Enlaces accesibilidad
'El asesino de los caprichos' en RTVE Play

Maribel Verdú y Aura Garrido, un duelo policial irresistible

Por
Un thriller muy feminista, 'El asesino de los caprichos' (2019), ya en RTVE Play
Un thriller muy feminista, 'El asesino de los caprichos' (2019), ya en RTVE Play

Maribel Verdú y Aura Garrido se meten en la piel de dos inspectoras de policía en El asesino de los caprichos (2019), la película que llega este viernes a RTVE Play. El thriller sigue la pista de unos misteriosos asesinatos en los barrios de clase alta de Madrid. Todos guardan algo en común: sus víctimas coleccionaban grabados de Goya. Ambas inician la investigación en un entorno elitista en el que el tráfico de obras de arte es habitual. 

El director y productor Gerardo Herrero leyó el guion de Ángela Armero y una de las cosas que más le interesó es que las protagonistas fueran dos mujeres policías. “Cuando empecé este proyecto no existía el movimiento Me too", contaba en una entrevista en De película el director. Tampoco tenía referencias de ningún otro thriller policial protagonizado por dos mujeres policías, por eso el proyecto de realizar la cinta empezó a cobrar aún más importancia. 

Jessica Fletcher, Nancy Drew, Temperance Brennan… Hace tiempo que el mundo de la ficción está enseñando cómo las mujeres se las arreglan para destapar los casos más retorcidos y complicados, pero tras el boom del feminismo en los últimos años, los personajes femeninos que lideran una investigación se han multiplicado. El asesino de los caprichos se adeltantó, no solo al Me too sino a series que están en boca de todos hoy día como El inocente y Mare of Easttown. Las mujeres, ahora, son las que atrapan al asesino y no sus víctimas.

No recomendado para menores de 12 años Somos cine - El asesino de los caprichos - Ver ahora
Transcripción completa

(Banda sonora: música de suspense)

(Banda sonora: música de suspense)

(Banda sonora: música de suspense)

Laura Paterna: 32 años,

socia de un bufete. Iba a casarse dentro de dos meses.

Ya no se tendrá que divorciar.

¿Quién la encontró?

La asistenta. Ya la he interrogado.

(Clic de cámara)

¿Olía ya a lejía cuando llegaron? Sí.

No hay pisadas ni parece haber huellas.

Santos no ha encontrado gran cosa, ¿no?

Nada.

(Móvil)

Cariño, no puedo ir a recogerlos donde mis padres.

¿Puedes ir tú?

Vale...

(SIGUE HABLANDO A LO LEJOS)

Sí. ¿Nos lo llevamos?

(Timbrazo)

-Sí, lo dejo como prueba.

Luego te llamo.

-¿Y Laura? ¿Ha pasado algo? Es mi novia.

No puedo verla, no me dice dónde está ni qué pasa...

Perdone.

¿Es familiar de Laura Paterna?

Sí, soy su prometido. ¿Me van a decir qué coño pasa?

(Sirenas de policía a lo lejos)

Vale... Gracias.

Me da que el dormitorio podría sugerir un crimen pasional.

No lo es. ¿Y eso por qué?

Los crímenes de género son menos delicados.

Lo típico es apuñalar a la mujer,

estamparla contra la pared, abrirle la cabeza...

Generalmente, en la cocina.

No sabes la de veces que no ves nada y aparece sangre en la campana.

Carmen, no soy novata.

Enhorabuena.

¿Qué te ha dicho el novio?

Que anoche estuvo en su casa.

La coartada del siglo.

Me ha contado que iban a verse,

pero que estaba muy cansado y se quedó en casa.

Y eso te ha bastado.

Si vamos a trabajar juntas, ¿podrías rebajar ese tono?

Perdona, le he dado libre al servicio

y no tengo nada que cenar.

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

(Música de jazz)

(Música de jazz)

(Voces a lo lejos)

(Sirena a lo lejos)

Tetrodotoxina.

En cristiano, Ricardo.

Veneno neurotóxico.

No es muy común, ¿no? Afortunadamente, no,

porque es jodido: provoca parálisis gradual y asfixia muscular,

pero te deja consciente.

Te enteras de todo hasta que ya no te enteras de nada.

(RESOPLA)

Si estás mareada, sal, Eva. O mejor vete a casa.

Es nueva. En la comisaría y en el cargo, sí.

No le hagas ni caso.

Buenos días, señor juez.

La subinspectora González. Su señoría, Octavio Marcos.

A él ya le conoce.

-Bien, ¿y qué sabemos?

La víctima es una mujer de 32 años. Fue envenenada con...

-Tetrodotoxina. Eso.

Un veneno neurotóxico infrecuente.

La muerte se produjo de madrugada, entre la una

y las cinco. No forzaron la puerta. Está claro

que fue un profesional. Nadie oyó nada.

La tetrodotoxina fue inyectada aquí.

La muerte tarda en producirse entre 10 y 30 minutos.

Se le puso el vestido

casi seguro mientras se producía la parálisis.

Si esperan más, el rigor mortis lo habría impedido.

Murió en la postura en la que se la halló.

Así lo prueban las livideces que puede ver aquí.

La puesta en escena es la de un asesino frío y metódico.

Lleva tiempo dándole vueltas al crimen.

También puede ser un crimen pasional.

La mujer iba a casarse. Quizá un exnovio...

La sofisticación no se da en crímenes pasionales.

Es algo más complejo.

-Bien. Buenos días.

Buenos días.

No debiste desautorizarme ante el forense y el juez.

(RÍE LEVEMENTE)

¿Va a ser así siempre?

(RÍE LEVEMENTE)

Está prohibido fumar en el coche.

(Claxon)

¡Corre! (EXHALA EL HUMO DEL CIGARRILLO)

(Cláxones)

¡Venga, por favor...!

(Música electrónica a lo lejos)

(Risa de mujer)

(Gritos)

(Risa de mujer)

(Música electrónica a lo lejos)

(Risa de mujer)

(Música electrónica y gritos)

(Cláxones)

No reconozco el vestido. No era suyo, creo.

Es demasiado estrafalario.

Gracias.

¿Saben si su hija tenía algún conflicto en el trabajo?

-No. Se llevaba bien con todo el mundo.

Hace cuatro meses que entró en el bufete y estaba contentísima.

-¡Tiene muy buen carácter!

(SOLLOZA) Tenía...

¡Toda la vida estuvo rodeada

de muchos amigos!

¡Siempre...!

Era un ángel.

¿Tuvo más relaciones?

Solo...

dos exnovios.

Ella era de relaciones largas.

Nunca se metió en líos.

Iba a casarse muy pronto,

¿no es así? -Así es.

Estaba feliz.

Hace dos días, elegimos destino para su viaje de novios.

¿Qué opinan del novio?

-(RESPIRA CON FUERZA)

(RESPIRA CON FUERZA)

-Julio es un buen chico. ¿Pero...?

No nos parecía suficiente para ella.

Pero, dígame, ¿a qué padre no le pasa eso?

Sé que es duro, pero quiero que vayan a casa de su hija

y me digan si falta algo,

cualquier cosa,

¿de acuerdo?

Me localizarán aquí.

Gracias y lo siento mucho.

Gracias, inspectora.

Lo siento.

Ha llamado Carretero: las coartadas de sus exparejas son sólidas.

(SUSPIRA) Tengo una reunión, así que espero que sean breves.

Ya les he dicho todo lo que sabía.

O no.

¿Disculpe?

Si estaba en casa esa noche, podrá decirme qué vio en televisión.

Pues ahora no lo recuerdo.

¿Las noticias? ¿Una película?

No me encontraba bien. Creo que me metí en la cama.

¿Cree que se metió en la cama o se metió en la cama?

¿A qué viene esto?

¿Qué cenó? O, como usted diría, ¿qué cree que cenó?

Oiga...

Le voy a pedir que no me trate como a un delincuente.

Le recuerdo que a mi prometida la acaban de asesinar.

¿Usó el ordenador?

No. Acabo harto del ordenador en horas de oficina.

¿Y el móvil?

No sé qué pretende.

Miramos sus consumos eléctricos y no estaba en casa. ¿Me escucha?

¿Por qué me miente?

¿Dónde estaba?

Cenando.

¿Con quién?

Con una amiga.

Aquí tiene la reserva del restaurante.

Llame y se lo confirmarán.

(SACA UNA FOTO)

Muy amable. González...

(SUSPIRA)

Nada, el restaurante está cerrado. Luego lo intento.

¡Encima la llama amiga! ¡Qué hijo de puta!

¡Cuidado! ¿Estás loca?

Pero ¡bueno, mira por dónde vas!

¡Estás loca!

¿Puedes ir más despacio?

(TOCA EL CLAXON)

¿Es legal mirar el consumo de luz? ¿Cómo lo has hecho?

¡No me lo puedo creer!

(RÍE)

Pues a mí me ha parecido triste.

Sí, claro.

Un arribista que se queda

sin su gallina de los huevos de oro. ¡Pobre!

¿No te parece que eres un poco cruel? No le conoces.

¿Sabes lo de no fiarse de la primera impresión?

Ajá.

Es mentira.

No sabes la que tengo encima.

La prensa no para de llamar. Dame algo.

Interrogamos a su entorno. No es suficiente.

El delegado me machaca.

¡No nos vamos a inventar un sospechoso!

Por eso os pido que me deis algo.

¿A qué esa prisa?

Porque sin móvil y sin sospechoso no puedo trabajar.

No parece un crimen ordinario: su muerte no beneficia a nadie.

¿Contento? Ajá.

(SUSPIRA)

¿Qué tal con Eva? ¿Mejor?

Está verde, pero se esfuerza.

¿Qué haces el fin de semana?

¿Para qué?

Podemos alquilar una habitación de hotel y jugar un parchís.

Sabes que prefiero la oca.

Como con Lourdes y los niños.

Planazo, ¿eh? Ajá.

Pero me puedo escapar.

Inténtalo.

Te espero con las fichas.

(RÍE LIGERAMENTE)

¿Eh?

(Móvil)

Me llaman, me llaman...

Te llaman.

(Móvil)

Dime, Lourdes.

Sí.

No, cariño, esta mañana, al salir de casa,

he apuntado en el tablero:

"Mañana entro a trabajar a las nueve".

Le llevas tú al colegio.

Sí, pero ¿para qué apuntamos las cosas,

me pregunto yo?

(Música pop)

# Todos los tiranos # se abrazan como hermanos,

# exhibiendo a las gentes # sus calvas indecentes.

# Manadas de mangantes,

# 200 estudiantes

# inician la revuelta, # son los años sesenta...

# (TODOS) ¡Y ahí está!

(Gritos)

# ¡Ahí está!

# ¡La puerta de Alcalá!

# ¡Ahí está, ahí está, # viendo pasar el tiempo,

# la puerta de Alcalá!

(Gritos)

(Pitidos y gritos)

(RÍE)

# La miro de frente y me pierdo

# en sus ojos. Sus arcos me vigilan,

# su sombra me acompaña. # No intento esconderme,

# nadie la engaña.

# -Toda la vida...

# (AMBOS) Pasa por su mirada.

# (TODOS) ¡Mírala, mírala,

# mírala, mírala,

# mírala!

# ¡La puerta de Alcalá! # ¡Mírala, mírala!

# ¡Mírala, mírala, mírala!

# ¡La puerta de Alcalá!

# ¡Mírala, mírala, mírala, mírala! -¡Mírala!

¡Compañera! (RÍE)

# (TODOS) ¡Mírala, mírala, mírala!

Perdona. -Dime, guapa.

Un agua con gas, por favor.

¡Pónsela doble, Oti!

(RÍE) ¡Faltaría más, claro que sí!

(RÍE)

# -¡La puerta de Alcalá! #

(Gritos y pitidos)

-Esto por aquí. Te pongo otro.

Oye, tía, es mi cumpleaños. ¿No me vas a felicitar o qué?

Felicidades, Eva.

(RÍE)

Ya me habían dicho que eras rarita.

¡No...!

¡No, no, no, no, no!

¡No, mierda!

(RESOPLA)

Mi marido me va a matar: le dije que llegaría a casa hace dos horas.

Si quieres pasar la noche en el calabozo, tú dímelo.

¿No?

¿Qué? ¡Qué mala hostia tienes, tía!

Yo me voy a ir.

Me voy a ir.

Que mañana madrugo y tenemos un muerto... (RÍE)

-¿Cómo están las policías más guapas de Madrid?

Pues de puta madre, Mateíto.

Pero me voy a ir. ¡Oh!

Y verás por qué.

¿A ver? Espera, espera.

¿Dónde está esto?

Mira... ¡Mira!

¡Oh! ¿Son monos o qué, eh?

Mucho. Se parecen a ti. Ya.

¿Cómo se llaman? Pues este es Lucas, es el pequeño,

y este es Álex, que es el mayor.

Mira, ¿eh?

¡Mira, los dos!

¿Te he pedido que me enseñes sus fotos?

¡Siempre igual con todo el mundo!

(TOSE)

(Puerta)

Te estás tomando muy en serio el papel de poli mala.

¿Nos vamos a otro sitio?

¿Quiénes, tú y yo? Sí.

Siempre dices que nos tomemos una copa.

No, siempre lo dices tú.

Tú.

(SUSPIRA)

(Canción de música pop en inglés)

Sabía que aquí te encontraría.

Pues yo nunca sé dónde encontrarte.

(RÍE) Bueno...

Parece que ahora eso va a cambiar.

¿Y eso?

Nada, un pequeño accidente con el todoterreno.

¿Estás de baja?

No exactamente, pero ¿quién quiere a un cojo en una guerra?

Vámonos.

(SUSPIRA)

No saben ni qué hacer conmigo.

Podría ser peor.

Podrían hacerte cubrir el fútbol.

¡No! Prefiero Siria. (RÍE)

Oye, ¿y la chica rica esa que mataron?

¿Qué chica rica?

¿Qué chica rica?

(SUSPIRA)

Venga...

Lo comes bien, pero no tanto.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

Un par de noches más conmigo y me lo cuentas todo.

Iba a casarse en dos meses con un gañán.

¿Y?

Además, acababa de ser ascendida como socia en su bufete.

Estaba en su mejor momento.

¿Se la ha cargado el novio?

No...

¿Cómo murió?

Yo no te lo he dicho, ¿vale?

Tetrodotoxina...,

el veneno del pez globo.

Búscalo, verás qué muerte tan agradable.

¿Y su nombre?

(RÍE)

Venga, solo tengo las iniciales.

(Móvil)

(Móvil)

(SUSPIRA)

(Móvil)

¿Eva? "Carmen,

ha aparecido otro cuerpo. Ven".

Ahora voy. Vete llamando a Santos, de la científica.

Tengo cinco minutos.

Si lo haces bien, me sobran cuatro.

(GIME)

(SUSPIRAN)

Le faltan dos dientes.

Vendría del dentista.

Cuánta mala suerte junta.

Germán de Castro: 69 años, jubilado, sin familia.

Desde que se retiró, compraba y vendía arte.

¿La empleada es interna? Qué va.

Al llegar a las ocho, se lo encontró.

¿Ha dicho Santos a qué hora lo mataron?

No, pero sería de madrugada, como el anterior.

(SORBE LÍQUIDO)

Don Germán...

no tenía muchos amigos.

Pasaba tiempo en las subastas.

Me enviaba a mí a ojear

y negociar las obras que quería comprar.

¿Le había hablado de algo anómalo últimamente?

¿Algún conflicto con alguien? No. Recientemente, no.

Me suena que hace varios años, no sabría decirle cuántos,

alguien quiso entrar a robar. Don Germán siempre lo comentaba.

¿Interpuso denuncia? Sí.

Pero no hubo detenciones.

Según lo que él me contó,

nadie vio nada, nadie oyó nada...

En aquel tiempo, él acababa de comprar

un grabado de Goya en una subasta,

en Madrid, y aseguraba que se lo querían robar.

¿Quién?

Ernesto Fraile.

No lo digo yo, lo decía él.

Siempre que salía alguna obra de Goya a subasta, ambos pujaban como locos

hasta llegar a cantidades indecentes.

¿Quién es ese Fraile?

Otro coleccionista.

Un hombre mayor, como él.

Coincidían en todas las subastas. A veces

en Madrid, a veces en Londres, Bruselas...

Les encantaban las obras

de los maestros españoles del XVII, del XVIII...

(TOSE) Y ahora, si me permite...

Me está dando una taquicardia.

Disculpen.

(GIME)

¿Falta algo en la casa?

Eh... "Is there something missing in the house?".

Oye.

(Voz por megafonía)

Vamos.

Son "Los caprichos" de Goya.

Podría tratarse de un asesino en serie

que recrea esos grabados.

Los escenarios coinciden casi por completo:

misma postura, ropa y puesta en escena que en las obras.

Ambos vivían en el barrio de Salamanca,

cerca de la calle Goya, en un entorno social relacionado

con el mundo del arte.

Ambos vivían solos y los atacaron de noche,

cuando estaban durmiendo y desprotegidos.

Con el mismo veneno. Uf...

Los padres de Laura han confirmado que su hija tenía

un "Capricho" que falta.

Y el marchante de la otra víctima, Germán de Castro,

también echa de menos otro "Capricho".

Típicos trofeos de asesinos seriales.

(ASIENTE Y RESOPLA)

Aquí pone que Goya realizó 80 "Caprichos". Bien,

os conseguiré una visita a la Calcografía Nacional,

a ver si os dan una relación de dueños.

Os pido prudencia y discreción,

¿de acuerdo? Son crímenes llamativos.

A ver si entre todos guardamos el secreto. Y digo entre todos.

Bien.

Eva, déjanos solos. Sí, señor comisario.

Al final no hay comida familiar.

Me ha surgido un plan.

¿Alguien más?

¡770 000!

¡790 000!

-No, es que...

-¡810 000!

(Murmullos)

¿Alguna puja más?

(Murmullos)

-En fin...

Mira a Mendieta.

-¡Muy bien, adjudicado por 810 000 euros!

-(RÍE)

-Muchísimas gracias por venir. Los esperamos

el mes que viene en la próxima subasta. Gracias.

(Murmullos)

-¡Gracias, Nani!

-Una adquisición estupenda, de las mejores piezas del año.

-Ya sabes lo que nos gusta Juan Gris en casa.

-Felicidades. -¿Qué tal está, don Ernesto?

-Te aseguro que ahora feliz. -Me alegra verle, señor Fraile.

Adiós. -¡Chao, Nani!

¿Vamos? Va.

¿Ernesto Fraile?

Nos gustaría hablar con usted.

Mi marido está enfermo, apenas habla. Y debemos irnos.

Será solo un momento.

Su marido y Germán de Castro se enfrentaban en las subastas, ¿no?

No lo sé.

Ah, ¿no lo sabe?

No. Entonces mi marido estaba mentalmente bien y no necesitaba

mi ayuda para acabar su colección.

Pero sabrá que alguien intentó entrar en casa de Germán de Castro

después que comprase un "Capricho" por el que su marido pujó.

(SUSPIRA) Si eso fue así, no veo por qué tendríamos que saberlo.

Y tenemos en casa dos "Caprichos" y un grabado de "Los desastres"

y otro de "Los sueños".

¿No admite esa rivalidad?

Todos los coleccionistas siempre quieren más.

Mi marido quiere...,

quería tener la mejor colección de arte del mundo, como todos.

¿Sabe que De Castro ha sido asesinado?

Sí, lo he leído en las necrológicas del "ABC".

Pero sigo sin entender por qué nos incumbe.

-¡Voy a matar a Germán! ¿Dónde está?

-Eh, Ernesto, deja de decir bobadas.

-¿Dónde? -Ya ven cómo está.

Tenemos que marcharnos. Si recordase

algo sobre Germán de Castro o alguno de sus enemigos,

por favor, llámenos. Por supuesto.

Discúlpenos, buenos días. Vamos.

Buenos días. -¡Canalla!

-Buenos días.

¡Qué cretina!

(Pasos)

Perdonen la espera. Eduardo Gil,

académico de la calcografía. Carmen Cobos,

inspectora de policía.

Ella es Eva González, subinspectora.

¿En qué puedo ayudarlas?

Buscamos a los dueños de "Los caprichos".

(RÍE CON SORNA)

¿He dicho algo gracioso? No.

Claro que no. Pero es complicado.

Se lo explicaré.

Sabrán, imagino, que "Los caprichos" son una serie que Goya hizo

cuando estaba harto del país.

Además, se estaba quedando sordo.

Se sentía aislado,

de manera literal y metafórica.

Estaba liado con la duquesa de Alba.

Así es. En 1803, en una coyuntura política

y personal compleja,

decidió regalar al rey las 80 planchas

por una pensión para su hijo.

Ya...

Y con las láminas se hicieron infinidad de copias.

Infinitas no, pero la primera se hizo en 1799

y hubo muchas más. ¿Y la última?

1970.

Desde entonces está prohibido.

Pero, claro, habrá falsificaciones.

Y no puede saberse quién tiene uno

en su casa.

Sabemos de ciertas personas y familias

que las tienen. Pero, entre herencias, donaciones,

subastas, es imposible que yo o nadie

les pueda facilitar una lista de propietarios.

Lo siento de veras.

¿Puedo preguntar por qué interesa eso a la policía?

No, no puede.

Pero le damos las gracias.

Un placer.

Si creen que puedo darles más datos,...

Gracias. ...estaré encantado.

No tenemos nada.

Sé de alguien que puede ayudarnos.

(Llanto de bebé)

Alberto enseña Bellas Artes y conoce bien la obra de Goya.

¡Mi amor, ya está!

(EL NIÑO LLORA)

¿Qué sabes de "Los caprichos"?

-Goya era un afrancesado. Ya está.

Quería hacer una sátira de la sociedad y la Iglesia.

Menuda pista, ¿no?

(EL NIÑO LLORA) Oye, amor, come.

Ya...

¿Han de estar aquí?

¡Sí!

(EL NIÑO LLORA)

Vale.

¿Cómo damos con quien tenga

un grabado en su casa? ¡Oh!

-¿Sus víctimas son coleccionistas? Bueno,

ambas víctimas tenían "Caprichos" que han desaparecido.

Ah... ¡Mmm!

Os enseñaré este reportaje.

Aparecen dueños de los grabados de Goya.

(EL NIÑO LLORA)

La presidenta de la comunidad.

Hay más, pero habría que ver dónde viven.

-Las grandes colecciones las tienen

los ricos. Bueno, y los inversores,

pero estos venden las obras cuando el artista está más cotizado.

Hay dos tipos de coleccionistas: los que ocultan sus obras

y los que, como estos, alardean a la mínima de sus propiedades.

(EL NIÑO LLORA)

¡Cómo gusta presumir!

-Hay cientos de propietarios de un "Capricho".

Hay muchas copias.

Entonces, ¿por dónde empezamos?

Mucha gente tiene relación con obras.

¿Quiénes? Aseguradoras,

arquitectos, decoradores, familias, amigos...

Vamos, podría ser cualquiera. Al menos tenemos una pista.

Eres una optimista.

(Móvil)

Bueno, yo me voy.

Adiós.

(Portazo)

Oye, es encantadora tu compañera, ¿eh?

¡Sí!

(EL NIÑO LLORA)

¿Qué vas a hacer?

¿Vas a buscar piso?

Estoy donde mi hermano.

¿No te gusta la idea de quedarte aquí?

¿En la cama, contigo?

Ya sabes lo que quiero decir.

(SUSPIRA)

Me gusta no tener casa.

Aunque quizá es cuestión de proponérmelo.

Y, si no, puedes desaparecer.

Como haces siempre.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

(Ladridos a lo lejos)

Y en esta época ya se estaba quedando sordo.

A mí me encanta,

pero es muy violenta.

Es una colección impresionante.

Mi marido y yo somos coleccionistas.

A él le encanta Goya.

¿Dónde los adquirió?

En Londres. Hubo una subasta en Sotheby's.

¿Pertenecen a la tirada original?

Algunos, sí.

Nos costaron una fortuna.

Presidenta,... ¿Sí?

...reforzaremos la seguridad.

No. No, no, por favor.

¡Lo que me faltaba, que se me echen encima

los demás por acaparar fondos antes de las elecciones!

Ni hablar, no.

Piénselo, es grave.

(SUSPIRA)

Bueno, haz lo que quieras, pero con discreción.

Ajá. Y la prensa, bien lejos

de aquí, ¿eh? Gracias.

Vámonos.

Perdona...

¿No eres muy joven para tu puesto?

No.

Las víctimas tenían puntos en común. Y hay un patrón geográfico:

ningún hecho ha ocurrido fuera de este distrito.

Sus casas están aquí y aquí.

Según el círculo de Canter, la zona es importante para él.

Ambas víctimas tenían un "Capricho" que ya no está.

Es imposible saber la identidad de todos los dueños,

pero localizamos a algunos del área.

Que rebosa de coleccionistas, anticuarios, ricos...

Sí, 35 solo en el barrio de Salamanca.

Ajá. ¿Qué propones?

Vigilarlos.

No.

¿No, qué?

Que no hay recursos. Podríamos vigilar, como mucho, a 10.

¿Los recursos solo los merece

la presidenta? ¿Sí? Carmen.

Tiene razón.

De puta madre.

¿Qué hacemos? Voy a llamar a un adivino.

Carmen, nuestro trabajo no es hallar a las posibles víctimas,

sino a los que las matan. ¿Entendido?

A trabajar.

(SUSPIRA)

Repetiremos la zona del otro día. Es mucho, pero podemos, ¿eh?

Tú vas ahí...

Vamos a tener...

Tú vas con Mario.

¿Vale? -Con ellos, ¿no?

(Puerta)

(SUSPIRA)

Adrián, llámame.

Un poco más, ¿vale, mi amor?

¿Vale? ¿Sí?

Un poquito.

¿Te parece?

Venga.

Mira, este poquito.

¿Qué coño hacemos si no nos dejan hablar con los dueños?

¿Y mirar en empresas de reformas de pisos de lujo?

Pues no comas, que ya comerás.

Vamos por partes. De momento,

mañana vemos grabaciones de cámaras cercanas.

(Juguete con música)

¿Puede parar un momento?

¿Perdona?

(Portazo)

(Teléfono a lo lejos)

Una Volkswagen Transporter.

Esas cuadran, si podéis.

Yo te lo doy y luego me dices.

¡Para!

Echa hacia atrás, a ver si vemos la matrícula.

¿Y dónde estaba? Aparcada enfrente.

Se ve desde la cámara

del hotel que está junto a la casa de De Castro.

¿Matrícula?

No.

Solo modelo y color. una Transporter blanca.

Se bajó un tipo de ella, pero solo se ve altura y complexión.

A ver qué podemos hacer con esos datos.

Te diré lo que haremos.

(RÍE)

Como ya sabemos, los asesinatos se produjeron aquí y aquí.

El que buscamos opera en el barrio por alguna razón.

La noche del crimen de De Castro,

ese vehículo estuvo frente a su casa en esas horas.

Perdón.

¿Sí?

Eso no es gran cosa, ¿no?

¿Sabe quién decide eso? La subinspectora González y yo.

Se bajó un hombre fuerte, de estatura media,

con capucha y mochila.

Estén atentos por si ven furgonetas así

entre las 24:00 y las 07:00, ¿de acuerdo?

¿Qué le hace gracia, Reyes?

Es una furgoneta muy común.

Hasta mi cuñado tiene una. (RÍEN)

Dígale a su cuñado que venga y le interrogamos.

Sé que es un trabajo jodido, pero no nos queda más remedio.

Pueden retirarse.

-Es una aguja en un pajar.

(MUJER) Mira...

Tú controlas esa zona.

¿El barrio es eso?

-Z-28...

¿Sí?

Ya sabes que esto no me gusta.

Si vuelve a matar y estamos dando vueltas...

Vale, ¿qué sugieres? ¡No lo sé!

Pero es malgastar recursos.

Ya sabes lo que dijo el comisario. Tú no te preocupes.

Voy a hablar con él.

Me alegra que hagas algo.

¿Perdona?

Solo yo salgo a patrullar de noche.

¿Puedes decirme por qué tú no?

¿No te fías de tu marido? ¿Es eso?

No me faltes más al respeto.

¿Sabes cuál es tu problema?

Que te importan muchas cosas. A mí, solo una.

¿Qué hace? Su turno acaba a las siete y son solo las tres.

No, acaba ahora. Se lo digo yo, inspectora.

(Voces)

(Claxon)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

¡Cuánto tiempo! Te hacía muerto.

Pensaba salir. Si estás por aquí, aprovechamos, ¿no?

Te espero.

Adiós.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

Siempre me pregunto si alguien ve lo bien que lo pasamos.

(RÍE)

Si es así, que disfrute, ¿no?

(BESA)

Oye...

Siento haber desaparecido estos días.

¿Cómo va tu caso?

No muy bien, ¿no?

(SUSPIRA)

No es raro que alguien vaya por ahí matando a ricos.

También odio a esas personas que creen que pueden hacer

lo que les sale de los cojones y que nunca les pasa nada.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(SUSPIRA)

(Móvil)

(Móvil)

Eva, ¿qué quieres?

(SUSPIRA)

"Se trata de un hombre que habrá experimentado

un alto grado de rechazo, de frustración,

a lo largo de su vida. Según los psicólogos forenses,

hablaríamos de alguien convencido

de que lo que le rodea es la mediocridad,

de una persona elitista que ambiciona un mayor nivel

de vida, al que no puede acceder,

y eso le estaría generando esta tremenda violencia

contra sectores acomodados de la sociedad".

"¿Como la clase alta de Madrid?".

(Móvil)

"Exacto,

la clase alta".

"Para él sería atacar a quien cree que puede hacer lo que quiera,

como recoge Goya en sus 'Caprichos',

donde desea censurar errores y vicios humanos".

"¿Puede decirnos cómo llegó a esa conclusión?".

"Los datos me llegan por fuentes de la investigación que, obviamente,

no revelaré".

"¿Hay algún patrón para los asesinos en serie como...?".

¡Hijo de puta!

¡Carmen, vamos a tener a toda la prensa encima

y eso es culpa tuya! ¡No me jodas!

¿Sabes qué pasa si se actúa mal y hay elecciones? Hay consecuencias.

Nadie juega con el pan de mis hijos.

Tú tampoco.

Llama a Eva y que pase.

(Puerta)

Pasa.

Pasa.

Carmen se va de vacaciones. El caso es tuyo.

A trabajar.

¡A trabajar!

Carmen, lo siento muchísimo.

Te informaré de lo que encuentre, ¿vale?

Carmen.

¡Carmen, por favor!

Carmen...

Cállate.

¿Me oyes? ¡Cállate!

(Murmullos)

(JOVEN) No quiero decirle...

(Claxon)

(SUSPIRA)

(Frenazo)

¿No ve o qué?

(Claxon)

(EXHALA EL HUMO DEL CIGARRILLO)

(Sonido de intermitente)

(Sirena de policía a lo lejos)

(Claxon)

(Sonido de intermitente)

¡Hijo de puta...!

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

"...la señal". Eva.

Quizá estoy loca, pero creo que la tengo. Ha salido

de Príncipe de Vergara, 8.

Está en la lista de dueños, creo.

Es él, Eva. Dime si me vas a ayudar.

(Tono de llamada)

(Tono de llamada)

"Puedes grabar tu mensaje

tras oír la señal".

¡Eva, hostias, dime si has oído el mensaje!

¡Está huyendo, sabe que le sigo!

¡Dime algo, joder!

(TOCA EL CLAXON)

¡No, no! ¡Mierda!

¡Mierda, mierda!

¡Vamos! (TOCA EL CLAXON)

¡Vamos!

(Ruido de derrape)

(Ruido de frenazo)

¡Policía!

¡Apaga el motor, hijo...!

(Golpe)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(SUSPIRA)

(Móvil)

"Eva, quizá estoy loca, pero creo que la tengo".

"Ha salido de Príncipe de Vergara, 8".

"¡Me está evitando, Eva!".

"Es él. Dime si me vas a ayudar".

(Pitido)

"Dime si has oído el mensaje".

¿Qué haces? He de irme.

"¡Huye!". ¿Llevarás tú a los niños?

"¡Dime algo, joder!".

Soy González.

Reporte de aviso en el 8 de Príncipe de Vergara.

Gracias.

(LLAMA AL TIMBRE)

¡Policía!

¡Abra la puerta!

¡Policía!

¿Qué pasa? ¿Ha oído algo raro esta noche?

¡Uf! Qué olor a lejía, ¿no?

¿Quién vive ahí?

Una mujer. Vive sola.

Pero el portero tiene llave.

¡Fuera!

La cerradura no ha sido forzada. Parece el mismo modus operandi.

¿Quién ha dado el aviso?

Cobos.

¿Cómo que Cobos?

Me estáis tocando mucho los cojones.

Ha tenido mucha suerte.

Solo tiene contusiones en la espalda y un esguince cervical.

¿Me da algún calmante?

Solo paracetamol.

¿Algo más fuerte?

Solo puedo recetarle paracetamol porque está embarazada.

¿Por qué coño te bajaste del coche?

¿Te das cuenta de que pudiste morir?

(SUSPIRA)

Quiero que vuelvas al caso.

Si no, serías gilipollas.

Mónica Luna, dueña de una tienda de arte y antigüedades.

¿Vivía sola? Ajá.

Y poseía cuatro "Caprichos", un par de "Desastres" y otras obras.

¿Viste la matrícula?

Solo una parte.

Ya.

¿Y esto? "¿...estos crímenes?".

"Lo que hace que el Asesino de 'Los caprichos' sea tan especial

es que pone en el punto de mira el mundo del arte: galeristas,

coleccionistas,

agentes de subastas".

¿Me lo puedes explicar?

No tengo ni puta idea.

No le he vuelto a ver.

Carmen Cobos. Bien. ¿Padece o ha padecido enfermedades graves?

¿Está usted casada?

¿Qué tiene que ver con mi salud?

El número de parejas sexuales indica...

No voy a contestarle a esa pregunta.

Muy bien, como quiera. ¿Fuma?

No. ¿Bebe?

Tampoco.

¿Ha estado ya embarazada?

Hace siete años.

¿Y llegó a término?

Nació muerto. ¿Algo más?

No. La llamarán para darle cita para la intervención.

Gracias. De nada.

(SUSPIRA)

Lo siento.

No me enorgullece lo que hice...

Cállate, cabrón, casi me arruinas la vida.

Porque me han readmitido; si no, te mataba, y lo sabes.

Tranquilízate, por favor.

¿Que me tranquilice?

No tengo más en la vida y lo sabes.

Y aun así me la has jugado.

Comisario, él es Adrián Iglesias.

Encantado.

(SUSPIRA)

¿Un vino?

"¿Qué información tiene sobre el caso de los asesinatos de Goya?".

"Según me confirman fuentes de la investigación,

efectivamente, hay un sospechoso".

"El cerco se está estrechando

y se le podría detener en las próximas horas".

Tras esto tenemos a todo el mundo pendiente del caso,

con lo cual vamos a cambiar la táctica.

(SUSPIRA)

Ahora vamos a empezar nosotros a hablar con la prensa.

Sonia, los dosieres.

Ahí tenéis todo lo que se puede decir

y sobre todo lo que no, Carmen. ¿De acuerdo?

(Teléfono)

Perdonad.

(Teléfono)

Sí, dime.

-"Le llaman de la secretaría de la presidencia de la comunidad".

-"Han entrado en casa de la presidenta. Vengan".

De acuerdo.

Han entrado en casa de la presidenta. Carmen, Eva.

Les agradezco que hayan venido, pero les pido comprensión

porque acabo de pasar una situación un poco complicada.

-¿Cree que podría ser el Asesino de "Los caprichos"?

-Yo lo que sé es que si conservo mi integridad y mi patrimonio

es porque nuestros cuerpos de seguridad

son de los mejores de Europa. Dejo lo demás a la policía.

-¿Afecta esto a sus energías para la campaña?

-No hemos logrado detenerlos. ¿Por dónde han entrado?

La puerta principal tiene operativo.

Sí. Usaron la de servicio.

¿No estaba vigilada?

En ese momento, no. ¡Joder!

Por suerte, la alarma ha saltado y está conectada con nosotros

y hemos entrado.

Hemos hallado a la presidenta inmovilizada en una silla,

atada de pies y manos, y con una mordaza en la boca.

Al oírnos, esta persona o personas han huido.

¿Ha entrado usted con quién?

Inspectora, yo soy el agente Miranda,

y ella, la agente Barroso.

Debemos hablar con la presidenta. Avisa a su jefe de comunicación.

-No será necesario: el comisario ha insistido en tomarle declaración.

(Murmullo de conversación)

¿También tienes que fumar aquí?

Hasta mañana.

Ambos dicen que recibieron el aviso a la misma hora, a las 05:42.

(RÍE CON SORNA) Muy rápido parece: si acababan de entrar,

¿cómo les dio tiempo a encerrar al servicio y atar a la presidenta?

Y no vieron vehículos sospechosos ni a ninguna persona o personas.

Sí, lo de "persona o personas" lo han recalcado los dos.

La cámara solo muestra a los agentes entrando a la hora que dicen.

Y el modo de actuar no es como el del asesino.

Han avisado primero a la prensa.

-¿Te parece? -Sí.

-"¿Cree que podría tratarse del Asesino de 'Los caprichos'?".

-"Lo que sé es que si conservo mi integridad física

y mi patrimonio es porque nuestros cuerpos de seguridad

son de los mejores de Europa".

"Lo demás se lo dejo a la policía".

-"¿Afecta esto a sus energías para la campaña?".

-"Me sirve para confirmar mi compromiso con la policía

y para dotarlos de mejores medios y mayores recursos

en mi próxima legislatura,

si los ciudadanos vuelven a confiar en mí".

No puede ser.

Lo que piensas no puede ser.

Han sido ellos.

La presidenta y el comisario han acordado la declaración.

Vamos a ver, el criterio no encaja, los tiempos no encajan

y en la cámara no aparece nada.

Es el responsable.

-Hasta luego.

Para acusar al comisario, necesitamos pruebas.

Filtraremos el atestado a la prensa.

¿Sabemos lo que vamos a hacer? ¿Por?

Contar algo así conllevará consecuencias.

Si tanto miedo tienes, no podemos hacer nada.

¡Carmen, tengo dos hijos! Mi marido no gana mucho dinero.

Siempre escudándote en tu familia, Eva.

Haber sido ama de casa.

Para ti es muy fácil: tú no tienes nada que perder.

(HOMBRE) ¿Cómo va eso?

Repetiremos dispositivo donde el otro día.

Tenéis que tener cuidado con esta persona. Iremos allí.

Tú vas a ir con el Pilas a la misma zona del otro día.

¿De acuerdo?

Venga, Manu.

¿Vale? Tened mucho cuidado.

Tendremos hasta apoyo aéreo.

¿Vale? Sí, es una misión...

La plancha.

Perdona.

Primero se cubre con un barniz especial.

Luego se hace el dibujo con un buril o con una punta seca.

Si quieres corregir, lo haces con el barniz.

Cuando la imagen está terminada, se introduce en el ácido.

Luego se saca, se limpia,

se le aplica la tinta

y listo para imprimir en el tórculo.

¿Este lo has hecho tú?

Antes de ser funcionario, fui artista.

Pero hace mucho tiempo de eso.

Imagino que no vienes a ver mi taller.

En casa de la presidenta, os vi en una foto.

¿Sois amigos?

Conoce a mucha gente, pero no creo que tenga amigos.

Eso no es una respuesta.

Sí, he tenido bastante trato con ella.

Aparte de mi trabajo, me llama gente para valorar sus cuadros,

para indicarles el precio

al que deben vender o comprar.

Así que Alicia Márquez es una clienta.

Podría decirse así.

Creía que las casas de subastas tenían expertos.

Y los tienen.

Pero hay más piezas debajo de los colchones que en las paredes.

Y los coleccionistas no declaran las mejores.

Exacto. Tendrían que pagar muchos impuestos.

No las declaran, pero las mueven.

Espero que esto no salga de aquí.

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

¿Sí?

Voy para allá.

Me tengo que marchar.

Una lástima.

Te acompaño.

Vuelve cuando quieras.

A ver, pásalo otra vez.

El modelo y la matrícula parcial que tenemos coinciden.

Pide la identificación a Tráfico.

Tardará un par de días.

¡Perdón!

(JADEA)

(GIME)

Lo mejor es que venga en coche y aparque en la zona.

(VOMITA)

-Muy bien. (GIME)

(VOMITA)

(LLAMA)

Carmen, ¿estás bien?

(Cisterna de inodoro)

(LLAMA)

¿Necesitas algo?

Faltaré un par de días. Si hay novedades, me dices, ¿vale?

Claro.

Quiero que me ayudes.

Claro. Lo que sea.

He de dar con un sospechoso. Apenas tengo datos y tiempo.

Si nos ayudas y es quien buscamos, tienes

la exclusiva del caso.

Gracias.

Te mando un correo con todo. Vale.

(TECLEA EN EL ORDENADOR)

(Pitido discontinuo)

(Pitido rápido y discontinuo)

(Sonido de gas)

(EL NIÑO LLORA)

¡Ya está, ya está, ya está!

¡Ya viene papá! (TARAREA)

Ya, ya... (CHISTA)

El de la calcografía me dijo que muchos no declaran sus obras.

Para no pagar a Hacienda.

Las obras cambian de mano, pero discretamente.

¡Mi amor, que ahora viene papá! Ya está,

ya. (CHISTA)

(CHISTA) Les traje esto.

(EL NIÑO LLORA) (CHISTA)

Es el único que me gustó. Deberán compartirlo.

Gracias.

-Ya estoy aquí, mi amor.

Hola. Cariño.

Vaquero, la mochila, nos vamos a la mina.

Álex, al cole. ¡Venga, venga!

Venga, al cole, al cole.

La otra...

(Móvil)

Dime, Santos.

Vale, gracias. ¡Eh!

Ha aparecido la furgoneta.

Nos vamos, cariño.

Lo bueno es que hay huellas en el volante y en la chapa.

¿Y lo malo?

Que las de la carrocería serán de los chapuzas

del desguace y las del interior son huellas no fichadas.

¿De cuántas personas?

De momento, de una.

Y había un pelo en el reposacabezas.

Dame las llaves.

¿Para qué?

Dame las llaves.

Están puestas.

¡Joder!

(Dos pitidos)

(Pitido)

Vamos...

-"En 200 metros, gire a la derecha".

¿Eva? ¿Ajá?

La dirección de Ernesto Fraile sale de las últimas. Vamos.

Gracias.

¿Ha visto este vehículo por aquí cerca?

Yo de furgonetas no entiendo.

¿Podría ser de alguien que viniera por una obra?

En mi casa se han hecho muchas reformas y portes.

¿Y si pregunta al servicio?

Claro.

Muchas gracias. De nada.

Buenos días. Buenos días.

(Ladridos a lo lejos)

Hola. ¿Recuerda una furgoneta blanca de alguien

que haya venido por alguna obra?

Conozco...

un pintor. (HABLA EN OTRA LENGUA)

-Dice que recuerda a un pintor moreno, con barba.

¿Recuerda su nombre?

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

-No recuerdo.

Gracias.

(CHASQUEA LA LENGUA)

(ESCRIBE)

(Banda sonora: música de suspense)

(Murmullo de conversación)

(Banda sonora: música de suspense)

Vale, gracias.

¿Encontraste al dueño?

Falleció hace tres años.

(SUSPIRA)

Jefe, mire lo que hemos hallado.

(Murmullo de conversaciones)

(ESCRIBE)

"Nadie lo sabe".

"Nadie sabe lo que es el arte,

no hay manera de objetivarlo, de validarlo, de cuantificarlo".

"Y esa es la mayor trampa para los artistas".

"En una sociedad dominada por el nepotismo...

y la obsesión por el dinero,

el artista y su obra son un objeto de consumo para las élites,

en un cuadro vacío que solo funciona como espejo

del poder de quienes lo adquieren".

"Yo he pasado muchos años atrapado en el laberinto del fracaso".

(Tono de llamada)

"El arte no existe".

(Pitido)

Carmen, llámame. Es urgente. "El fracaso es una ficción".

"Yo he pasado muchos años atrapado en el laberinto del fracaso".

"He conseguido meterme en sus casas".

"Vivo de sus migajas,

pero pinto...".

Acabó Bellas Artes con matrícula en 2005.

Hizo un par de exposiciones,

pero fueron las últimas. Entre 2008 y 2012,

dio clases en una asociación y ahí se esfuma su carrera como pintor.

"No creo en eso". Ha debido trabajar

de otra cosa para vivir.

Otro artista frustrado.

"Vivo de sus migajas, pero pinto únicamente

lo que quiero".

Me voy a poner a llorar.

"El arte solo sirve para elevar el espíritu".

(Puerta)

Adelante.

-Tenemos la dirección.

Vamos.

(Gemidos)

(Gemidos)

(Gemidos)

(Puerta)

Nada.

Hay que abrirla.

No tenemos orden del juez.

¿Me lo dices en serio? ¡Sí!

¡Hay que joderse!

Vamos.

(RESPIRA CON DIFICULTAD)

(Vehículos alejándose)

(GIME DÉBILMENTE)

(Pitido de buzón de voz)

Adrián. "Más noticias de los crímenes...".

Veo que me has llamado.

Lo intento más tarde.

(Sintonía de programa televisivo)

"Se le atribuyen varios crímenes y el asalto a la casa

de la presidenta de la comunidad".

"Hoy nos acompaña el comisario Vargas

para hablar sobre el caso".

"Buenos días". "Buenos días, Ana".

"¿Qué nos puede decir?".

"Pues, sí, tenemos a un sospechoso del mundo del arte

que encaja con los datos de la investigación".

"Ya se ha cursado una orden

de busca y captura contra él. ¿Tenéis la foto?".

"Sí, ese es el hombre que estamos buscando".

(EXHALA EL HUMO)

(Portazo)

Creía que no querías verme.

¿Cómo has podido filtrarlo? ¡Eres un cabrón!

No tengo que darte explicaciones.

El asesino solo podía huir o atacar, y ahora solo puede huir.

No daremos con él.

¡No tienes ni puta idea! ¡Es más fácil cazar a un asesino

cuando huye que cuando ataca! ¡A ti esto no te importa!

¡Te importa una mierda que haya más víctimas!

Solo quieres detenerle antes de las elecciones

y colgarte la medalla.

Mírame.

Ten los huevos de mirarme.

El asalto a la casa de la presidenta...

fue cosa tuya.

Dime que me equivoco.

Dímelo.

Mira, Carmen,

si se te ocurre llenarle la cabeza de mierda a alguien con tus locuras,

te jodo la vida.

Hago una llamada y, con tu expediente,

te la jodo. ¡Piénsalo!

¡Ya está la orden!

(JADEA)

(Sirena de los coches patrulla)

(Emisora de la policía)

¡Policía! -¡Policía, alto!

-¡Policía! -¡Policía!

(JADEA)

(JADEA)

-¿El tejado? -¡Limpio!

¡Policía!

-¡Policía!

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

(Canción de música rock en inglés)

Sí, se lo he dicho. -Se sentiría acorralado.

La pena, el pobre...

...entrar por la mañana...

Qué mala suerte.

Una pena.

(Conversaciones y risas)

(HOMBRE) Sí, sí.

Que te puede...

(Canción de música rock en inglés)

"Un par de noches más conmigo y me lo cuentas todo".

"Tetrodotoxina".

"Provoca parálisis gradual y asfixia, pero sigues consciente".

"Mónica Luna, propietaria de una tienda de antigüedades".

-"Las grandes colecciones las tiene la gente rica".

-"Costaron mucho".

-"En aquel tiempo, él acababa de comprar

un grabado de Goya". "Vivían solos,

los atacaron de madrugada, cuando estaban durmiendo".

"Con el mismo veneno".

"Hace varios años, no sabría decirle cuántos,

alguien quiso entrar a robar".

-"Todos los coleccionistas siempre quieren más".

-"1970. Desde entonces, está prohibido hacer impresiones".

"Laura Paterna: 32 años, socia de un bufete".

-"Se llevaba bien con todos".

-"Mucha gente tiene relación con obras".

-"Me llaman para valorar sus cuadros, para decirles

a qué precio deben vender o comprar".

"Tiene una colección impresionante".

-"Hubo una subasta en Sotheby's".

"Barrio lleno de coleccionistas, anticuarios, ricos...".

-"Pujaban hasta llegar a cantidades indecentes".

"Tendrían que pagar muchos impuestos. No las declaran, pero las mueven".

Iván, Iván, Iván...

Santa...

Estamos.

(TECLEA)

Vamos...

Uno, tres, cinco; uno, tres, cinco...

Uno, tres, cinco... Vale, vale...

Eva.

"Voy a casa de Eduardo Gil. Pide refuerzos".

# ¡...tu presencia!

# ¡Quiero que estés a mi lado!

# No quiero hablar de la lucha # si no estamos... #

(Silencio)

(Ladridos a lo lejos)

(Clic de cámara)

(Tono de llamada)

Eva, Iván y Eduardo eran cómplices. Ven para acá ya.

(GRITA)

(SE QUEJA)

(SE QUEJA)

(GRITA)

(Disparo)

(SE QUEJA)

(JADEAN)

-(GRITA)

(GRITA)

(JADEA)

(GRITA)

(GIME)

(GIME)

(GRITA)

(GRITA)

(GIME)

(CHILLA)

(GRITA Y GIME)

(JADEA)

(JADEA)

(JADEA)

-Mandad la camilla. -"En cuanto llegue".

(Emisora de la policía)

Vete, vete a casa.

Ya no se puede hacer nada.

(Emisora de la policía)

Vuelvo enseguida.

¿Qué pasa, Eva? Señor, he de ir a Bruselas.

Sé que Eduardo Gil va a estar allí.

Deja que la Interpol se ocupe.

Se subasta la semana próxima.

Es el Julio Romero de Torres que Carmen me mandó.

Era de una víctima, pero, al registrar la casa de Gil,

ya no estaba allí.

Si va a la subasta, podemos probar que está detrás

de todas las muertes.

Ya, pero nadie declaró ningún robo, aparte de los "Caprichos".

¡Porque eran obras que sus dueños no habían declarado!

¡Eduardo Gil sabía bien qué podía robar y qué no!

Señor...

¡Llevo todo este tiempo esperando a que se venda

y por fin se va a subastar en Bruselas!

¿Queremos cogerle o no?

(Dos campanadas)

(Murmullo de conversaciones)

(HABLA EN INGLÉS)

(Banda sonora: música solemne)

Somos cine - El asesino de los caprichos - Ver ahora

Para Verdú, El asesino de los caprichos se convitió además en su primer papel en la piel de una inspectora. Una mujer, dura y solitaria, eficaz en su trabajo, pero de un carácter complicado. Un personaje que nos recuerda mucho a la abogada a la que Verdú da vida en la serie Ana Tramel. El juego. Una mujer que tiene que hacerse valer en un mundo de hombres, sin marido, sin hijos y con un trabajo que ha hecho desaparecer su vida personal.

"Nos preguntamos por qué este tipo de personajes tiene este carácter, pero es que son mujeres que viven, por encima de todo en un mundo de hombres donde no pueden entender que una mujer joven sea la que manda", explicaba la actriz en una entrevista en el programa De Pe a Pa.

No recomendado para menores de 16 años Ana Tramel. El juego - Episodio 1: La apuesta - Ver ahora
Transcripción completa

(Banda sonora: música de suspense)

(JADEA)

(JADEA)

(JADEA)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

Buenos días.

(SUSPIRA)

¿Dónde estoy? Una dirección, por favor.

Calle Embajadores, 68. ¿Quieres un café?

(SUSPIRA)

(Mensaje de móvil)

(SUSPIRA)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

¿Sí?

-"(SUSPIRO) ¿Ana?".

Hola.

"No te llamaría de no ser grave".

Pero me han detenido.

(SUSPIRA)

Estoy en el cuartel de la Guardia Civil de Robredo.

"Estoy aquí con el teniente Moncada".

Escucha la conversación.

(SUSPIRA)

Ana, necesito que me ayudes.

¿Por qué te dejan llamar 17 veces?

"No he sido yo".

Han llamado los agentes hasta que has contestado.

"Están muy amables conmigo".

Les he dicho que...,

"que eres mi abogada".

No. No, Ale, de verdad que no es buena idea.

Hace mucho que no piso un juzgado.

"Llama a otro".

¡No me jodas! ¡No conozco más abogados!

Va... (JADEA)

¿De qué te acusan?

(SUSPIRA)

Me acusan del asesinato

"de Bernardo Menéndez Pons,

el director del casino de Robredo.

(SUSPIRA)

Ana".

(SUSPIRA)

¿Me ayudarás, sí o no?

No hables con nadie, ¿vale? No digas nada hasta que yo llegue.

"Ni con los agentes".

Gracias.

(Señal de fin de llamada)

(Toses y arcadas)

(OFF) "Mi nombre es Ana Tramel.

Tengo 48 años, un exmarido y dos úlceras.

Y siempre he querido ser abogada".

# (MUJER) Una y otra vez,

# una y otra vez,

# aunque solo queden brasas,

# yo puedo volver a arder.

# Una y otra vez,

# yo puedo volver.

# Hoy prefiero dejarme caer.

# Hoy la vida me queda grande.

# Sé calmarlo y volverlo a prender

# una y otra y otra...

# y otra vez.

# Vez. #

(Teléfono)

Promultas, ¿dígame?

Hola, Ronda.

"Concha pregunta por ti. Está enfadada".

Luego hablaré con ella. Necesito que reúnas a Sara,

Sofía, Francisco y al nuevo, al de las corbatas horribles.

Gerardo.

Ese. Que busquen información sobre Menéndez Pons

"y que me esperen. Iré en cuanto pueda".

¿Menéndez, el fiambre de las noticias?

¿Lo nuestro no son las multas?

Ronda...

"Menéndez Pons, Gran Castilla, Alejandro Tramel.

Que empiecen a trabajar en esos tres nombres".

Y envía una copia de mi DNI y de mi número de colegiación

a la Guardia Civil de Robredo, es urgente.

Y puedes ahorrarte los comentarios:

he perdido la documentación.

¿Estás bien?

Mejor que nunca.

"Concha quiere hablar contigo".

Dile que luego la veo.

(Tono de llamada)

(Señal acústica)

Soy Ana, llámame.

"Mi exmarido era inspector de policía.

Pasé mucho tiempo en comisarías parecidas a esta".

¿Solo dos? Es que no lo entiendo, de verdad.

Dos, ¿no? -Pues nada.

Venga, que pases buen día.

Hola. -Adiós.

Vengo por Alejando Tramel, soy su abogada.

¿Me permite su documentación?

Es que por un problema no la llevo encima,

pero, si comprueba su correo electrónico,

verá... Sin documentación no puede pasar.

Tienen dentro a Tramel detenido por asesinato desde hace horas.

Si no le aplican la ley antiterrorista,

tiene derecho a asistencia letrada de modo inmediato.

Sé que usted solo hace su trabajo,

solo le pido que llame a un superior. Solo eso, por favor.

(SUSPIRA)

Una abogada pregunta por Alejandro Tramel.

No lleva documentación.

Sí, mi teniente.

Suba al primer piso, por favor.

El teniente Moncada la espera.

Muy amable, agente.

(SUSPIRA)

Teniente Moncada.

Ana Tramel.

Procuramos que el arresto sea lo menos traumático posible.

¿Se encargará usted personalmente

de defender a su hermano?

Ya veremos.

¿Conoce a Alejandro?

Sí.

En Robredo nos conocemos todos. Éramos amigos.

Está detenido por asesinato y, la verdad,

lo tiene muy complicado.

¿Por qué lo dice?

Media docena de testigos lo vieron entrar

con Menéndez en la sala donde este murió,

el casino está lleno de cámaras

y él ha confesado.

Si necesita algo, dígamelo.

Cuando acabe, la acompaño a la sala de interrogatorios.

Gracias.

(SUSPIRA)

(Móvil)

"Todo lo que ocurrió

la noche del 20 al 21 de octubre se resume

en el atestado escrito por Moncada.

El casino de Robredo abrió

a las 18:00, como todos los días.

La sala principal

comenzó a animarse al anochecer".

Blanco, seis...

"Una a una, a medida que llegaron los clientes,

fueron abriendo todas las mesas de juego con licencia:

ruleta, 'blackjack',

dados, punto y banca, y tragaperras.

(Sonido de tragaperras)

Alejandro Tramel, según consta en el registro,

entró en el casino a las 22:15.

Fue directo a la 'poker room',

donde estuvo tres horas seguidas perdiendo mucho dinero".

"All in".

(Tos)

Trío de sietes. (CARRASPEA)

¡No me jodas, no me jodas!

Toda la noche igual... ¡Joder!

(RESOPLA)

Cinco.

(Murmullo de conversaciones)

(SUSPIRA)

"A partir de ese instante, Alejandro siguió jugando a crédito,

firmando pagarés por valor de 5000 euros

en esta fase de la partida.

Varios testigos, jugadores y crupieres, en su testimonio,

aseguran que estaba nervioso,

irascible.

Pasadas las 03:00,

Pons se presenta en la 'poker room' acompañado de Aarón Freire,

jefe de seguridad del grupo Gran Castilla.

Invita a Alejandro a seguir la partida en una sala privada.

En un principio, este se niega".

¡No me jodas! -Hay demasiados restos. Destaca.

-(SUSPIRA)

-Alejandro.

-Mismos restos, puestos, jugadores.

-Por supuesto.

"Finalmente, Alejandro acepta.

Los empleados trasladan la partida a una sala privada,

a salvo de curiosos y ojos ajenos". (ALEJANDRO CARRASPEA)

"Allí invitan a los jugadores a beber y comer mientras juegan.

A propuesta del propio Pons, y por consenso,

incrementan la apuesta mínima de la partida".

"All in".

-"All in", señor.

(Suspiro)

-(SUSPIRA)

-Friman, no tenemos todo el día.

"En esos momentos, Alejandro ya ha perdido más de 10 000 euros".

-¿Desea ir a la mano, señor?

-Voy.

-Dobles.

(SUSPIRA)

Joder... -Color.

-¡No me jodas!

¡No tenías nada!

-Proyectazo.

-¡Vete a la mierda, no tenías nada! ¡Siempre igual!

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

-Bien intentado. Parecía no tener nada.

-Cállate la boca y tráeme más fichas: 30 K.

Vale, vamos.

(Sonido de fichas)

-¡Puta...!

"All in".

-"All in", señores.

-Voy.

Dobles.

-"Full" de ases.

-¡Joder!

(JADEA)

30.

30 más.

"Pasadas las 06:00,

el director de juego, Pablo Morenilla,

informa que se va a cerrar la mesa y el casino".

-Señores, la partida ha acabado.

Cerramos la mesa. -¡No, no!

Lo alargas. Tengo que recuperarme.

-Nos gustaría, pero, por desgracia,

no podemos por licencia seguir más allá de las 06:00.

-Os saltáis las normas cuando queréis.

-La noche ha sido larga.

-(SUSPIRA)

"A pesar de las quejas,

a las 06:22 se cierra la mesa de juego

y finaliza la partida".

¡Ha sido una puta encerrona!

¡Me habéis jodido!

-Tranquilo, solo ha sido una mala noche.

Son cosas que pasan. -¿Cosas que pasan?

Muy bien, pues no pienso pagar.

"En este punto, las declaraciones de los testigos se contradicen.

Según algunos, Menéndez invitó a Alejandro a su despacho".

-Venga, relájate.

-(JADEA)

-Quiero hablar contigo en privado. Ven a mi despacho.

"Sin embargo, según otros testigos, como el propio Morenilla,

fue Alejandro quien pidió ir al despacho de Pons".

-¿Podemos hablar en tu despacho?

Por favor.

-Claro. Vamos.

"Fue la última vez

que se vio con vida a Bernardo Menéndez Pons".

"(Móvil)"

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

Eme.

Hola.

"Necesito un detective ya".

Estoy en medio de algo.

Han asesinado al director del casino de Robredo.

Han detenido a Alejandro como único sospechoso.

"Me encargaré de su defensa".

Averigua si las cámaras de seguridad del casino

grabaron el asesinato.

"Quiero saber

si los despachos privados tienen también cámaras".

¿Algo más?

Haz que esté bien hasta que pase a disposición del juez, por favor.

Y hazle llegar algo de dinero.

¿Dónde?

Está con la Guardia Civil en Robredo.

Le trasladarán en breve.

Creía que ahora te dedicabas a las multas

y que te daban asco los juzgados.

Sí, yo también lo creía.

Pero, si no hay sardina, la foca no salta.

"Lo sé, Eme, lo sé".

Promultas pagará las facturas.

En ese caso, cuenta conmigo.

Gracias.

No he leído que el detenido confesara.

Alejandro tenía las manos manchadas con sangre de Pons.

Le vieron entrar en un despacho con Bernardo y dijo textualmente:

"Pons merecía morir".

(Clics de foto)

"Anoche llamaron al teléfono de emergencias del cuartel

y fuimos al casino.

(Clic de foto)

En la sala privada estaba Freire,

un expolicía que ahora ejerce como jefe de seguridad".

(SUSPIRA)

"Alejandro estaba deshecho".

(SOLLOZA)

¡Merecía... morir!

(SUSPIRA)

Pons...

merecía morir.

(SOLLOZA)

"Lo repitió varias veces".

"(Murmullo de voces)"

(Murmullo de voces)

(HOMBRE) ¡Teniente!

¡Unas palabras!

(Murmullo de voces)

-Agente, agente...

(SUSPIRA)

Tienes un aspecto horrible.

Deberías mirarte a un espejo, Ale.

La cosa está fea.

No sé qué te habrán contado, pero...

No pueden grabar esta conversación, pero podrían estar escuchando.

Mejor no digas nada.

Llevo 72 horas sin dormir.

No me has entendido.

Que no digas nada.

Responde a lo que te pregunte.

(SUSPIRA)

Estás acusado de asesinar a Bernardo Menéndez Pons.

Me encargaré de tu defensa, necesito que firmes

este contrato.

¿Me va a salir muy caro?

No es una broma, Ale.

En breve comparecerás ante el juez.

El magistrado incoará las diligencias

e irás a prisión preventiva.

Estarás un tiempo en la cárcel.

¿Qué pasa con la provisional?

Aquí es casi imposible.

Te haré llegar dinero. Si necesitas algo más, llama.

(SUSPIRA)

Cuatro años y medio sin saber nada de ti.

Lo siento.

Yo también lo siento.

(SUSPIRA)

(JADEA)

Después de lo que me pasó, no... podía ni mantenerme en pie.

Bueno, aquí estás.

¿No?

¿No me vas a preguntar si lo hice?

(SUSPIRA)

Soy tu abogada, no tu confesora.

(Puerta)

(RESPIRA HONDO)

"(Pitido continuo)"

(SUSPIRA)

(NIÑO) ¡Ana!

¡Alejandro!

Buenas. (HOMBRE) Hola.

Primero quiero que tengáis claro a qué nos enfrentamos.

Estamos ante un caso de asesinato.

El acusado es mi hermano.

Pero quiero que sepáis

que le trataremos como a los demás clientes.

-¿Concha qué opina de esto?

Concha aún no está al corriente.

-¿Has contratado a un investigador?

-Habrá que alternarlo

con las multas.

De momento, olvidaos de las multas por un tiempo.

Pero, si os metéis en esto, trabajaréis el triple

y cobraréis lo mismo.

Va a ser duro.

Así que, si no queréis seguir,

este es el momento de iros.

-Lo siento.

No estudié Penal

y trabajar gratis no me va.

-Yo no tengo nada que pensar.

Cuenta conmigo.

-Al fin un caso interesante y mediático.

Sigo: esto quedará genial en mi currículum.

-Eres buena, dicen.

Algo aprenderemos.

(SUSPIRA)

Pues al lío.

¿Cómo te llamabas?

-Gerardo.

Dispara, Gerardo.

Alejando ganó las series europeas de Cannes hace un año

y quedó segundo en el World Poker Tour

el curso pasado.

¿Mi hermano es famoso?

En el mundillo del póquer. No es asiduo de torneos,

suele jugar a "cash".

Hay dos tipos de partidas: torneos y "cash".

Los torneos tienen un precio fijo cerrado.

Las de "cash" mueven más dinero, aunque hay de todos los niveles.

Y esto lo has aprendido ahora, claro.

(SUSURRA) Sí.

Pasemos a Pons.

-Bernardo Menéndez Pons.

Estudió con los jesuitas, casado, tres hijos.

"Tras dirigir hoteles, fue gerente del casino de Creonte.

De ahí pasó al casino Gran Castilla de Robredo".

Desde que llegó, se han hecho dos ERE allí.

No era muy popular en la plantilla, claro.

Serio, distante, mano derecha del dueño del grupo,

Emiliano Santonja,

"más conocido como Gengis Kan".

Empeño personal suyo fue la "poker room",

"una de las más conocidas".

"La pregunta importante es"

qué relación tenía Pons con Alejandro Tramel.

-Es sabido que Alejandro juega mucho en el casino.

De ahí se conocerían.

Aunque juega en otros sitios:

en partidas ilegales del Perita en Dulce y de Friman.

¿Qué es una partida ilegal y quién es Friman?

Lo menciona el atestado, estuvo anoche.

"Partida ilegal es cualquiera que se juegue fuera de un casino".

Una se hace en un chalé de la carretera de Barcelona

y el casero es Friman.

Y tú la conoces, claro.

De oídas.

"Organiza timbas,"

es prestamista...

Fuma cuatro cajetillas al día y nunca se acuesta.

(RONCA)

¿A cuánto? -50.

-Ahí van.

(Risas)

¿Alguna información sobre las cámaras de seguridad?

-Hablé con uno de la Comisión del Juego.

"Dice que hay cámaras en todas las salas del casino

salvo en los baños, pero no supo decirme

si hay también en los despachos".

"Hay testigos, un móvil claro,"

muchas pruebas circunstanciales y, para rematar,

puede que el crimen esté grabado.

Quiero un informe detallado

sobre la industria del juego

y sobre los últimos años de Alejandro como jugador:

dónde y con quién jugaba,

nombres, fechas, deudas,

cantidades...

Gran Castilla, casino de Robredo.

Emiliano Santonja, Menéndez Pons, multas,

capital social, problemas internos, posición dentro

de la industria. Casinos, bingos, juego "online":

todo lo que puedas hallar.

Tú céntrate en la ley y usa tu contacto en la comisión.

Ah, y revisa el atestado: creo que acaba de llegar una copia.

Y, sí, he contratado un investigador.

Salid, por favor.

(SUSPIRA)

No sé en qué andas,

pero estoy casi en la ruina.

Este mes es el último,

no estamos para que pongas a mi gente en un caso...

Concha... Ya está.

Para, para.

Han detenido a Ale.

¿Qué Ale? ¿Nuestro Ale?

¿Tu hermano?

Lo acusan del asesinato del director de un casino.

Pinta mal.

Hay testigos, una supuesta confesión, vídeos...

¿Lo has visto? ¿Cómo está?

Jodido.

Tiene problemas con el juego.

¿Y esto?

Ah, un frenazo. Se me marcó el cinturón.

No puedo ayudarte.

El despacho va fatal, debo cerrar.

¡Por favor!

¿Cuánto tiempo llevará?

No sé, unos meses, un año quizá.

No puedo aguantar.

Trabajaré gratis, renuncio al finiquito.

Necesito tu ayuda, estamos hablando...

Ronda, estamos ocupadas.

Perdón, hay una mujer en la recepción con un niño.

Dice que es la mujer de Alejandro.

Creo que es rusa.

Hola. -Hola.

Soy Ana Tramel.

Helena Vasílieva.

Debí avisar, perdón.

-"Tetya Ana".

¿Qué ha dicho?

-"Tía Ana".

Que eres su tía.

Disculpa, es que Alejandro nunca me dijo nada de...

Ronda...

¿Puedes cuidar al niño mientras hablo con su madre?

-Claro. Sígueme.

(RONDA RÍE)

¿Te gusta pintar?

Tengo unos rotuladores chulísimos.

-Me gusta más

que pinten los demás.

-Ah, pues pinto yo, ¿vale?

¿Estáis casados legalmente?

-Hace tres veranos.

Muy bien.

¿Y de qué os conocéis Alejandro y tú?

Yo bailaba en un club al lado del casino.

Nos presentó mi hermano Sebastián.

Me dijo que no me viera con jugadores,

pero Alejandro es guapo y me encanta.

Bailabas en un club.

Un día le hice un baile privado a Alejandro.

Después dejé el club y desde entonces estamos juntos.

Muy felices.

Casi siempre.

¿Qué quieres de mí?

Alejandro está enfermo:

todos los días, ruleta, póquer, apuestas deportivas...

Dice que es su profesión.

Es mentira. No es profesión, sino enfermedad.

Puedes tener razón.

Pero ahora urge otra cosa. Está acusado de asesinato.

Lo sé, mi marido mató a Menéndez Pons.

Si quieres hacer algo por él, no vuelvas a decir eso

nunca más, ¿me oyes?

A nadie, ni siquiera a mí.

Vale.

Bien.

(RONDA) Mira...

(SUSPIRA)

-Alejandro habla mucho de ti.

(NIÑO) ¿Qué pasa? -Le da pena no verte.

Me cuesta mucho decirlo,

pero... necesito dinero para el niño.

No tengo nada.

Perdón.

Alejandro debe mucho dinero.

¿Cuánto?

No tengo ese dato.

Pero le han hecho varios pagarés, así que mucho.

¿A quién se los pedía?

Al propio casino, los firman Pons y Santonja, el dueño.

Eso nos vendrá bien.

¿Hay copia de los pagarés?

La tendremos.

Y la prueba toxicológica de Alejandro da negativo.

(SUSPIRA)

Habría ayudado para alegar enajenación mental,

alteración de la conducta, etc.

El viernes es la vista preliminar.

Imagínate que fuera...

un anuncio de... güisqui

o de ron.

Y que pusiera "alcohólico" y no "jugador".

"Todos llevamos un alcohólico dentro".

Está por todas partes.

La ciudad entera.

Alejandro tiene suerte de contar contigo.

Yo no lo tengo tan claro, Eme.

Me alegra verte tras tanto tiempo.

(Canto de pájaros)

¡Alejandro!

(JADEA)

¿Dónde estabas, Ana?

Buscándote.

¿Has visto al lobo?

No.

¿Vamos con mamá?

"El empresario Emiliano Santonja ha acudido esta tarde

al tanatorio de la M-40 a darle su último adiós

a Bernardo Menéndez Pons,

que murió la pasada madrugada en el casino de Robredo.

El caso está bajo secreto de sumario,

pero todos los datos indican que es una muerte violenta".

(Pitido del microondas)

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

-"El grupo Gran Castilla pierde a un trabajador muy querido.

Mi más sentido pésame a su mujer y a sus hijos. Gracias".

-"Una última pregunta". -"Eso es todo".

(Móvil)

¿Sí?

(HOMBRE) "Alejandro estaba en terapia".

¿Quién es usted?

"Aún no se lo había dicho a nadie, pero era consciente de su mal.

Por eso empezó la terapia.

Acudió a Alma".

¿Qué es Alma?

"Llevaba tres meses".

¿Por qué me lo cuenta?

"Porque es lo correcto."

(CUELGA)

(Banda sonora: música de suspense)

"(Móvil)"

Promultas, buenos días.

¿Está Concha?

Sigue de muy malhumor.

Al llegar, les ha pegado cuatro bufidos a Gerardo y compañía

por pasar la noche en la sala de reuniones sin permiso

"y se ha metido en el despacho dando un portazo".

¿Y cómo van los chicos?

Agotados y entusiasmados. Ahí siguen.

Que no les falte café. Diles que los veré más tarde.

Por cierto, necesito que pagues a un detective esta mañana.

No pidas la aprobación de Concha para eso.

¿Quieres que me la salte?

Solo hasta que se calme todo. Te debo una.

"Oye, los 500 euros

para Helena Vasílieva de ayer los saqué de la caja".

¿Qué concepto pongo?

"Alejandro Tramel".

"¿Eso servirá?".

Tú ponlo.

(Clics de foto)

-"No solo ofrecemos charlas, terapia,"

asesoramiento personalizado...

También hay actividades para los pacientes.

Ajá.

Aquí puede ver lo que hacemos.

Y, bueno, todos los monitores del centro somos...

exjugadores rehabilitados.

Muchas gracias por recibirme tan rápido.

Pero no he venido por mí.

¿Sí? Bueno, es lo habitual.

La primera visita la suele hacer un familiar.

Pero ya le digo

que, si la persona afectada no quiere dejar el juego,

no hay nada que hacer.

Se trata de mi hermano,

Alejandro Tramel.

Vino hará unos tres meses.

¿Qué quiere?

Le han detenido,

acusado de asesinar al director del casino de Robredo.

Si estaba en tratamiento, sería bueno

conocer los detalles de la terapia.

Los datos de nuestros pacientes son confidenciales.

O sea, ¿es su paciente?

El vínculo terapeuta-paciente es sagrado e inquebrantable.

Soy su abogada además de su hermana.

Encarcelarán a un enfermo.

Usted lo sabe bien.

Lo siento.

No está en mi mano. ¿Me está diciendo

que, si Alejandro fuera su paciente

y usted tuviera datos que pudieran ayudarle,

no me los proporcionaría?

Es un modo de verlo, sí.

Mi hermano tiene un problema con el juego.

Necesita ayuda y usted ayuda a gente.

Se lo pido por favor.

(SUSPIRA) Mire...

Si quiere información sobre cualquier paciente,

consiga una orden judicial.

"(Pitido continuo)"

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

"(El pitido continúa)"

(Aullido)

Alejandro...

(Gruñido)

(GRITA) ¡No!

(SUSPIRA)

Conozco a tu hermano.

Estuvimos juntos en algunas sesiones de grupo.

No, no sé de qué hablas.

Estoy en rehabilitación.

Igual que Alejandro.

En la terapia de grupo.

Pero ¿tú qué edad tienes? 18.

Hemos coincidido pocas veces, pero Alejandro es un crac.

¿Se cargó al cabrón de Pons?

¿Me llamaste anoche?

No.

Puedo ir al juicio a declarar a favor de tu hermano.

¿Qué podrías contar?

No sé...

Eh...

Que los del casino te chupan la sangre.

¿Y hablar de la terapia,

de tu rehabilitación con otros,

como Alejandro?

¿Quieres que diga que soy un ludópata y que voy a terapia?

Sería bueno para él.

Debo hablarlo con mis padres. Tengo que irme.

¿Cómo te llamas?

Andrés Admira.

Pero no me busques. Ya lo haré yo.

Te gusta, ¿eh? Deja algo para los demás.

-Soy vegetariano, solo como esto y arroz.

Odio el maltrato animal.

-No está mal, pero en Chinatown...

Eso sí que era "sushi". -¡No, por favor!

Deja ya tu máster en Nueva York. Nos lo sabemos de memoria.

-Ya, solo hablamos de donde corres maratones.

El casino lo invitaba a cenar,

le prestaban dinero.

¿Puede un casino prestar dinero a un cliente?

-Depende.

En Madrid, sí.

En 2012,

"se armó un revuelo por el complejo de hoteles y casinos

que iba a construirse en Madrid,

conocido popularmente como Eurovegas".

-"Para convencer a Adelson"

de que invirtiera en España, se cambiaron algunas leyes.

"Se anuló en parte la prohibición de fumar,

se bajó la tributación,"

se permitió el préstamo a jugadores bajo ciertas circunstancias.

-Para sorpresa de todos, Adelson se esfumó sin dejar ni rastro.

Pero la normativa aprobada entonces sigue vigente.

En otras comunidades,

no se puede adelantar dinero a un jugador

y hay precedentes judiciales contra los casinos por eso.

¿Algo más? -Sí, yo.

En España,

"hay 42 casinos, 400 bingos,

2830 salas de juego,

5500 despachos de lotería,

7000 kioscos de cupones,

200 000 máquinas tragaperras

y, claro, docenas de casas de apuestas 'online'.

El juego mueve 40 000 millones de euros al año en nuestro país".

Gran Castilla factura

1228 millones de euros al año.

Es uno de los mayores consorcios del país.

Y siguen creciendo.

Son muy grandes y por eso

tienen todo muy bien atado.

-No tanto.

Según el atestado, en la noche

del crimen, el casino infringió

en tres ocasiones la ley de juego de la Comunidad de Madrid.

Primera infracción:

trasladar la misma partida a otro espacio del recinto.

¿Mismos restos, puestos y jugadores?

-Por supuesto.

Segunda infracción: incrementar las apuestas mínimas

en la misma partida.

"All in". -"All in", señor.

Tercera y última infracción:

prolongar una partida más allá de la hora límite fijada.

"En este caso, 22 minutos por encima de la hora".

Bien que os saltáis las normas cuando os apetece.

Muy buen trabajo.

Hay que construir una narrativa.

Debemos demostrar que abusan de la gente.

Se aprovechan de enfermos.

Ellos son los malos.

Alejandro es el bueno aquí. Pero...

se cargó a Menéndez Pons.

Se lo merecía.

-¿Por qué?

Exacto.

¿Por qué?

-Porque le debía dinero y le presionaba.

-Menéndez le martirizaba.

Le acosaba todos los días.

Aún mejor:

Alejandro actuó en defensa propia.

-¿Le mató en defensa propia?

-Si le reventó la cabeza con algo.

-Está grabado. Precisamente.

Alejandro es cliente habitual,

sabe bien que hay muchas cámaras que le graban.

Aun así, no tuvo más remedio que golpearle

porque estaba desesperado.

Actuó en legítima defensa.

Alejandro es la víctima,

y el muerto, el agresor.

-Un jurado no se comerá eso.

Alejandro lo mató a golpes.

¿Cómo va a ser la víctima por mal que lo tratasen?

Los juicios con jurado no los gana la verdad.

Gana quien cuenta la mejor historia.

Tienes que pulirlo, pero no suena mal.

-Ya lo sabrás, pero el crupier de la partida

era el cuñado de Alejandro, Sebastián,

hermano de Helena.

Sí, me lo dijo ella. Al parecer, Sebastián los presentó.

Que Alejandro esté casado y sea padre le viene bien.

Reduce la posibilidad de fuga de cara a la condicional.

-Gran Castilla es la acusación particular.

Sí, no ayuda, pero no es una sorpresa.

Hablaré con Alejandro. Si acepta, pondremos sobre la mesa

que iba a terapia.

Necesitaremos un certificado, preparad la solicitud a Alma.

Si se opone, lo solicitaremos igualmente.

Ahora nos centraremos en la vista de mañana.

Si averiguo algo, te aviso.

Me están siguiendo. ¿Estás segura?

Mira.

Salió zumbando cuando intenté acercarme.

Pásame las fotos y ya vemos.

Vale. Otra cosa.

Hay un chico que compartió terapia con Alejandro,

Andrés Admira.

Indaga, igual podemos citarle a declarar.

Ana Tramel está de vuelta.

Mei Lin, cóbrame. -Sí.

-(ACENTO CHINO) Su novio, muy serio, ¿eh?

No es novio, Fang. Es amigo de los que ya no quedan.

Yo presento viudo chino,

primo, muy bueno para Ana.

¡Lo que me quedaba por probar! ¿Has oído?

Un viudo chino. No te digo yo que no.

-¿Un chupito de licor de flores?

No, el licor, para ellos. Y al ratito los echas,

que deben trabajar. Vale.

(HABLA EN CHINO)

-(HABLA EN CHINO)

-(HABLA EN CHINO)

-Ana... (HABLA EN CHINO)

¿Ana..., qué?

Adiós. (MEI LIN) Adiós, gracias.

(Timbre)

¡Menos mal que vienes! ¿Y eso?

Discuten otra vez.

¿Por qué, si puede saberse?

(SUSPIRA)

¡Oh, qué bonito! Sí.

Muy bonito. Intentamos explicarle a Jimena

que, mientras viva aquí, no puedes ponerte

dos pírsines sin nuestro permiso.

¡Es uno y a papá le parece bien!

-Hola. Hola.

Dile a tu amiga que no es para tanto.

No es para tanto. ¿Ves?

Siempre igual: yo, el poli malo.

Por algo será.

-¡Hola, Ana! ¿Quién viene aquí?

¡Qué mayor estás, pelirroja!

Chicas, arriba,

a hacer los deberes. -(SUSURRA) Mandona.

Lo es. Te he oído, Jimena.

-Venga. ¿Sobrevivirás

si me la llevo 10 minutos? Ella, encantada

de perderme de vista, claro.

-Yo quiero ir. -¡Eh, no, no, no!

Huid antes de que sea tarde.

Antes del baño, jugamos al escondite. ¡Corre!

Uno, dos,

tres, cuatro...

Hagámoslo.

Siempre has querido.

Tú y yo, socias.

Un bufete de verdad con casos de verdad.

Llevo más de 20 años proponiéndotelo.

Y decías que eras demasiado buena para ser mi socia.

Nunca dije eso.

Lo has pensado.

He tenido que tocar fondo para hacerlo.

Y lo decides cuando el negocio está en las últimas.

Haremos que funcione.

Esta es mi propuesta:

mantén abierto Promultas durante un año,

saquemos a Ale de esto

y abramos un nuevo despacho.

A medias.

(MARIDO) ¡Oh, cuidado, Aitana!

(SUSPIRA)

No te voy a hablar de lo que supone mantener abierto Promultas un año

ni de las deudas con los bancos ni de mis problemas matrimoniales.

¿Tienes problemas con Felipe?

Haría lo que fuera por ti y Ale.

Pues hazlo.

Gracias. (RESOPLA)

No he dicho que sí aún.

Pero vas a hacerlo.

¿Lo ves?

(RÍE Y SUSPIRA)

(SUSPIRA)

Me gustaría volver algún día a la cabaña de Candeleda.

Últimamente, me acuerdo mucho de aquello, ¿sabes?

No es momento para hablar de ello.

Tú también te alegraste de que muriese mamá.

Siempre estaba triste,

llorando,

quejándose. ¡No me jodas!

Fue un alivio.

(SUSPIRA)

Cuando se quitó de en medio, pensé que...

por fin íbamos a descansar.

Si quieres, cuando te saque de esto, nos acercamos al valle

y lloramos lo que queramos.

Ahora solo debes firmar esta petición.

Ana, quiero contarte con detalle todo lo que pasó

en el casino.

Ya podrás tras la vista preliminar.

Ahora solo necesito ver tu ficha médica terapéutica.

¡No! ¡No, no!

No, no voy a hablar ni de mis terapias

ni de mis adicciones en público.

(SUSPIRA)

¿Por qué no me hablaste de ellos?

¿De Helena y Martín?

El día que nació mi hijo, te llamé.

Varias veces.

Pero nunca me contestaste.

(SUSPIRA) Tranquila, este tiempo solo he tenido...

la cabeza para jugar.

(SUSPIRA)

Supongo que por eso hemos llegado hasta aquí, ¿no?

(RÍE LEVEMENTE)

El niño es precioso.

Sí. Es la hostia de listo, ¿sabes?

Es una versión muy mejorada de mí mismo.

Le irá mejor en la vida.

¿Qué te pareció Helena?

Guapa.

Es de las buenas, ¿sabes?

Una optimista.

No como tú.

(RÍE LEVEMENTE)

Ni como yo.

Cuida de ella y de Martín.

Solo por este tiempo.

No creo que te den la libertad condicional.

Pero lo intentaré con ahínco.

Genial.

(SUSPIRA)

Siento haber desaparecido todo este tiempo.

No, tranquila, tranquila.

No pasa nada.

Sé que he metido la pata.

Muchas veces.

(SUSPIRA)

La culpa es solo mía, ¿vale? (RÍE LEVEMENTE)

(SUSPIRA)

Ramiro ha venido a verme.

¿Qué le has contado?

Nada, solo...

quería saber si podía ayudar.

También ha preguntado por ti.

No hables con él.

¿Me has oído? Ni con nadie.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

"La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

Soy alcohólica,

soy adicta a los tranquilizantes

y hubo una vez, no hace tanto tiempo,

que mi presencia en los tribunales hacía temblar a jueces,

fiscales y abogados de la parte contraria".

¿Parezco un distinguido letrado de la audiencia?

-Solo pareces un mamarracho con toga.

-Me encanta que sean obligatorias.

-Cortesía del colegio de abogados, y por muchos años.

"Quizá todo es un terrible error:

defender a mi propio hermano,

regresar a los juzgados,

creerme preparada para enfrentarme a un caso penal.

Daría todo lo que soy,

todo lo que he sido por salvar a Ale".

Ana, acaban de comunicarme que Alejandro se ha suicidado.

Lo siento mucho.

"(Pitido continuo)"

(CON ECO) ¡Ana!

¡Un médico!

¡Un médico!

(Gruñido)

"(ALEJANDRO DE NIÑO) ¡Ana!".

"(Gruñido)"

"En el casino se ven muchas cosas

y hay que aprender a mantenerse callado".

"¿Crees que lo asesinaron?".

Solo eso tiene sentido.

"Necesitamos pruebas".

"Guillermo Aguilar dejó el casino

al morir Alejandro".

"Trabajaba a las órdenes de Freire".

Puede ayudarnos.

Sabe cosas. -¡Señora Tramel!

-¿Qué cree que hace?

"Sé algo de Friman".

-Aquí no se libra nadie.

"Debemos encontrarlas, Eme.

Son la llave del caso".

Si un guardia civil quiere fingir un suicidio,

no lo hace en la celda,

"te lo aseguro".

Haz lo que tienes que hacer.

(GRITA)

Debe venir con nosotros.

Chao. -"Quienes estuvieron con Alejandro"

han sido reubicados últimamente.

"Aprietas mucho

y no están habituados".

(HOMBRE) ¿Tú te piensas que soy gilipollas?

"Nos siguen".

Toma, cariño.

"Son capaces de eso y de mucho más".

(JADEA)

No sabía que eras una abogada

con plan B.

Cuando el plan A va fatal, sí.

Comete un grave error.

¿Qué quiere de mí?

Desearle una feliz Navidad, señor Santonja.

Ana Tramel. El juego - Episodio 1: La apuesta - Ver ahora

Las actrices hablaron con mujeres policías

El contrapunto lo pone Aura Garrido, una joven subinspectora que intenta compaginar su familia y su trabajo. Son dos mujeres muy distintas, con vidas personales muy diferentes sobre las que la película pone el foco para ver cómo cada una de ellas encara la investigación. Para preparar sus papeles las dos visitaron comisarías; hablaron con mujeres policías; estudiaron sus movimientos; su manera de trabajar y se quedaron sorprendidas por el alto nivel de formación y profesionalidad que tenían la mayoría de estas agentes. 

Un thriller lleno de suspense y misterio que también se centra en el mundo del Arte, algo no muy habitual en el cine español: "Trata del mundo del arte, de cómo funciona el negocio, de los coleccionistas, de sus intermediarios, de lo que esconden debajo de las alfombras los vendedores de arte y de la avaricia de ellos y de los coleccionistas", asegura Herrero. Coleccionistas, exposiciones y subastas. Un mundo en donde se maneja mucho dinero, en ocasiones dinero en negro. 

RTVE.es estrena un clip de 'El asesino de los caprichos', de Gerardo Herrero y con Maribel Verdú y Aura Garrido

¡Disfruta ya de El asesino de los caprichos (2019), ya disponible en RTVE Play!