Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los colegios electorales de las legislativas birmanas (Myanmar) han cerrado este domingo a las 16.00 hora local (10.30 en España peninsular) tras una jornada con numerosos fallos pero en un clima aceptable, al menos en Rangún. Alrededor del 80% del censo ha participado en estos comicios históricos, según las primeras estimaciones de la comisión electoral, informa Thant Zin Aung a AFP.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la también nobel de la paz y líder opositora birmana, Aung San Suu Kyi, han pedido en Rangún cambios en la constitución de Myanmar para asegurar unas elecciones "libres y transparentes" que lleven al país hacia una "completa" democracia representativa. 

Obama, escoltado por la opositora birmana en la casa que esta tiene en la antigua capital del país, ha pedido cambios "inclusivos" en la Carta Magna ante los comicios generales que se celebrarán en la segunda mitad de 2015. Suu Kyi no puede presentarse a las elecciones porque sus hijos nacieron en el Reino Unido y no tienen nacionalidad birmana. 

El mandatario estadounidense, que realiza su segunda visita a Birmania, viajará a Brisbane (Australia) para asistir a la cumbre del G20 el fin de semana. 

En 1991, Alexander, hijo de la opositora birmana Aung San Suu Kyi, recogía en su nombre el Premio Nobel de la Paz con el que se reconocía su lucha no violenta por la democracia y los derechos humanos. En 2010, Suu Kyi cruzaba el umbral de su casa, donde había permanecido en arresto domiciliario, y viajaba a Oslo para recibir el premio en mano. Ahora, la figura de la oposición birmana recoge el Premio Sájarov del Parlamento Europeo, que también le fue concedido cuando estaba detenida.