Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El 'quarterback' Tom Brady, de 43 años, ha hecho historia y ha agrandado aún más su leyenda al conquistar su séptimo trofeo de campeón de la NFL en la Super Bowl en la que su equipo, los Tampa Bay Buccaneers vencieron a Kansas City Chiefs por 31-9. Bady acumula él solo más Super Bowls que cualquier equipo de la liga y nadie discute que el el mejor jugador de fútbol americano que existe. Con este nuevo triunfo se convierte en leyenda y nos hace preguntarnos si es, también, el mejor deportista de la historia.

Hoy comenzamos el programa analizando todo lo sucedido en una jornada 22 del Campeonato de Liga en la que el Barça remontó para superar al Betis a domicilio. Hacemos previa del Atlético de Madrid-Celta que la cierra hoy con el coronavirus volviendo a ser protagonista en los rojiblancos. Además, escuchamos a Zinedine Zidane hablar en directo en la rueda de prensa del Real Madrid-Getafe de mañana y conocemos todo lo sucedido en el panorama internacional con el City goleando a domicilio al Liverpool en la Premier. En tenis, contamos cómo ha sido el primer día de competición en un Abierto de Australia en el que han debutado con triunfo Pablo Carreño y Pedro Martínez y ha caído Albert Ramos a la espera de que la próxima madrugada lo hagan Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza junto al resto de españoles. Nos marchamos a Estados Unidos para saber cómo ha sido el triunfo de los Tampa Bay Buccaneers en la 'Superbowl' de la mano de un Tom Brady que ya tiene siete y agranda aún más su leyenda. Cerramos contando la renovación de Hamilton por un año con Mercedes en Fórmula Uno y cómo llegan los equipos a una Copa del rey de baloncesto que arranca el próximo jueves.

La quincuagésima edición de la Super Bowl pasará a la historia. Sin haberse jugado aún, la afirmación no es errónea, puesto que la gran final de la liga estadounidense de fútbol americano (NFL) ya reúne en la previa datos que la convierten en histórica, empezando porque se disputará en mitad de la tercera ola de la pandemia de la COVID-19.

En Estados Unidos se celebra este domingo la Super Bowl. El evento deportivo más importante del año también será el primero con público en las gradas desde el inicio de la pandemia en este país, con 25.000 personas. Pero más allá del estadio, preocupan las consecuencias de las reuniones privadas de millones de estadounidenses para ver el partido. El epidemiólogo Anthony Fauci ha pedido prudencia. Informa Fran Sevilla.

La Super Bowl, uno de los mayores eventos deportivos de Estados Unidos, este año, se verá afectada por el coronavirus, como todo. La gran cita del fútbol americano será de todas las que se han celebrado en sus 54 años de historia la que tenga menos público. En el Estadio Raymond James de Tampa, Florida, habrá 22 mil espectadores en vez de los 65 mil habituales. Para que el vacío no se note tanto se están instalando recortables de cartón en los asientos sin ocupar. Y uno puede llevar tu foto.

El gesto de hincar la rodilla que popularizó Colin Kaepernick en 2016 para protestar contra la discriminación racial le costó el empleo al exquarterback de los 49ers de San Francisco. Ahora que se ha extendido este gesto por todo el mundo para protestar por la muerte de George Floyd, la NFL le abre las puertas y pide que algún equipo le contrate.

Es uno de los acontecimientos más vistos del mundo con audiencias multimillonarias. Casi ningún icono del pop se ha resistido a pisar su escenario, las actuaicones de Michael Jackson en el 93 y la de U2, tras los atentados del 11-S, están consideradas de las mejores de la historia

Tampoco han faltado actuaciones faraónicas como la de Madonna en 2012, en la memoria quedan el fastuoso león metálico de Kate Perry y los saltos al vacío de Lady Gaga que rompieron los audímetros y en el 2007 en la retina de todos se volvió púrpura con Prince.

Pero sin duda el momento que marcó para siempre la historia de la Super Bowl fue el conocido como 'pezón gate'. Lo vieron 140 millones de personas.