, cuando el delantero se quedaba solo ante Valdés.

Deportes

anterior siguiente