Enlaces accesibilidad
Mastechef Celebrity 5

Celia Villalobos en Masterchef: primer programa y dos broncas

Por
MasterChef Celebrity 5 - Celia habla de política abiertamente

Lo que piense Aznar, a estas alturas de mi vida, es que no me importa nada." Celia Villalobos ha llegado a Masterchef para ser la estrella del primer programa en Twitter. La exministra del PP ha sorprendido a todos con una faceta que nunca habíamos visto de ella. Se confiesa cocinillas, amante de su familia y harta, muy harta, de la política. Pero no pierde el nervio del Congreso y la vimos mantener dos encontronazos con dos de sus compañeras y eso que sólo estamos en el primer programa. Ainhoa Arteta y Lucía Dominguín comprobaron el fuerte carácter de la exalcaldesa de Málaga. Eso sí, también tuvo su parte divertida confundiendo el nombre Josie con el de Fonsi. 

Celia Villalobos llora por primera vez

Hemos visto todo su muestrario de emociones. Reír a carcajadas con cada imitación que Flo hacía de Rajoy, pero también llorar. Y, según ella, podríamos hablar de que hemos visto una exclusiva mundial porque Jordi y Pepe "Han hecho algo que nadie ha hecho conmigo. Me han hecho llorar." Lo que no consiga Masterchef

Celia Villalobos viene a abrirse en canal. No le importa mostrarse como es: "Me gustaría que la gente viera a la auténtica Celia Villalobos, a la persona. Que joé, no es tan fuerte". Consciente del recelo que pueda existir: "No sé qué opinarán mis compañeros de mí porque los políticos siempre tenemos un hándicap, generamos desconfianza...Dicen: No sé este por dónde viene".

Y ha mostrado su lado más humano cuando, entre lágrimas, le contaba al jurado por qué venía con miedo: "Como me han dado tantas hostias en la vida, las tengo muy clavás" Y añadía: "Ese miedo que tengo a la crítica dura, lo tendré que superar. Por eso estoy aquí, porque quiero aprender a vivir."

Celia Villalobos se enfrenta a Ainhoa Arteta y Lucía Dominguín

Asegura que es sensible y que la vida le ha curtido, pero le queda esa respuesta rápida de parlamentaria dura en los debates. De ahí, que hayamos visto un par de desencuentros con dos compañeras.

Ainhoa Arteta, que no se queda atrás en carácter, y Celia Villalobos chocaron en la prueba por equipos. La cantante quería usar una batidora de vaso sin haberla limpiado antes que tenía restos de azúcar. Celia no concebía trabajar así. "Yo soy muy perfeccionista y entonces se enfada." le contaba Celia a Jordi que buscaba explicaciones, pero Arteta saltaba: "Hombre si hubiera sido con pescado, me callo, pero, hija, por Dios no soy tan gilipollas".

La juez de Prodigios no se encontró muy cómoda trabajando en equipo. No sólo con Celia, también discutió con otras celebrities: "No me tomo mal las órdenes cuando vienen dadas con respeto y siempre que las consulten con el capitán. Tomo muy mal las órdenes cuando vienen del libre albedrío haciendo ver que saben más de lo que pueda saber yo."

La bronca con Lucía Dominguín sí que fue una sorpresa. No se vio venir. Celia Villalobos contaba que iba cogiendo confianza en las cocinas, pero sin perder la tensión con una manera de hablar muy campechana: "Cuando se pierde el miedo y crees que todo es perfecto, como dice mi amiga Marta: la cagas en tecnicolor con balcones a la calle."

Entonces, Lucía opinó en segundo plano sobre la expresión que acababa de escuchar: "¡Ostras qué fina es!"

Reproducimos, a continuación el tenso diálogo que se produjo:

Es que yo ya Lucía, necesito una persona como tú que me vaya corrigiendo. Mi madre ya no la tengo, mi abuela tampoco, pues me quedas tú.
- Pues nada hija, te mando mi mail
No, no, espero que nos sigamos viendo y salga yo de aquí más educadita. Que ya lo decía mi madre: "Parece mentira que hayas estudiado en un colegio de monjas"

No se libró de sus comentarios ni el chef Dani García. Primero le jaleó, como malagueña orgullosa de un cocinero que ha llevado el nombre de su tierra por el mundo. Después, sin pensar en los micrófonos abiertos que tanto daño hacen a los políticos, se le escucha decir bajito: "Esto lo pone en Bibo [su restaurante con estrella Michelín]... donde van todos los pijos".

¿A quién prefiere Celia  Villalobos? ¿A Aznar o a Rajoy?

La exministra de Aznar comparte en Masterchef, y en varias ocasiones, que le costó dejar la política: "Me ha causado mucho dolor de corazón, pero ya se me ha pasado."

Fue difícil al principio: "Cuando me echaron del Gobierno, para mí fue como encontrarme con la vida. Lo pasé mal. Sobre todo el primer día ¿No hay nadie que me recoja? Y ahora qué coño hago yo."

¿Qué pensará Aznar al verla cada martes en Masterchef Celebrity? "Me pusieron mirando para Utrera. Pero a estas alturas de mi vida, lo que piense Aznar, es que no me importa nada."

No siente mucha simpatía por el Presidente que la nombró ministra. "¿Cuándo dejaste de ser Aznarista?", le preguntó Flo en la prueba de exteriores. "Cuando empezó a meterse con Mariano". 
Y explica: "Aznar va y nombra a Mariano pensando que él va a estar en una sillita diciendo: ahora por aquí ahora por allí. Sin entender una cosa fundamental en política y en la vida. Cuando tú te vas, no pretendas que el que se quede haga lo que tú querías porque ese va a echar ceniza sobre tus pasos."

Celia Villalobos ha llegado a Masterchef pisando fuerte. Cocina bien, tiene garra y un lenguaje directo. Acostumbrada al debate y a la tensión puede ser uno de los rivales más duros de esta edición.