Enlaces accesibilidad

Los de Guardiola se funden a Gay y sus hombres

  • Ni poniendo el autobús en la portería, el Zaragoza pudo frenar al Barcelona
  • Messi y Villa se conjuraron para hacer los dos goles del conjunto azulgrana
  • Ponzio fue expulsado al inicio de la segunda parte por dar una colleja a Alves
  • Datos y estadísticas del Zaragoza 0 - Barcelona 2.

Por
El goleador Messi abraza al pasador Villa, en la victoria azulgrana ante el Zaragoza.
El goleador Messi abraza al pasador Villa, en la victoria azulgrana ante el Zaragoza. EFE EFE

Ficha técnica:

0 - Zaragoza: Doblas; Diogo, Jarosik, Lanzaro, Contini (Jorge López, min.61), Obradovic; Gabi, Ponzio, Ander Herrera (Marco Pérez, min.61); Braulio y Lafita (Boutahar, min.76).

2 - Barcelona: Valdés; Puyol, Piqué, Abidal; Alves, Busquets (Mascherano, min.87), Keita, Messi; Pedro (Bojan, min.73), Villa e Iniesta (Thiago, min.71).

Goles: 0-1. min.42. Messi; 0-2. min.66. Messi.

Árbitro: Pérez Lasa, del Comité Vasco. Expulsó, con tarjeta roja directa al zaragocista Ponzio (min.47) y al segundo entrenador, Nayim (min.85). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Lanzaro, Gabi, Lafita, Braulio y Ponzio y al visitante Piqué.

Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada de liga disputado en el estadio de La Romareda de Zaragoza ante unos 26.000 espectadores.

Ni poniendo el mítico autobús, le sirvió a Gay para frenar al Barcelona. Los de Guardiola, ya sea Messi, Villa, Pedro, Iniesta o cualquier jugador azulgrana, 'te pinchan la rueda' haciéndote un gol en cualquier momento. El peligro lo llevan en la sangre y el Zaragoza no. En resumen, ganó el conjunto culé con un Messi que vale por todos los jugadores maños y que marcó los dos tantos de la victoria culé. [Datos y estadísticas del Zarazoga 0 - Barcelona 2].

Gay, ni poniendo el autobús

El Zaragoza quería imitar al Hércules, el único equipo que ha ganado al Barça esta temporada, saliendo con tres centrales o dicho de otra forma, más 'futbolera', 'poniendo el autobús' debajo de la portería. Gay quería que no le marcaran gol pero es que con los de Guardiola, aunque no estén en racha de goles, te la lían en cualquier momento.

Lafita es un muy buen jugador (entró en lugar de Sinama que se lesionó durante el calentamiento previo al encuentro). En los primeros minutos del partido parecía que sólo se le veía al él. Gay le deja libertad y eso es bueno. Por ese motivo, el jugador diestro empezó atacando por su lado y mostrando ganas de evitar que a su técnico le cortaran más que el pelo.

Pero si en los maños, Lafita es muy bueno, en el Barcelona lo son todos. A los seis minutos de la primera parte ya tenía la bola el conjunto azulgrana y sin pinta de dejarsela a los de Gay. Así pasó que, dos minutos después, Messi lanzaba un zurzado desde la frontal del área que sacó Doblas con las uñas y estirándose más que recién levantado de la cama.

Gay, por mucho que ponga el autobús, los de Guardiola te pinchan las ruedas a las primeras de cambio. Fíjate cómo Messi, en el minuto 11, centraba en profundidad a Iniesta, cogiendo la espalda de la defensa a la perfección,  en el lado izquierdo del área zaragocista y pase de la muerte que a punto estuvo de culminar en el primer tanto. ¡Qué bonito!

Y si tienes una y no la aprovechas, como la de Braulio en el 18 que se queda solo ante Valdés y tira un beso más que un disparo de la pelota a portería, normal que el meta azulgrana no tuviera el más mínimo problema en detener la bola.

La idea maña era presionar al máximo para asfixiar el juego culé. Y, aunque la calidad del Barça es extraordinaria, durante unos minutos pudieron frenar a los de Pep. Pero el peligro azulgrana puede aparecer en cualquier momento como otro pase en profundidad, en este caso de Pedro, para que Villa estuviera a punto de hacer el primero.

A continuación, la ocasión de Jarosik con un cabezazo a saque de esquina era lo más cerca del gol hasta el momento de los hombres de Gay.

Incluso a la contra, el Barça enfiló perfectamente. Iniesta tocaba en largo para Villa y el asturiano se la ponía a Pedro que, por muy poquito, no enchufaba el primero. Se le estaba resistiendo el gol a los azulgrana entre otras cosas porque a Gay le estaba dando resultado 'poner el autobús' para frenar a los de Pep. Ahora, olía a gol en cualquier momento. Alves tuvo la más clara tras otro pase magistral al espacio de Messi (¡qué bueno es!) que el brasileño no aprovechó picando la bola demasiado alto.

Hasta que llegó Messi para pinchar la primera rueda del autobús zaragocista. En el minuto 41, Villa cogía la pelota y cruzaba para que el argentino se quedara sólo ante Doblas y le batiera por bajo haciendo el primer tanto del encuentro. Villa no estará en racha de goles pero sigue siendo clave en la delantera azulgrana, por ejemplo con este tipo de generosidades.

Messi hace el 0-1 al Zaragoza (Germán García, Tablero Deportivo)

Por cierto, que Gay hable con sus defensas porque todos se fueron persiguiendo a Villa y así dejaron sólo a Messi para recibir el regalo del asturiano.

Ponzio, expulsado por dar una colleja a Alves

La primera parte acabó con el gol de Messi que ponía el 0-1 para los azulgrana y la segunda empezaba con el error de Ponzio. Al jugador maño no se le ocurrió otra cosa que dar una colleja a Alves en la oreja izquierda. El árbitro asistente lo vio, se lo dijo al colegiado principal, Pérez Lasa, y Ponzio vio la roja directa. Se podía haber lavado las manos esta vez, pensaba Gay, en vez de usarlas para golpear al contrario.

A pesar de jugar con uno más, los hombres de Guardiola no terminaban de coger el mando de forma clara y circular la pelota para encontrar otro espacio goleador. En estas, Ander Herrera tratata de tener un poco la pelota para los zaragocistas.

Villa da también el segundo gol a Messi

Entre tanto, en el 16 de la segunda, otra conexión preciosa Villa-Messi. Cogía el balón el asturiano, la levantaba por encima de los defensas maños para Messi y el argentino estuvo muy cerca de hacer el segundo. Ahora Villa está dando más que metiendo los goles. "Ya entrarán", decía Guardiola. "Ya entrarán".

Ni tanto que entrarán. La pelota le cae a Pedro en el costado izquierdo, centra y repele la defensa maña pero la coge Iniesta que tira, vuelven a rechazar con el 'muslito' de Jarosik y, ahora sí, Messi, tira un zurdazo raso para hacer el segundo gol azulgrana.

El segundo de Messi al Zaragoza (Germán García, Tablero Deportivo)

Con el marcador a favor, Guardiola empezó a dar descanso a los suyos, Iniesta y Pedro, sustituidos por Thiago y Bojan. Todo parecía controlado. Quien no controlaba los nervios fue el segundo técnico maño, Nayim, que fue expulsado también.

Al Barça sólo le faltaba el gol de Villa que, a cinco minutos del final, tiró al palo lo que podía haber sido el tercero de los azulgrana. También tuvo una última ocasión el Zaragoza pero rechazó a córner la defensa culé. Victoria del Barcelona con gran partido de Messi y sus dos goles a pase de Villa.

Deportes

anterior siguiente