Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Los incendios en el vertedero de Zaldibar están controlados, aunque el humo no cesa de momento. La crisis del derrumbe, que sepultó a dos trabajadores, ha llegado hasta el Parlamento Vasco donde han comparecido el lenhendakari Iñigo Urkullu y cuatro consejeros del PNV y el PSE. El presidente vasco ha reconocido que se han podido producir algunos errores en la gestión aunque no ha dado más detalles sobre causas y responsabilidades.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha lamentado los "errores" que haya podido cometer el Gobierno Vasco tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar, en Bizkaia, aunque ha precisado que su actuación tiene carácter subsidiario, porque la responsable de la gestión, ha dicho, es la empresa propietaria del vertedero, y ha asegurado que la "prioridad" es encontrar a los dos trabajadores que todavía siguen sepultados. "De inmediato", ha señalado Urkullu, se decidió crear una mesa de crisis que mantuvo su primera reunión el mismo 6 de febrero por la tarde.


El lehendakari, Íñigo Urkullu, comparece en el parlamento vasco, a petición de la oposición, para explicar las gestiones del gobierno tras el derrumbe en el vertedero de Zaldibar, donde dos trabajdores permanecen sepultados desde hace doce días. Urkullu ha lamentado los errores cometidos por el ejecutivo pero ha asegurado que las familias han tenido siempre una información veraz y completa.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha eludido desvelar si adelantará o no las elecciones vascas, ha anunciado nuevos proyectos de ley para esta legislatura y ha pedido a la oposición compromiso para poder aprobar "el mayor número de leyes posible ahora y en el futuro", aunque todo apunta a que en los próximos días podría convocar los comicios para el 5 de abril.