Enlaces accesibilidad
Una película sobre el perdón

Icíar Bollaín: "La de Maixabel es una historia que había que contar bien"

Por
Días de Cine - Entrevista completa con Icíar Bollaín

Aún con la emoción tras haber visto Maixabel (2021), llega Icíar Bollaín a Cineteca para grabar con nosotros y no puedo evitar empezando diciéndole lo mucho que me ha gustado la película. Y así comienzo la charla con ella. Detesto la idea de que parezca peloteo, pero es que es la verdad (este otoño la cartelera viene llena de excelentes películas españolas).

Se nota que Icíar Bollain está contenta con su película, con las reacciones de la gente. Muchos espectadores salen absolutamente emocionados del cine tras verlas. Ella se excusa, casi, diciendo que una vez que se puso a hacer la película, y tras hablar con Luis Tosar, actor recurrente en su cine, le dijo: Luis, esto hay que hacerlo bien". Y ese "hacerlo bien" va mucho más allá de hacerlo bien cinematográficamente. eso es (entrecomillo y lo pongo así entre paréntesis) "relativamente fácil".

Lo que no es fácil es hacerlo bien en términos morales, de dignidad, de respeto. Y he de decir que Maixabel está, en todos los sentidos, y en particular en esos, muy bien hecha. Hablamos con Icíar Bollain de su carrera. De cómo quería escaquearse del casting que Víctor Erice quería hacer con ella para El Sur poque tenía que preparar un examen. Eso, y porque era muy tímida. Y de como poco a poco acabó poniéndose delante de la cámara con unos y con otros, hasta que se dio cuenta de que realmente era actriz.

Tráiler de 'Maixabel', lo nuevo de Icíar Bollaín

"Hay que ir al rodaje con los deberes hechos"

Con Felipe Vega, con Manuel Gutiérrez Aragón, Con José Luis Borau.Con Ken Loach en Tierra y Libertad, la mejor película sobre la guerra civil española. Pero entones, un día, vio a Chus Gutiérrez, un poco mayor que ella, dirigiendo, y la mujer que fabulaba de pequeña con su hermana gemela a que eran Marisol y su hermana gemela, supo que podía ser directora. No hizo falta otra cosa que ver a una mujer dirigiendo.

Los referentes son necesarios. Y en su carrera, excelentes películas: Hola, ¿estas sola? Te doy mis ojosFlores de otro mundoMataharis... así hasta Tambien la lluviaEl OlivoLa boda de Rosa, hasta Maixabel. Me gusta hablar con la gente que hace las películas para, ya lo he dicho alguna vez, tratar de robarles "el misterio· o si no robarles, si aprender como lo hacen.

Siempre queda lejos saberlo, por mucho que hablen. Pero de Icíar Bollain aprendí cosas muy prosaicas. Dos se las enseñaron otros cineastas. Montxo Armendáriz le dio el consejo de ir al rodaje con los deberes hechos de forma que nadie viese como dudaba un solo segundo. Eso causa desconcierto y desconfianza.

De Ken Loach aprendió a no hacer rodajes de noche. Son caros, incómodos y se rinde poco. Y si no es estrictamente necesario, mejor evitarlos. Y de ella misma ha aprendido a no planificar un rodaje de una toma especialmente complicada de forma que coincida con la parada del bocadillo del equipo técnico. Es un anticlímax, pero es así de prosaico, por más que las películas que luego vemos en la pantalla nos fascinen.

Somos cine - Mataharis - Ver ahora

Detrás hay de todo menos glamour. Y yo no pude evitar despedirme de ella en el programa que, preguntándole por Carioco, aquel que hacía pintadas en el Sur, en su casa, declarándole su amor, y diciéndole por teléfono aquello de "¿tú sabes porque las chicas me llaman Carioco? pues te vas a enterar".