Enlaces accesibilidad

¿Dos grandes cazadores? Camaleones y flamencos

Noticia   ¡Qué Animal! 

  • El camaleón observa a su alrededor sin necesidad de moverse
  • Al contrario que los camaleones, es difícil que un flamenco pase desapercibido
  • Entra y descubre otras muchas cuiosidades cientificas en Somos Ciencia RTVE

Por
¿Dos grandes cazadores? Camaleones y flamencos

Ver sin ser visto es jugar con ventaja a la hora de cazar. Los camaleones, ¡bien que le sacan partido a esto del camuflaje para poder echarse algo a la boca! Son depredadores oportunistas que permanecen, la mayor parte del tiempo, inmóviles y escondidos. Casi invisibles.

El camaleón observa a su alrededor sin necesidad de moverse. Orienta sus grandes ojos de manera independiente, y así consigue una visión de casi 360 grados. Cuando localiza un objetivo, lo enfoca con los dos ojos simultáneamente, y obtiene una visión estereoscópica que le permite calcular la distancia.

El camaleón observa a su alrededor sin necesidad de moverse

La presa no se percata de su presencia, y el camaleón, de repente, dispara su arma letal. Su larga lengua no está enrollada, sino contraída en la cavidad bucal. Actúa como un proyectil, y alcanza una distancia de hasta el doble del largo de su cuerpo. Lo hace a una velocidad extraordinaria, que pilla a su víctima desprevenida. En el caso de las especies más pequeñas, la lengua es tan rápida que si fuera un coche pasaría de 0 a 100 km/h ¡en una centésima de segundo!

Además de ser ultrarrápida, también es extraordinariamente pegajosa. Un estudio de la Universidad de Mons, en Bélgica, ha revelado que su saliva es 400 veces más viscosa que la humana.

¿Qué tienen en común el flamenco y la ballena?

Al contrario que los camaleones, es difícil que un flamenco pase desapercibido. El color rosado de sus plumas ha llamado la atención de los humanos desde la antigüedad. Pero quizás su particularidad más llamativa sea su forma de atrapar el alimento, más parecida a la de una ballena que a la de cualquier otra ave.

Al contrario que los camaleones, es difícil que un flamenco pase desapercibido

Para capturar a sus presas, sobre todo, pequeños crustáceos, utiliza su gran pico curvo del revés. Dobla el cuello de una forma un tanto estrambótica, de tal manera que la parte superior del pico es la primera que se sumerge en el agua.Al contrario que la mayoría de aves, puede mover la parte superior del pico.

Su pico funciona como un filtro que separa la comida del agua y el barro. Con su gran lengua bombea el agua turbia por la parte delantera, y expulsa el agua limpia por los lados. Al mismo tiempo, atrapa el alimento gracias a unas diminutas púas en la mandíbula y la lengua.