Enlaces accesibilidad
Soraya se sincera

Soraya Arnelas vivió un infierno antes de Operación Triunfo: "Fui una mujer maltratada"

Por
 Soraya: "Si yo no hubiera ido al casting de OT no sé cómo habría terminado"
Soraya: "Si yo no hubiera ido al casting de OT no sé cómo habría terminado"

Operación Triunfo ha creado amistades imperecederas, canciones inolvidables y a algunas de las estrellas más icónicas y queridas de nuestro país. Pero, en un día en el que decenas de exconcursantes lloran la pérdida de Álex Casademunt, somos más conscientes que nunca del impacto que el programa tuvo en sus vidas. Soraya Arnelas, ajena a la inminente tragedia, se sinceraba sobre su experiencia ayer por la noche en el canal de YouTube Pilar & Friends, donde ha contado que OT fue crucial a la hora de superar una situación de maltrato

La cantante, de 38 años, habla por primera vez de esta horrible experiencia y es tremendamente contundente: "A mí la música me salvó la vida. Fui una mujer maltratada. Lo que pasa es que nunca lo conté".

"Yo tenía una pareja que era de todo menos buena persona. Era un tipo bastante nocivo, que me maltrataba psicológicamente y físicamente. Tras mucho pensármelo, después de ver un casting de Operación Triunfo, decidí presentarme. Me agarré a esa oportunidad porque si yo no me hubiera ido a ese casting de OT no sé cómo hubiese terminado hoy en día". 

"Chenoa y yo somos un perfil de mujer que no gusta"

Para Soraya, volcarse en la música fue la salida que había estado buscando. Dejó atrás su pasado como azafata, las limitaciones que le había inculcado su familia y, sobre todo, el infierno personal que estaba viviendo. La cantante, involucrada con las causas que luchan contra la violencia de género, revela ahora que sus razones son personales: "[Soy] una mujer transparente en una sociedad anclada a un pasado machista. Cuando me he mostrado demasiado positiva, alguna mujer me ha recriminado que cómo podía ser tan positiva. Es que amo mi profesión".

Además, Soraya admite que le costó encontrar su lugar en la industria: "No se me aceptaba, como por ejemplo a Chenoa, porque somos un perfil de mujeres que no gusta. No gustaba el perfil de mujer que éramos. He dado muchos puñetazos encima de la mesa porque no me apetecía hacer determinados proyectos. Soy muy seria trabajando, pero los puntos sobre las íes. Y sacarme de algo que no me gusta, no. Me he ido haciendo respetar con los años".

La cantante se ha abierto sobre esta experiencia para que el público la entienda y para seguir adelante, aunque no piensa dejar que esto la defina: "Después de tantos años no me apetece hablar de ello, si yo no hubiera ido a ese casting de OT no sé cómo hubiese terminado hoy en día. Para que la gente sepa cómo soy, quién soy, por qué he llegado hasta aquí".

Soraya Arnelas saca nuevo disco: "Luces y sombras"

Más noticias en Corazón y tendencias.