Anterior Federer firma su pase a octavos en Wimbledon y se medirá al español Bautista Siguiente Iker Casillas jugará en el Oporto la próxima temporada, según TVE Arriba
Barça y Madrid, a por todas
Supercopa 2011 | FC Barcelona - Real Madrid

Siempre habrá polémica en un Barça - Madrid

  • El árbitro Teixeira Vitienes no se libró de las críticas de ambos en la ida

  • La tensión no ha alcanzado los niveles de los anteriores clásicos

  • El barcelonismo denuncia la dureza excesiva de los madridistas

  • Supercopa en directo, Barcelona - Real Madrid, el miércoles a las 23:00h en La 1, RNE, móviles y RTVE.es.

|

La cuestión arbitral no dejará de ser tema de debate cada vez que se enfrenten el FC Barcelona y el Real Madrid. A buen seguro que Fernández Borbalán habrá leído las crónicas y análisis posteriores al partido de ida de la Supercopa entre ambos equipos, sobre todo los artículos centrados en la actuación de su compañero Teixeira Vitienes.

Los cuatro clásicos de primavera (Liga, final de Copa y semifinales de Champions) contribuyeron a alimentar la polémica por las quejas de uno y otro bando, aunque las que resonaron más fuerte fueron las del entrenador del Madrid, Jose Mourinho, en la rueda de prensa posterior a la ida de semifinales de Champions por la expulsión de su compatriota Pepe.

El ambiente se calentó en exceso y las relaciones institucionales estuvieron a punto de romperse oficialmente. Incluso, jugadores que un año antes habían dado ejemplo de convivencia con la selección en su histórico Mundial también vieron cómo se enturbiaban sus relaciones.

El paso del tiempo ha contribuido a enfriar algo el clima, lo que se vio en parte reflejado en el comportamiento de los jugadores sobre el césped.

No obstante, el pasado domingo en el Bernabéu hubo ciertas jugadas que han desatado las iras del barcelonismo, que aumentan por el comentario de Aitor Karanka en la rueda de prensa posterior al partido: "Hay cosas que no han cambiado".

La queja del segundo de Mourinho se producía en respuesta a una pregunta sobre un posible penalti de Valdés a Cristiano Ronaldo. Los culés no entienden que desde la órbita del Madrid se obvie otro de Marcelo a Pedro.

A pesar de que apenas hubo tensión entre los jugadores españoles, se vieron piques entre habituales como Marcelo y Messi, una patada en la cara -tan involuntaria como peligrosa- de Khedira a Abidal y el reencuentro de Pepe y Alves, los protagonistas de la jugada que acabó con la expulsión del primero en Champions.

Los jugadores del Madrid volvieron a recriminar a Alves sus gestos de dolor, siendo Sergio Ramos el más contundente al afirmar que la reacción del brasileño era "una mancha para el fútbol".

Quejas como las del utrerano han sentado mal al barcelonismo, que contraataca con una encendida crítica sobre el juego duro de los blancos en general, y de Marcelo, Pepe y Khedira en particular. La prensa de Barcelona habla de "cacería" y lamenta que el Madrid terminara el partido con once jugadores, mientras que en la de Madrid se valora negativamente a Teixeira, aunque eximiéndole de desvirtuar el resultado.

El tono de la polémica no alcanza el nivel de hace cuatro meses, pero el hecho de que las espadas sigan en todo lo alto hace presagiar una noche bastante complicada para Fernández Borbalán en el Camp Nou

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente