Prodigios La 1

Prodigios

Sábados a las 22.05 horas

Nueve niños de entre 10 y 16 años competirán en las disciplinas de danza, música clásica e instrumentos para convertirse en el 'Prodigio del año'. Ainhoa Arteta, Nacho Duato y Andrés Salado serán los jurados que les evaluarán, mientras que Boris Izaguirre dará paso a las actuaciones y Paula Prendes acompañará a los pequeños concursantes y a sus familias en el backstage.

El ganador obtendrá, además del trofeo, un premio de 20.000 euros y un curso de perfeccionamiento intensivo en el Centro de Alto Rendimiento Musical de la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid.

Temporada 1

Temporada 2

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5539441
Para todos los públicos Prodigios - Programa 5 - 14/03/20 -  ver ahora
Transcripción completa

(Aplausos)

(Música)

(Música)

(CANTA)

(CANTA)

(Música)

(Música)

(Aplausos)

¡Huy, por favor, maestro Salvador Vázquez, bravo!

¡Y bravo también a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León!

Qué maravilla de fantástica orquesta, qué feliz he estado.

Oye, os voy a decir buenas noches desde aquí, porque ha sido

un privilegio increíble vivir toda esta banda sonora

de "Regreso al futuro" metido entre vosotros

y que nada me haya lastimado ni el peinado ni el vestuario.

Para que veas.

Porque cómo van esos violines de fuerte, ¿eh?

Pues muy bien. Ahora, maestro Salvador,

le tengo que pedir un favor. Necesito sus partituras,

porque me las voy a estudiar a lo largo de la noche,

como es la última gala. ¿Me las devuelves?

No creo que se las pueda devolver porque me las voy a llevar

como souvenir de esta fantástica temporada de "Prodigios".

¿Y yo qué hago? Bueno, usted se queda allí

esperando a cuando vuelva a tocar la orquesta, que hay un momento.

Muchas gracias y muchísimas gracias a todos vosotros.

Sois increíbles. De cerca ganáis mucho y sois más altos

que en la televisión.

Gracias. Muchas gracias.

(Aplausos)

Oye, qué divino momento. Lo que me encanta

es que he aprovechado para poder bajar la escalera,

porque es mi condición de Miss Venezuela,

si no bajo la escalera no me siento bien.

El futuro ya está aquí.

Bienvenidos a la gran final

de la segunda edición de "Prodigios".

Muchísimas gracias por estar con nosotros y por abrir

precisamente y descubrir junto a la orquesta

esta mítica banda sonora de "Regreso al futuro".

De verdad de nuevo una noche más, sobre todo esta, la más importante,

que es la final de la segunda temporada de "Prodigios".

Gracias a todo y cada uno de vosotros por acompañarnos

aquí en el Centro Cultural Miguel Delibes.

(Aplausos)

Es un esfuerzo. Hacer un programa de televisión

de esta manera es un esfuerzo.

Hola, Borxa, ya te he visto, ¿eh? Que es el hermano de Lorien.

Pero hablando de esfuerzo precisamente me vais a permitir

que comparta el entusiasmo que nos inunda en esta gran final

con las casi 200 personas, es que casi no lo crees

que nosotros somos en este equipo, en todo este programa,

200 personas entre concursantes, sus familiares, el jurado,

músicos, arreglistas, cámaras, decoradores, técnicos, vestuario,

maquilladores, productores, directores, los asesores musicales,

que son importantísimos, redactores y guionistas

que se dejan todos ellos la piel en cada uno de los programas

de esta segunda temporada y también de la primera.

(Música)

Paula y yo somos la cara visible de un equipo que ha trabajado

muy duro, porque seguro que no os habéis parado a pensar

lo que supone organizar un evento de estas características.

Desde el casting hasta llegar aquí han pasado varios meses

de intensa tarea para tener listos los más de cien temas

que se deben preparan íntegramente.

Yo me imagino que mirándome ahora no les salen las cuentas.

Es que como es imposible saber qué concursante irá eligiendo

el jurado se preparan para cada categoría cuatro canciones.

Si lo sumáis a los temas que interpreta la orquesta,

más los artistas invitados para los que se hacen

arreglos sinfónicos, salen un total de 116 canciones preparadas,

con sus arreglos musicales, su vestuario para cada una,

sus luces, ensayo, sonido y fondos de pantalla.

O sea, es un trabajón realmente lo que hacemos en este programa.

Esto que tengo entre mis manos, que lo estáis viendo

desde el principio y que me lo he llevado,

son todas las partituras que se van a tocar acá.

No penséis que se van a tocar todas enteras esta noche,

no tengáis ningún tipo de miedo.

Y como diría mi gran amiga Lady Veneno, en "Prodigios"

todo es prodigioso precisamente porque estas partituras son

un poco, es verdad, como toda la saga de Harry Potter junta.

Pero imagínense lo que puede caber en la cabeza de estos fantásticos

músicos que nos han acompañado las cinco galas.

De nuevo hagamos un aplauso para ellos.

(Aplausos)

Bueno, cómo me encanta bajar...

Ay, cómo me encanta bajar esta escalera, cómo me encanta

moverme en estos pantalones. Todo está perfecto.

Nos espera una noche única.

No solamente conoceremos al ganador de la segunda edición

de "Prodigios". Ainhoa Arteta presentará

en este escenario su disco de boleros.

Y nos acompañará también la grandísima voz de Miguel Poveda.

(Aplausos)

Es sin duda una noche prodigiosa.

Y me encantaría tener a mi lado

a mi divina compañera Paula Prendes.

(Aplausos)

¡Qué guapa! Hola, mi amor.

Buenas noches. Qué guapa estás, por favor.

¿Voy a juego con tus calcetines? Es cierto.

Porque te he visto bajar las escaleras y digo:

"Compartimos color". Compartimos rosa.

Qué bella estás.

Esto es muy importante en "Prodigios", la música,

pero también nuestros looks. Tienes toda la razón.

Me encanta que compartamos. Estoy feliz de ello.

Buenas noches a todos. Seguro que estáis de acuerdo

conmigo en que no podríamos hacer "Prodigios" sin la inestimable

colaboración de todo el personal del Centro Cultural Miguel Delibes

y de los casi 300.000 habitantes de esta fantástica ciudad

que con tanta amabilidad nos acoge siempre.

Muchísimas gracias, Valladolid.

(Aplausos)

Recibamos ya a los verdaderos protagonistas de la noche.

Bienvenidos Jesús Gabriel, Ariadna Vilardaga, Ana Molina,

Marta Cubas, Adriana Puértolas y Lorien Ramo.

Muy bien.

(Aplausos)

¡Oh!

¡Hello!

Estos son los seis finalistas

de la segunda edición de "Prodigios".

Me encanta la energía que irradiáis

porque, evidentemente, entre vosotros

está el futuro prodigio del año. ¿Pero quién será?

Me temo que tendremos que esperar un poco para saberlo.

Pues sí, pero lo que sí sabemos ya es que el ganador de cada categoría

se llevará un fantástico curso intensivo de perfeccionamiento

en el prestigioso Centro de Alto Rendimiento Musical

de la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid.

Y que uno de ellos además será elegido por el público

que nos acompaña como prodigio del año,

llevándose 20.000 euros en metálico.

Es un aplauso.

(Aplausos)

Lorien.

Lorien, ¿si ganas en qué vas a gastar el premio, en mallas?

En mallas sí, pero también en cursos para seguir

con mi carrera de bailarín. Pero sí, en mallas también.

Es que Lorien nos ha explicado en la gala semifinal

que muchas de sus mallas son hechas a medida.

Yo me encantaría hacerme un poco socio capitalista si quieres

y hacer una fábrica con esa señora que te hace las mallas.

Y me gustaría pues eso, que yo podría... con poquito, ¿eh?

Un accionariado pequeño porque nos vamos a hacer muy ricos

vendiendo esas mallas que son fantásticas, que son perfectas.

Pues sí, a mí también me parece bien.

Bueno, pues me encanta la idea.

Bueno, pues nada, luego os montáis un negocio juntos.

Yo quiero hablar con... con Ana.

Yo quiero hablar de tu look de esta noche.

Ya sé que esto lo suele decir Boris, pero lo digo yo,

porque yo sé que los colores para ti son muy importantes

según la pieza que interpretas. ¿Entonces qué relación guarda

tu look plata con la noche de hoy?

Pues como estoy en la final y es una obra muy brillante

pues me he vestido así con lentejuelas y plateada.

Y de corto. De "brilli brilli".

Vamos "brilli brilli" todos.

Yo también voy de "brilli brilli" fíjate un poco.

Estamos en la gran final y pronto os veremos actuar.

Y desde luego también valorar.

Así que ahora os dejo en manos de Paula.

Pues sí, nos vamos a ir al backstage para que terminen

de prepararse, de tranquilizarse, porque les espera

una noche espectacular. Así que vámonos, venga.

Muchísima suerte a los seis y nos vemos muy pronto.

Un beso, mi amor. Hasta ahorita.

Un beso, mi vida.

(Aplausos)

Esta noche culmina una edición insuperables de "Prodigios".

Sobre este escenario se han vivido momentos únicos

y tres privilegiados lo han disfrutado en primera fila.

Por sus ojos ha salido más agua que por la Fontana de Trevi.

(Risas)

La reina del canto, Ainhoa Arteta.

(Aplausos)

¡Brava!

(Aplausos)

¡Brava!

Ha enseñado el pie y el calcetín

cada vez que ha subido a este escenario.

El príncipe de la danza, Nacho Duato.

(Aplausos)

Muchas gracias.

Sus comentarios siempre dan en la tecla y sus palabras

son música para mis oídos.

El maestro de la batuta, Andrés Salado.

(Aplausos)

Miradlos ahí arriba.

Maravillosos. Ainhoa, Nacho, Andrés,

qué divinos estáis ahí en las alturas.

Deberíais quedaros allí en realidad.

Sí, también. Si quieres.

Para cambiar.

Como si fuerais los dioses del Olimpo.

Es verdad, pero yo creo que estáis

con deseos de acercarse a vuestra mesa.

Por favor, bajad las escaleras y venid hasta nosotros.

Bienvenidísimos.

(Aplausos)

Muy bien.

Magnífica coreografía

en esa escalera.

¡Bravo!

Me encanta Nacho que va vigilando que la coreografía sea exacta.

Claro, es que Nacho e el coreógrafo evidentemente.

Y es que Ainhoa está bajando con los zapatos en el hombro

en vez de en los pies. Ya.

Muy bien, haces bien.

Sois... Pero no porque vengo de un after,

es que tengo el ligamento derecho roto, y entonces claro...

Pero me encanta cómo habéis bajado las escaleras,

me encanta cómo estáis arreglados.

Ya te pondrás los zapatos. Sí, no, luego me los pongo.

Porque para actuar una hay que salir...

si hace falta sufrir, se sufre.

Exacto, sobre todo si los chicos están con las puntas también

todo el día, es un poco como que no estés con los tacones, ¿no?

Os veo muy maravillosos, estáis muy a la altura de esta

última noche de "Prodigios".

Hoy nuestro jurado elegirá al mejor de cada categoría.

Y después los tres triunfadores se enfrentarán al juicio

del público, que sois vosotros, los que nos acompañáis esta noche

en el Centro Cultural Miguel Delibes.

Y haréis vuestra decisión a través de un voto electrónico.

A mí me cuentan esto en mi casa y directamente me quedo paralizado.

Pero ya he visto muchos hijos con sus móviles enseñándoles

a los papás cómo hacer todo este proceso, ¿no?

Y es una relación muy linda entre lo analógico y lo tecnológico,

porque a cada asistente de este centro cultural

se le ha entregado un código. Con él accederán a la Web

del programa y allí podrán votar a su favorito.

Todo esto es ante notario, faltaría más.

Quiero que entendáis esta frase, el nombre del ganador

está en vuestras manos.

Vamos a comenzar como siempre con la categoría de canto.

Y el primer finalista es nuestro adorado Jesús Gabriel,

un artista destinado a llegar muy alto.

Él es de mi tierra, Venezuela,

pero parece que le gusta mucho Nápoles, porque en la primera gala

nos impactó con "O sole mío", y hoy repite con otro hit

napolitano, "Torna a Surriento".

Recordemos cómo ha vivido su camino hasta llegar a la final.

(Aplausos)

Hola, me llamo Jesús Gabriel.

Nací en Venezuela, pero ahora vivo en Vicálvaro.

Mi instrumento es mi voz.

(CANTA)

Para mí mi actuación no fue una de las mejores de "Prodigios".

(CANTA)

Pero considero que fue muy buena.

Oye, no me puedo resistir y te voy a firmar.

Boris es una persona excelente.

Siempre nos gasta bromas a mí y a mis compañeros

y siempre me lo paso muy bien en el escenario.

(CANTA)

Creo que la mejor canción

de mi paso por "Prodigios" ha sido "O sole mío".

(CANTA)

Nunca en mi vida me había aplaudido tanto un público como este.

Cuando Ainhoa dijo mi nombre para la gran final...

Jesús Gabriel, tú tienes que pasar a la final.

Me vine superarriba.

La canción que voy a cantar en la final es muy importante

para mí porque es la canción favorita de mi abuelo.

Voy a dar mi cien por ciento para ganar "Prodigios".

(Aplausos)

(Música)

(CANTA EN ITALIANO)

(CANTA EN ITALIANO)

¡Muy bien!

¡Bravo! ¡Muy bien!

Para mi amiga Mariona...

y para este excelente público, jurado y orquesta.

¡Ja!

¡Bravo!

Divino y maravilloso.

Bravo.

Jesús Gabriel, tenemos tanto que conversar.

Pero también me gustaría... has saludado divinamente

a la orquesta que te ha acompañado, pero también al Coro Piccolo.

Muchas gracias también por estar con nosotros esta noche.

(Aplausos)

Jesús Gabriel, sabes que esto es súper de mala educación,

pero es que tengo que recordarle al público que solo tienes 11 años.

¿Cómo es posible que tengas toda esa fuerza

y como esa sabiduría interior de lo que estás cantando?

Uf, es algo interno que viene desde el alma, porque no es solo

cantar y ya está, es sentir lo que cantas, transmitir.

Es algo que tiene que salir desde el alma y desde el corazón.

Vaya, es impresionante.

(Aplausos)

Jesús Gabriel, no dejas de sorprendernos, no con ese

Surriento, sino con este torrente de voz y de opiniones que tienes.

Esa conexión que tienes con Nápoles.

Vamos a ver, primero fue "O sole mío".

Hoy "Torna a Surriento". ¿Tú has ido a Nápoles?

No, pero me encantaría ir a Nápoles, obviamente.

Oye, pero también solo te falta cantar "Funiculì Funiculà".

Si quieres te canto un poco.

¿De verdad? Sí.

Pues venga, a ver...

(CANTA EN ITALIANO)

¡Olé! ¡Olé!

¡Olé! ¡Olé, mi niño!

Es increíble. Pero bueno...

Bueno, vale, muy bien. Oye, te iba a decir

que nos merecemos los dos comernos una arepa de queso de mano.

¿Lo vamos a hacer? Te quería traer pequeños,

pero por tiempo no me dio tiempo a hacerlos, pero te los debo.

Pequeños es mi plato venezolano favorito.

A mí uno de los segundos, porque el primero

es la empanada de caraotas, obviamente.

Las caraotas son las alubias negras.

Ainhoa, es tu momento. Ay, Jesús Gabriel, chico....

me comería esas empanadas y todo lo que me cocinaras tú,

porque estoy cada día alucinando más.

El repertorio que has elegido es una de las cosas

que más me fascina, porque además es un repertorio muy adecuado

para todo aquel que se quiera dedicar a la lírica.

Y yo creo que es el repertorio de las canciones napolitanas,

todos los grandes tenores de...

que hemos tenido como referentes las han hecho.

Y además de tener un grandísimo sentimiento todas tienen un porqué,

porque en Nápoles y en el Sur de Italia

todo lo que se hace se hace desde el alma.

Pero ahora quiero hacerte... Me voy a ir para allá.

Lo dije el primer programa,

lo dije ya el primer día, que te hice abrir la boca.

No sé si fue el primer día o el segundo.

La configuración que tienes, hijo mío, esta cabeza que Dios

te ha dado es impresionante. Y eso es lo que hace que tú

de una manera natural, aunque yo sé que estás dando clases,

seas como... eres como un tronco.

Y entonces la voz va fluyendo y llega a ese paladar que está

naturalmente tan alto como una bóveda

y por eso suena y resuena de esa manera.

Por lo cual te tengo que decir que tú eres un regalo de Dios

en este sentido, como lo fue Pavarotti

y como lo fueron grandes cantantes.

He observado una cosa. Pero claro, que es una cosa mínima.

Cuando vas al agudo, te he visto, sobre todo en esta de Surriento

que me temblabas todo.

Tenías el agudo y era como una tensión, ¿no?

Cuando lo que tienes que hacer cuando estás en un agudo así,

al revés de estar tensionado tienes que estar...

hacer como si fuera una gaita tu diafragma.

Mira, no sé si vas a poder entenderlo muy bien

porque llevo bastante...

Sí, bueno, él también lleva una escayola, recuerdo.

(CANTA)

No hago...

(CANTA)

Mira, el ejemplo es una copa. Tú tienes una copa de cristal...

y tú una copa de cristal la agarras desde abajo y haces así.

Y entonces hace "tiiiin"...

Si la copa la agarras desde la copa,

lo que es la copa, y haces lo mismo hace "tin, tin".

Y ya no corre. Bueno, pues eso lo que conseguimos

nosotros con el diafragma, quitar presión.

Sobre todo las nota agudas que son las que menos aire

necesitan, lo que necesitan es que haya un relax

para que los armónicos famosos sean los que salgan

y los que hagan que corra la voz.

Por lo demás tienes más que muchas cosas resueltas

que no te tengo por qué decir porque Dios te ha dado un regalo

que eres tú tal y como eres. Muchas gracias.

Y las demás cosas que irás aprendiendo, porque estoy segura

que tú tienes que decirnos mucho en esta historia de la música.

¿Vale? Sí.

Gracias. Muchas gracias.

(Aplausos)

Andrés.

Jesús Gabriel, eh...

tienes toques de genialidad absoluta.

O sea, realmente eres muy genial

en el concepto orgánico de la palabra, ¿no?

Hay gente que se prepara para salir al escenario,

colocar su voz y cantar, pero tú eres un genio dentro,

fuera, por los pasillos. Tienes ese germen genuino

que hace que sea tú y solamente tú.

Me he apuntado millones de cosas,

pero hay una cosa que me llama mucho la atención.

Escuchaba a Ainhoa decir mientras cantabas:

"Respira ahora, respira ahora". Sí.

Y es que lo hacías a la perfección,

como si estuvieses escuchando lo que te dice Ainhoa.

Y es que el control del aire es tan importante para poder

frasear con naturalidad y como tú quieres que es tremendo

la capacidad que tienes de controlar con tu diafragma

la línea, esa línea que además simulas como si fuera infinita.

Es de una madurez espeluznante.

Asoma un gran tenor. Sí.

Asoma un gran tenor y asoma una gran carrera, Jesús Gabriel.

Muchas gracias. Enhorabuena.

Qué increíble, Jesús Gabriel.

(Aplausos)

Nacho.

Mira, a mí no solamente me gusta oírte cantar muchísimo,

me gusta oírte hablar. Cada cosa que dices tiene sentido,

casi que diría que está llena de poesía.

Sí, es verdad. Yo no sé si vas a ganar.

Da lo mismo, ¿a que sí?

Pero a mí me has estado ganando cada día más y más y más.

Y a mí. Has ido ganando en seguridad,

has ganado poco a poco este escenario.

Y ya no sé qué decirte más.

Yo te pediría que me dieses un consejo a mí.

Pero yo ya no bailo más.

Enhorabuena. Gracias.

Oye, Jesús Gabriel,

creo que tu madre está a punto de deshidratarse

de lo que ha llorado durante todo este tiempo.

Te voy a contar una cosa, más tarde te voy a presentar

a una amiga mía querida que me enseñó a abrazarme

a los árboles porque daba mucha protección y vida.

Pero nunca me imaginé que iba a conocer un acarigüense,

un llanero, que es un gran árbol de música.

Muchas gracias por estar aquí. Muchas gracias.

Gracias. Bravo, bravo.

Jesús Gabriel, gracias.

(Aplausos)

Mira cómo se va de emocionado.

Bueno, muy buenas noches de nuevo. Aquí estoy con nuestra primera

finalista de instrumental, Ana Molina "Molikian",

y con su madre Bety. -Hola.

Bueno, antes de todo y de hablar de los nervios que puedes tener.

Yo quiero destacar ese mensaje personal de ánimo que te dejó

Ara Malikian. ¿Cómo se te queda el cuerpo cuando alguien

de su categoría se dirige directamente a ti?

Pues no me lo creía. Aún sigo con la emoción

y la ilusión porque fue superinesperado.

Qué bien, ¿eh? -Sí.

Bueno, Bety, mami, el otro día te vimos muy muy emocionada.

Y muy nerviosa. -Lógicamente, igual que ahora,

que se te ponían así los ojos, y por eso Boris

te sacó al escenario. -Sí.

¿Qué tal con Boris en ese escenario?

Muy bien, me encanta Boris. Pero yo estaba muy nerviosa

y me quedo paralizada, casi no puedo hablar.

Pero estamos muy contentos de estar aquí,

de que haya llegado hasta aquí.

Y, nada, y muy contentos porque vemos que ella está

disfrutando a tope y la vemos muy feliz.

Qué bien, pues ojalá esa felicidad siga pase lo que pase esta noche.

Bueno, Ana, pues ya ha llegado el momento.

Te voy a desear toda la suerte del mundo con tu violín

y también con el público del Centro Cultural Miguel Delibes,

porque ellos son esta noche los que toman la decisión

de quién ganará. Así que mucha suerte.

Cambiamos de instrumento. -Sí.

¡Chao! -Adiós, cariño.

(Aplausos)

Bueno, pues mientras Ana sale al escenario

vamos a recordar cómo fue para ella llegar hasta aquí.

Hola a todos, soy Ana, tengo 15 años y toco el violín.

(Música)

Para mí la semifinal fue una gala superbonita, divertida,

llena de sorpresas y muy emocionante.

Eres una artista, Ana, lo haces todo muy muy bien.

La semana pasada tuvimos a Ara Malikian.

Eres Ana "Molikian".

El momento más emotivo de la semifinal fue cuando pusieron

el vídeo de Ara Malikian.

Tenemos para ti un mensaje de Ara Malikian.

No me lo esperaba para nada, fue supersorprendente.

Te deseo mucha suerte, mucho ánimo, eres una portenta.

No puede contener las lágrimas.

¿Te ha emocionado? Sí, sí.

Te ha llamado portenta.

Lo que nunca voy a olvidar de "Prodigios" son a mis compañeros

porque los quiero mucho y se han convertido

en algo muy importante para mí.

Para la final vengo súper preparada con muchas ganas y dispuesta

a darlo todo en el escenario.

Se la dedico a mi hermano. Lo quiero muchísimo,

así que se la dedico a él.

Ahí va Ana "Molikian".

(Música)

(Aplausos)

(Música)

(Música)

(Música)

(Aplausos)

Ana, qué maravilla.

Oye, y ha sido todo tan brillante como el traje.

¡Qué maravilla! Me ha encantado esta improvisación que has hecho

de "La vida breve", de Manuel de Falla.

Y has dado en el clavo, porque, a mí, todo lo que tocas

me parece breve, porque quiero más, quiero más.

Quiero escuchar más de Ana Molina. Eso es bueno.

De verdad, perfecto, increíble. Gracias.

Qué divino lo de las castañuelas.

Como tengo problemas de motricidad, me daban ejercicios con castañuelas

y nunca las pude tocar, fue una gran pena,

pero las tengo guardadas, por si algún día lo puedo hacer,

que tengo el espíritu, ¿sabes?

Me han dicho que grabas todos tus viajes

y que, luego, los editas. Sí.

Les pones música, e imagino que la interpretas tú en alguno.

Sí, a veces, sí, porque me gusta grabar lo que hago

cuando voy de viaje, porque, así, cuando llego a casa,

revivo el momento y... Qué maravilla.

Me gustan las audiovisuales, entonces, editarlo...

Me parece muy divertido.

Ya vas viendo como una segunda opción, ¿no?

Sí, siempre hay una segunda.

Te podemos fichar, esto es una productora importante

y se editan muchas cosas, ¿sabes? Cada vez que me equivoco,

aparece como si no me equivocara y eso es perfecto.

Es una edición, es lo que hace la edición.

Andrés, sé que Ana Molina es la niña de tus ojos

y de tus oídos, solo hay que verte la carita,

que esos ojos azules parecían volverse... no sé...

Verdes o, todavía, más azules.

Todavía más. ¿Todavía más?

Porque, Ana, me quedo sin palabras contigo.

Antes, hablábamos de Jesús Gabriel, de que la línea durante esta semana

ha sido ascendente, y contigo es exactamente lo mismo.

¡Vaya nivelazo hay en esta final de "Prodigios"!

¡Bien! Muchas gracias.

¡Vaya nivelazo! (RÍE) ¡Por fin alguien lo ha dicho!

(EMOCIONADO) ¡Por fin! ¡Bien, bien, bien!

Además, en esta obra de Falla...

Una curiosidad: Manuel de Falla compone esta obra en su juventud,

es una de las grande óperas, y obras, del repertorio de Falla,

y está inspirada en Granada, pero él no conocía Granada

cuando escribió esta ópera, tuvo que preguntar a muchos amigos

para conocer y empaparse de la cultura granaína.

Podemos decir que es una mezcla entre el impresionismo

y la música popular nuestra, ¿no? Exacto.

Esa mezcla de colores, de "arsis" y de carácter que tú tienes.

Es que, además, tocas con el carácter de un concertino,

pareces una líder absoluta de orquesta, con tus quince años;

con la manera que has tenido de dar la anacrusa

al fantástico trío de músicos de la OSCyL,

con el pianista y las castañuelas; esa manera de respirar...

La anacrusa es la respiración de lo que viene después,

la respiración de la música que, después, sucede.

Es maravilloso. Me gustaría que todos supieran,

se me suben los pantalones, un poco, es cuestión de...

¿No necesitas que te dé la mano? No hace falta. Vengo con el lápiz.

Pero... ¡Un momento, un momento, Ana!

No quiero parar tu pensamiento, que es divino,

pero creo que este momento lo has vivido,

para que descubramos esos tirantes. Amigo, sí...

Que sostienen, también, esta bellísima figura.

Claro.

No, puedes abrirlo un poco más, no sientas vergüenza.

Pero estos tirantes tienen...

Es que, ahora, ahora es un atleta, ¿sabes?

Es director de orquesta pero, también, es atleta.

Pero, tienen una explicación, y es que yo amo las calaveras,

me encantan, porque viajo mucho a México a trabajar,

y, además, esta chaqueta, que es de color blanco,

es como tocan las orquestas en las "matinée",

los conciertos de mañana se tocan con chaqueta blanca;

por la noche con frac, como nuestro director Salvador...

Es un esmoquin tropical. Es maravilloso.

Espero que la explicación de moda, calaveras y países

no te haga perder u olvidar lo que venías a decirle a Ana.

No, no te preocupes. Menos mal. Te devuelvo el lápiz...

Aunque estoy obnubilado con el esmoquin que lleva Boris...

Muchas gracias.

Una especie de cuadro de Kandinski, entre Kandinski y Kokoschka.

¡Qué monada! Yo, también, lo veía, un poco, así.

Yo quería decirte... Pobre Ana...

Ven conmigo, Ana. Desesperada por saber qué dirán.

Este instrumento es como todos, pero es muy difícil de tocar,

quiero que sean conscientes de que las notas que han oído

salen de cuatro cuerdas, cuatro cuerdas que interpreta

con su mano izquierda; es una especie de equilibrio

y de construcción musical a través de una mano izquierda

y una mano derecha, que es la del arco.

Con solamente cuatro notas y con una manita,

con cuatro dedos de la mano, ¿no? Sí.

Es capaz de construir esta belleza, torrente, este chorro de sonido;

con esa mano derecha ha mostrado el "ricochet", el "staccato",

el "legato", la articulación...

La manera tan bella que tiene de construir sonidos.

Imagínense, no existe nada en un instrumento,

sin la mano izquierda, a la vez que la mano derecha,

y lo hace con la madurez y maestría de un profesional.

Tenemos... como se dice... "Habemus" violinista,

"habemus" artista, "habemus" estrella y prodigio.

"Habemus" Ana Molina. ¡Bravo! Gracias.

¡Bravo! Muchas gracias.

Nacho.

(Aplausos)

Yo creo que eres una...

Una violinista con mucho carácter, te gusta la música de carácter.

Sí.

Lo has demostrado, también, en tus otras interpretaciones

y le va mucho a tu personalidad.

Disfruto mucho oyéndote tocar el violín.

No te puedo dar estas correcciones que te da Andrés,

o estas alabanzas de Andrés, porque yo no soy músico,

pero disfruto mucho escuchándote. Muchas gracias.

Eres una gran música. Muchas gracias.

¡Bravo! Ainhoa... A mí, Ana...

(Aplausos y vítores)

Lo que te ha dicho Andrés es maravilloso,

y, obviamente, lo que te ha dicho Nacho.

Me fijo, siempre, en la edad, ¡quince años, Dios mío...!

Y estás tocando así.

Primero, agradecerte que hayas traído a Manuel de Falla,

que creo que es el que utilizaba los estudios folclóricos en España

para hacer un modelo de música de altísimo nivel.

Es verdad. Es un gran referente.

Lo único en lo que quiero insistir, porque lo tienes todo,

absolutamente todo, lo ha dicho muy bien Nacho;

tienes carácter, personalidad, tienes ese arrojo, esa fuerza

para ser una violinista solista. El único consejo que te daría,

desde los treinta años de profesión que tengo,

es que seas disciplinada, siempre. Sí.

Lo único que te va a llevar, no a la perfección,

pero sí a la excelencia, es la disciplina.

¡Bravo! Es mi único consejo.

¡Bravo! ¡Gracias!

(Aplausos)

Bueno, Ana, disciplina, que ya tienes mucha.

Gracias. ¡Chao! Gracias.

(Aplausos)

Cuando tocaba imaginaba Andalucía

y campos de flores

en Huelva y Granada. Se la dedico a mi hermano

porque, siempre, me apoya mucho

y, siempre, siempre, está ahí para mí.

Aquí está Adriana Puértolas

y el grupo de baile, que siempre nos acompaña;

os queremos muchísimo y sois fantásticos, también.

No sé si desde aquí se pueden oír los aplausos,

pero, ojalá lo haya.

¡Ahí está! Esto va para vosotros.

Adriana, es insólito encontrarnos aquí,

es lo que se llama "entre cajas". ¿Estás entrenando, calentando?

Sí, estoy calentando, un poco, antes de salir.

Un poco nerviosa, pero bueno...

Vas a hacer de nuevo, ¿cómo se llama?

La entrada de Kitri, ese momento de "Don Quixote", del "ballet",

que Nacho te explicó muy bien lo de agacharte y coger el abanico.

Sí.

¿Lo tienes? ¿Te molesta si lo toco? No, no.

Porque la cosa es que tú tienes que hacer así... y levantarte.

Es el ejercicio de abdominales más fuerte que yo he visto.

¿Es cierto?

Puede ser. ¿Te notas que tiene abdominales

desde que lo estás practicando? Sí, muchos.

¡Guau! Es muy, muy fuerte. Bueno, pues, muy bien.

Pronto veremos a Adriana en el escenario,

pero, antes, quiero que recordemos juntos

el camino que ha hecho hasta llegar aquí.

(Aplausos)

(Aplausos)

(Música)

(Música)

¡Hola! Soy Adriana, tengo quince años y soy bailarina.

(Música)

(Música)

No esperaba pasar a la final,

pero estoy supercontenta de estar aquí.

Adriana, porque tú ya empiezas a soñar con tus pies.

Pasas a la final.

(Música)

Mi evolución en "Prodigios" ha sido muy positiva,

porque, cada vez, disfruto más en el escenario y me lo paso bien.

(Música)

Andrés me dijo que tenía muy buena proyección

en el escenario, y eso fue muy importante para mí.

Bailas, siempre, proyectando, es muy importante para un artista.

Gracias.

(Aplausos y música)

De "Prodigios" me llevo compañeros increíbles,

me ha encantado estar todos estos días con ellos,

y me da pena que se acabe.

(A LA VEZ) ¡Un, dos, tres, prodigios!

¡Estoy en la final de "Prodigios"!

(Aplausos)

(Variación de Kitri)

(Variación de Kitri)

(Variación de Kitri)

(Aplausos)

(Aplausos)

¡Guau! Adriana, qué fantástica has estado.

Y, además, es increíble, porque has contenido

un poquito de aire, para hablar, ahora.

¡Fíjate...! Cada vez lo haces mucho mejor todo.

Ya podrías hasta presentar un programa de televisión,

después de bailar, ¿no? Oye, está clarísimo, creo yo,

que has tomado mucha nota de lo que te dijo Nacho

y, además, lo has mejorado mucho; así que, enhorabuena.

Gracias. ¡Muy bien!

Como estamos en Valladolid, quizá, el espíritu del Quijote

se ha colado en tu preparación; aunque, en realidad, él está allí,

acompañado de Sancho Panza pensando en otras cosas,

y tú, de repente, apareces en el "ballet".

¿Te ha ayudado la idea de estar en nuestro querido Valladolid?

Pues... sí, me he metido mejor en el personaje

y, esta vez, lo he disfrutado mucho.

Sé que uno de tus sueños es ir a San Petersburgo,

para ver el "ballet" "La bayadera".

Sabes que es la primera producción de Nacho Duato,

a su regreso a San Petersburgo. Sí.

También, a mí me encantaría verlo y creo que tenéis que ir.

Por cierto, Nacho, a este paso vas a tener que hacer, no sé...

Una agencia de viajes para llevar bailarines españoles a Rusia.

Don Quixote Agency, Don Quixote Travel Agency.

Bueno, cuéntanos cómo has visto, hoy, bailar a nuestra bailarina.

Has mejorado... mucho, está muy bien;

la corrección del otro día, también, ha mejorado bastante.

Gracias. Tienes los pies muy bonitos,

pero no siempre los mantienes en la forma correcta, ¿eh?

Todo lo que es andar, todos los saltos hacia delante,

en los "jeté", como tienes que usar la fuerza,

a veces, se te bajan un poco; ten cuidado.

Y, luego, en "Don Quixote",

el papel de Kitri no es, solamente, sonreír,

también, es guardar la forma de la escuela bolera.

Sabes que Petipa, cuando estuvo en Madrid,

se inspiró mucho en la escuela bolera

y, por eso, en casi todos sus "ballet" hay notas españolas,

un baile español. ¿El coreógrafo estuvo en Madrid?

Petipa estuvo en Madrid un año e hizo varios "ballets",

y se inspiró en la escuela bolera española.

"El cascanueces" tiene una parte que es danza española,

"El lago de los cisnes", luego, creó "Don Quixote",

"Paquita", etcétera.

Pero, por lo demás, muy bien. ¡Enhorabuena!

¡Bravo! Muy bien. Gracias.

Mantén, siempre, los pies en su sitio.

Antes de daros el paso,

Andrés y Ainhoa.

Es verdad que me gustaría decir algo:

Claro que nos encantaría que nuestros artistas y prodigios

viajen y triunfen por el mundo, pero, también,

lo que más nos encantaría es que triunfen, sean reconocidos

y disfruten de todo ese éxito en España, en nuestro país.

Por supuesto. Claro.

Que podamos apoyar ese éxito. Claro que sí. Muy bien dicho.

Muy bien. Andrés...

Adriana, me llama mucho la atención

cómo eres capaz de conjugar lo romántico

con este estilo más costumbrista, folclórico, español,

que nos puede ofrecer este tipo de música.

Es genial verte bailar y es un privilegio.

A mí me gustaría... Nacho, siempre, está diciendo

"posición primera, segunda, tercera, cuarta...". ¿Son cinco?

Cinco posiciones. Seis.

Creo que quinta es la más abierta, ¿o me equivoco?

Todas son abiertas. Como nos paramos todos.

¿Nos podríais...?

Todas son abiertas, deben ser abiertas.

¡Ah!

La primera, la segunda... Sí, enséñanos.

La tercera, pero nunca se usa; la cuarta y la quinta.

Esta es quinta. Sí.

Yo sé hacer la quinta. Y esta es la sexta...

Me encanta pararme así.

Y, luego, esta es sexta, como los...

¡¿Sexta?! Sexta, sí.

¡¿Hay sexta?! Claro.

No te puedo creer. ¿Y esta? No es ninguna.

Esa es... la séptima. Esa es la arteta.

Ainhoa, ¿querías agregar algo? No, sencillamente,

lo que acabas de decir, Boris, es superimportante.

Gracias, Ainhoa.

Nuestros artistas, los que se hacen en "Prodigios",

y los que no están en "Prodigios", tenemos muchos artistas en España;

que tengan su sitio, que tengan su sitio

donde poder desarrollarse. ¡Bravo!

Lo único que puedo decirte es que he oído a Nacho,

y lo he visto, también, de la vez anterior a ahora,

ya has mejorado; con lo cual, a mí, eso ya me vale.

Me hace ver que tengo una artista comprometida,

una persona que se dedica a su... a su profesión

y que cada cosa que le dicen la hace.

¡Guau! Muchas gracias.

(Aplausos)

Adriana, me has dejado, totalmente, fascinado.

Ya sabes, aplica lo de Kitri, pero para todo;

hay que tener ese orgullo cuando uno entra,

como hace ella, a cualquier lugar, así sea el salón de tu casa, ¿vale?

Te voy a decir una cosa:

A partir de hoy, he aprendido cómo abrir y sostener un abanico.

Gracias a ti. Un beso. Gracias.

Te esperamos ver pronto. Descansa.

(Aplausos)

Estoy bastante nerviosa, se me revuelven los nervios,

pero pase lo que pase estaré muy contenta,

porque ha sido un placer llegar aquí.

Nacho, Andrés, qué divino es estar sentado en el asiento de Ainhoa,

es como muy... Es un asiento muy relajante.

Está muy bien estar en el centro.

Está en el centro y, además, creo que tiene la mejor luz.

Qué pena que nos vengamos a dar cuenta en la última gala,

pero, bueno, podemos hacer mejorías para la siguiente,

para que estéis más iluminados, comprendedme.

¡Oye, una cosa...!

Ya hemos visto actuar a tres de los seis finalistas.

Claro.

O sea, estaríamos en eso, donde los guiones de televisión,

siempre dicen: "El ecuador de la gala".

Es una frase que me parece que solo se usa en televisión,

porque nadie en su casa se para y dice:

"Estamos en el ecuador de la cena de Fin de Año"

o estamos en el ecuador del desayuno".

"Estamos cenando en el ecuador". "Estamos cenando en el ecuador".

Pero, bueno, en realidad, la frase, en el fondo,

quiere decir, tanto para nosotros como para el público,

que ya estamos en el ecuador, que solo queda otra parte más;

entonces, se puede tomar uno como un cierto respiro.

¿Podemos respirar hondo los tres? (RESPIRAN PROFUNDO)

Mejor será acercarnos a "La otra orilla",

que es el maravilloso título del nuevo disco

de nuestra querida Ainhoa Arteta.

"La otra orilla", creo que se refiere a mi orilla,

donde yo nací, el otro lado del Atlántico,

donde hablamos español, componemos en español

y los boleros han sido una de las grandes creaciones

de esa parte de la orilla. Pues, precisamente, Ainhoa Arteta

nos va a interpretar "Frenesí", uno de los temas de ese disco.

(Aplausos y vítores)

(Aplausos y vítores)

Buenas noches.

(Comienza una melodía)

# Bésame tú a mí,

# bésame, igual que mi boca te besó.

# Dame el frenesí

# que mi locura te dio.

# ¿Quién, si no fui yo,

# pudo enseñarte el camino del amor?

# Muerta mi altivez

# cuando mi orgullo rodó a tus pies.

# Quiero que vivas solo para mí

# y que tú vayas por donde yo voy,

# para que mi alma no sea más de ti.

# Bésame con frenesí.

# Dame la luz que tiene tu mirar

# y la ansiedad que entre tus labios vi,

# esa locura de vivir y amar

# es más que amor, frenesí.

# Hay en el beso que te di

# alma, piedad, corazón.

# Dime que sabes tú sentir

# lo mismo que siento yo.

# Quiero que vivas solo para mí

# y que tú vayas por donde yo voy,

# para que mi alma sea no más de ti.

# Bésame con frenesí.

(Melodía)

(Melodía)

# Hay en el beso que te di

# alma, piedad, corazón.

# Dime que sabes tú sentir

# lo mismo que siento yo.

# Quiero que vivas solo para mí

# y que tú vayas por donde yo voy,

# para que mi alma sea no más de ti.

# Bésame con frenesí,

# bésame con frenesí,

# bésame con frenesí... #

¡Brava!

Gracias. Muchas gracias.

(Aplausos y vítores)

¡Bravo, Ainhoa, bravo! ¡Gracias!

Qué bonito. ¡Ainhoa, Ainhoa!

No me esperaba esto...

¡Un momento! No lo podemos evitar, ¡te vamos a evaluar!

Me parece muy bien.

Lo hemos decidido los tres mosqueteros.

Podéis dar nota,

porque no estoy acostumbrada a cantar estas cosas.

Has mejorado. De una manera increíble.

¿Sí? Es indiscutible.

Sí. Dominas el escenario

de una forma divina, pero te quiero decir algo,

que creo que es muy importante para tu diafragma,

para todo tu arte y para toda tu lírica:

abordas el bolero con algo que es esencial en el bolero,

pese a que, a veces, es muy atormentado,

siempre, hay dulzura en el bolero. Qué bonito.

Y es lo que has entendido. Y tu voz lírica, de pronto...

La puedes escuchar con los ojos cerrados

y ver las palmeras mecerse, y sentir el frenesí,

y comerte un coco o agua de coco, un mango...

Besar a la persona que esté a tu lado y pasártelo bomba.

Vete a Caracas, ¿qué haces aquí?

Es que lo has entendido tan bien, el bolero,

como si hubieras nacido allí, en la cuna del bolero. ¡Bravo!

Yo quiero, también. Ahora Andrés y, luego, Nacho.

No, yo quería... Chis.

Andrés, Andrés... Musicalmente, musicalmente.

Eres belleza pura. Te diré algo, que ya te lo he dicho antes,

pero es que cada año, cada año eres más guapa, cantas mejor...

¡Anda ya! Eres mejor artista.

¡Un aplauso para nuestra gran Ainhoa Arteta!

Pelotero, eres un pelotero.

No, yo... mira...

Yo quiero la valoración de Nacho en el baile.

Perfecto.

¿Sí? Perfecto.

Lo hablamos el otro día, pero como me ha surgido esto,

no me atrevía a dar la vuelta y he hecho una cosa con las manos.

Espero... Bueno, seguro que los prodigios están viéndote,

que aprendan lo que es la interpretación de verdad.

Tú podrías cantar, con ese chorro de voz que tienes,

en cambio, te has metido en tu personaje.

Pensaba que, al final, ibas a soltar la nota,

pero no, te has quedado ahí, y es una maravilla.

No, estoy cantando boleros. Es una maravilla.

Como los cantaba mi madre, canto como cantaba con mi madre.

No siempre lo más es lo mejor. No.

Escucharte cantar así es una maravilla.

Lo que sí me gustaría, Boris... A ver, Nacho... ¡Nacho...!

¡Nacho! Necesito que me acerques algo.

Muchas gracias, es un placer. Gracias, Nacho.

Es un placer verte. A ver...

Sé que tienes el tuyo, Boris, lo he dicho antes,

que nos vemos en los pasillos, tú tienes el tuyo, Boris,

pero quisiera regalar a mis dos compañeros de mesa sus discos.

¡Oh! ¿Podéis venir?

Que estoy un poquito cojita, un poco mal.

Qué divino momento. Somos como una familia, ¿verdad?

Claro... Nos regalamos discos, tirantes...

Ya están dedicados.

Vale. Este es para mi Nacho.

Mira... ¡Oh, está dedicado ya!

"Mi adorado...". "Mi adorado Andrés".

Lo he hecho con mucha ilusión... Qué bonito, por favor.

No tiene nada que ver con la lírica pero mucho tiene que ver

con mi mundo personal y mi mundo... y mi mundo íntimo.

Pero, bueno, ahora, quiero decirte una cosa, Boris.

Sí, mi amor. El otro día...

Tú y todo el equipo me disteis una sorpresa muy grande,

trayéndome las voces de mis queridísimas amigas.

Y hoy te queremos dar una sorpresa Nacho, Andrés,

el equipo entero y yo, que llega desde la otra orilla.

Todo para ti.

¡¿Para mí?! Sí.

Y yo... Esto no tiene "cue", no, no...

No tiene. Estoy, totalmente, perdido.

No te lo puedes imaginar. De verdad.

Pero te va a encantar. Miramos de frente.

Boris, buenas noches, hijo. ¡Mi papá!

Te saludo desde este desventurado país.

(RÍE) A ti y a la audiencia que tienen,

para felicitarte y decirte lo orgulloso que estamos

por todo lo que has logrado en tu vida,

particularmente, en España, y agradecerte, también, mucho

el homenaje que le has hecho a Belén,

en ese programa de tanta calidad que conduces tan sabiamente.

Te quiero mucho, mi amor. Buenas noches.

Qué monada, ¿eh?

(Aplausos)

Lo que dice tu padre lo pensamos todos.

(Aplausos)

Oye, que...

Rubén me ha prohibido que llore, dice que me resta credibilidad.

Como presentador.

Pero quiero mucho a mi papá, es un hombre maravilloso.

Quizá, la única cosa que podría decir para responderle

es que mucha gente me comenta que mi trato con los prodigios

es muy natural, como si los tratara como si fuéramos de la misma edad.

Creo que eso me lo enseñó mi papá, desde que yo era muy, muy niño,

siempre, me cargaba y me hablaba mirándonos los dos

a la misma altura de los ojos; y nunca ha dejado de hacer eso.

Creo que es una de las cosas que me ha hecho a mí ser como soy,

y me parece magnífico compartirlo con vosotros.

Muchas gracias.

(Aplausos)

¡Os quiero!

Ha sido bellísimo. Bueno... va... va...

Y recompuestos estamos, ¿eh?

Le estamos haciendo caso a Rubén, que, también, es importante.

(RÍE) Mientras tanto... ¡Vaya ecuador de la gala!

Al final, hemos terminado apareciendo en Venezuela.

Vamos a ver cómo está mi querida Paula con sus polluelos.

Qué maravilla la sorpresa que le habéis dado a Boris,

hay toda la emoción que debe haber en una gran final de "Prodigios".

Emoción, la que tendrás tú, que vas a salir en nada

y estarás nerviosísima,

pero te vamos a ver brillar con luz propia, seguro.

¿Qué te ha parecido la actuación de Ainhoa?

Me ha parecido brillante, me ha gustado un montón.

-¿Te vas a comprar el disco? -Claro, por supuesto.

Yo ya lo tengo, tengo esa suerte; pero podemos pedir que lo firme.

Buena idea, buena idea.

¿Verdad? También, estoy con Inma, la madre de Ari. ¿Cómo estás, Inma?

Pues, feliz.

¿Cómo has visto a tu hija estos días, hasta llegar aquí?

Igual de feliz, o más, que yo,

porque está haciendo lo que le gusta, imagínate.

-Ariadna, en la semifinal vimos una auténtica "masterclass"

que te dio Ainhoa, estuvisteis repitiendo el final

de "Hijo de la Luna", de José María Cano.

¿Cómo fue esa experiencia para ti? Además, acompañada de la orquesta,

de esa maravillosa orquesta de Castilla y León.

Fue increíble, cantar al lado de una soprano como Ainhoa,

que representa todo lo que quiero llegar a ser,

una gran cantante, ¿no? Para mí, fue una experiencia irrepetible.

¿Aprendiste cosas? ¿Apuntaste cosas para un futuro?

Sí, lo tengo todo apuntado.

No me extraña, menudo lujo que te pueda aleccionar

una persona de la categoría de Ainhoa, desde luego.

Pues nada, en breve, vas a salir al escenario,

te deseamos toda la suerte del mundo.

Mientras, vamos a recordar cómo ha sido para ti llegar aquí.

(Música)

(Música)

¡Hola, me llamo Ariadna, pero me llaman Ari!

Mi madre dice que no paro de cantar,

porque cuando estaba en su barriga me ponía a Bach.

# Luna quiere ser madre

# y no encuentras querer que te haga mujer. #

La semifinal de "Prodigios" fue superemocionante,

todo estuvo muy reñido y yo lloré un montón.

Quiero dedicar, en especial, esta canción a mi madre,

porque, siempre, está allí, cuando más la necesito.

Así que, gracias, mamá.

# Hijo de la Luna... #

Me gustó mucho que Nacho Duato, que es tan estricto,

me dijera que le había ido ganando gala a gala.

Cada vez veo que eres más tú, y me gusta mucho eso.

¡Enhorabuena! Eres una gran cantante.

Gracias.

Me llevo de "Prodigios" a mis 26 compañeros,

que los quiero un montón.

Me voy a inclinar más por Ariadna, que pase, también, a la final.

(Canción de Ariadna en inglés)

Esta experiencia no la voy a olvidar jamás.

El escenario me espera

y yo voy a llegar a lo más alto.

(Aplausos y vítores)

(Aplausos y vítores)

("PAPA, CAN YOU HEAR ME?", YENTL)

("PAPA, CAN YOU HEAR ME?", YENTL)

("PAPA, CAN YOU HEAR ME?", YENTL)

(Aplausos)

(Gritos y aplausos)

Bravo, qué sentimiento, Ariadna.

Oye, y que magnífica interpretación de este

"Papa, Can you hear me?", ¿cómo estás?

Bien, muy bien, Boris. Es que todo lo que cantaste

es una cosa intensísima. Me llamó la atención

que escogieras, precisamente, esta canción de Barbra Streisand

que es de la película que ella dirigió,

además, en el año 1983, dirigió y produjo

que se llama "Yentl" y también escribió el guion,

o sea, no paró, ahí lo dejó todo, la verdad.

Y me ha llamado la atención que hayas seleccionado

este tema de "Papa, Can you hear me?"

¿Cómo te sientes tras haberlo interpretado?

Bien, muy emocionada, yo quería transmitir un poco

la parte más íntima de mí, llegar al corazón del público

y espero haberlo hecho y desde aquí,

también quería transmitir un mensaje porque esta canción

habla de escuchar, así que, yo quiero que me escuchéis

porque yo quiero hablar con todos los jóvenes

de este país y decirles que vayan a la ópera,

que vayan a escuchar ópera, zarzuela, canto lírico...

porque, a veces, no es algo que nos vengan de natural

que escuchemos en casa, pero vale mucho la pena

y, por ejemplo, a mí me cambió la vida y ahora canto lírico,

así que, animo a todo el mundo a hacer lo mimos.

(Aplausos)

Gracias, es muy importante lo que acabas de decir

porque es verdad que uno es joven y puedes disfrutar,

perfectamente, de todas las artes clásicas.

Has cantado, "Papa, Can you hear me?"

que en castellano es "Papá, ¿puedes oírme?"

Sí, vayamos al ballet, vayamos a la zarzuela, al teatro

y a la ópera, pero lo más importante,

¿crees que has conquistado el corazón de Ainhoa?

Yo espero haberlo hecho ya que conté con el corazón

y espero haberle tocado el suyo.

Ainhoa, nos falta escucharte. Claro que sí,

claro que me tocó el corazón porque además eligió

uno de los temas que yo, a su edad, cantaba

y no me salía nada bien porque no es nada fácil

y es un tema que me tenía enamorada,

tenía los pelos como escarpias porque lo que dice ese tema

es tremendo y en la película, el entorno, ella pide ayuda

a su padre, ella es un chico, en realidad, en la película

y pide ayuda a la figura masculina para que le ayude a resolver

los problemas que ella tiene que enfrentar día a día

como chico, ¿no? Y es una canción de una belleza increíble.

Me ha encantado, la única cosa que yo te diría

es al final, la nota piano, que es la más difícil,

obviamente, se te ha caído un poco, pero por cuestión

de posición, como te dije el otro día,

que tuvieras mucho cuidado con las aes

porque todo lo que haces con la a siempre tiene tendencia

a no tener esa punta que tiene la i y la e

en tu caso, solo aplica eso, aplica que tus aes

tengan la a, tenemos la tendencia que sea a y se caiga.

No, la a tiene que tener siempre una i y una e.

A... y a... que esté ahí, a...

¿Sabes? Y cuando es piano todavía tienes que afinar más,

pero lo demás es ya te digo, una leve corrección,

el resto me ha emocionado muchísimo.

Ainhoa, me da mucha risa porque fíjate, precisamente,

con lo de la a, Barbra Streisand se quitó una a de su nombre

y por eso se llama Barbra, ¿entiendes? Claro.

Claro, le pesaban las aes. Si nosotros nos quitásemos

una letra de nuestro nombre bueno, la a del tuyo

sería Inhoa, ¿entiendes? "Ncho", "Dres",

"Ndres", "Ndres" qua ya de por sí te podías cambiar el apellido

y serías André Salad.

Y es más afrancesado y como más crujiente y más rico.

Andrés, cuál es tu valoración. Ella tampoco se tiene que quitar

muchas aes porque tiene tres su nombre.

Es verdad, tienes tres aes. Siguiendo el hilo, Ariadna,

de lo que te ha dicho Ainhoa, tu voz es muy bonita,

no hay ningún tipo de duda, tienes un color bonito,

tienes una voz muy bonita, tienes la materia prima

que es lo importante, está dentro de ti

la tienes, la comunicas, tienes esa actitud,

tienes esas ganas, es importante. Te daría un pequeño consejo:

Cuando intentas buscar la afinación correcta,

cuando filas una nota y empiezas desde muy piano,

es muy común que se te quede baja y luego, la retoques, la coloques

y la pongas en su sitio. Es muy importante tener siempre,

la memoria del sonido que tú quieres emitir.

Esto es superimportante, cuando tú vayas a cantar

y pegues una octava arriba. una quinta, tercera o cuarta,

da igual, visualízala antes en tu cabeza, colócala en tu cabeza

y luego, el aire va a ir ahí, la colocarás en su sitio,

es muy importante, la música nunca viene al momento,

anticípala, eso pasa siempre en la música

y eso hará que fluya mucho más y que esté más afinado,

en su sitio, así que, trabájalo por ahí.

Vale, gracias. Nacho.

Yo no puedo valorarte y, sobre todo,

después de lo que te han dicho mis colegas.

Pero se me estaba ocurriendo porque yo estoy un poco loco,

a veces, mirando la llama que la llama siempre tiene

la misma llama aunque la cera se vaya apagando.

Yo te aconsejaría o me encantaría

que mantuvieses esta llama que tienes ahora toda tu vida.

Bravo, qué bello, ¿no? Muy bonito consejo y muy sabio.

Mi amor, Ariadna,

has estado fantástica y ahora, pues toca esperar

junto con tus compañeros a ver cuál será la decisión

del público esta noche. Gracias.

Gracias a ti.

(Aplausos)

Yo animo a todo el mundo, a todos los niños

que están en su casa que se apunten a "Prodigios"

porque es una experiencia única e irrepetible y me lo pasé

muy bien y aprendí mucho

y creo que he crecido como cantante.

¡Ay, qué bien lo has hecho, te como, te como, te como!

Oye... Andrés Salado, Ainhoa Arteta, Nacho Duato,

habéis estado fantástico dándome esta sorpresa

de mi papá hablando desde Venezuela

donde vive y está, pero yo tengo otra sorpresa

para vosotros, os quiero presentar a una de las personas

más especiales de mi vida, de las personas que más quiero

y que además, hoy la invité para verla y no pude verla nada

pero me encantaría que los tres me acompañarais a saludar

a Lucía Bosé que está con nosotros

acompañándonos en el programa.

Lucía... Divina. Qué honor.

Qué honor, tú, tenerte aquí. Sois cuatro famosísimos

más famosos que yo. Yo ya soy una ex,

vosotros sois presente todavía. Qué divina.

Tú, también, Lucía. Eres un grandísimo ejemplo

de mujer luchadora, de madre, de abuela, de todo.

Más cosas no te han podido pasar y siempre con la cabeza bien alta.

Bravo. Grande ejemplo, Lucía.

Siempre estás estupenda.

Teniéndote aquí cerca me veo obligado, te lo prometo,

de verdad, ¿tú has criado a algún niño prodigio?

Yo creo que no. (RÍEN)

Yo creo que no, me ha superado el torero

y me ha superado el hijo, ya estoy hundida.

Para nada, Lucía, tú eres siempre fantástica.

Quería estar contigo cerca porque sabes que te quiero mucho,

no te veo todo lo que quiero. Nos vemos demasiado poco.

Ya, es una pena. Sí, y nos amamos mucho peor.

Es mi segundo hijo y él, el tercero.

(RÍEN) Ya lo sé.

Es verdad que también te gusta el programa.

Me encanta, estoy fascinada. No me importa esperar horas

porque estoy tan fascinada y sois tan extraordinarios todos.

Ahora, me hubiera gustado oírla cantar

un trozo de una ópera. Yo enseguida me arranco,

pero, no, hoy, no. Qué voy a cantar

si mañana tengo un concierto en Pamplona tremendo.

Un trocito. Pero ahora lo harás,

lo pensamos y lo haces. Se lo hago ahora mismo.

¿Ahora mismo? Qué divina. Y es algo para ella.

Un Mi, creo que es un Mi bemol.

(CANTA)

"Vissi d'arte". Bravo, "Tosca".

Qué maravilla.

Tosca, bravo. Qué bonito.

Ella es el arte. Divina.

Lucía, mil gracias, mi amor. Gracias a ti.

Mi amor. Gracias.

Que disfrutes mucho. Me ha emocionado.

Y a nosotros también, muchísimo. Chao.

Lucía, qué bien, me encanta verte. Qué divino, son casi mamá e hijo.

Gracias, amigos. Muchas gracias.

Ella es la diva, la artista, la madre y es lo que es Tosca.

Amiguísima. Es un momento muy feliz.

Qué bonito. Te quiero mucho.

Gracias. Qué bonito verte emocionarte.

Muy bien, gracias, Lucía Bosé. Chao, Lucía, chao.

(Aplausos)

Muchísimas gracias, Lucía Bosé por acompañarnos.

(Aplausos)

Gracias, Ainhoa.

Bueno, oye, me cambié de lado de platea

que es el momento familiar, hay muchas caras familiares aquí,

pero yo estoy ahora con Cristina que es la hermana

de Marca Cubas, o sea, tú te llamas Cristina Cubas.

Sí. Muy bien, doble ce,

qué interesante, es verdad. Oye, Marta es nuestra reina

del acordeón, pero lo que explicasteis

creo que la primera vez que vinisteis a la primera gala

que las dos tocáis a dúo y que os sacáis como 200 euros

en cada actuación en El Retiro. Más o menos.

Vale, todo esto con el acordeón. Sí, a dúo las dos.

Y tú con el violín, vaya, ¿y por qué no vinisteis juntas

a "Prodigios" como acto...? Porque yo ya pasaba

de la mayoría de edad. ¡Ah! Pero yo pensaba

que si en cada actuación sacáis esa cantidad,

a lo mejor necesitáis un mánager o un relaciones públicas.

Bueno, si nos ofrecen conciertos, nosotras tocamos donde sea.

Claro, claro, todo esto lo declaráis, ¿no?

Sí, todo legal. Todo legal, Cristina,

muy importante, sí, porque hay gente de Hacienda

que le gusta mucho la música, pero, también, claro...

Siempre, siempre. Muy bien, oye, ¿Marta te ha dicho

qué tocará esta noche? Sí.

¿Y qué tocará esta noche? "Oblivion".

¡Ay, "Oblivion", exacto! Que significa como el olvido.

Es una obra como bastante intensa. Sí, es bastante íntima.

Oye, ¿cómo son las comidas y los desayunos en casa?

Tú con el violín por un lado, ella con el acordeón.

Sí, a todas horas. Nadie pone la radio.

No, suficiente hay ya. Suficiente música hay ya.

Bueno, vamos ver, fíjate tú, si Piazzolla revolucionó

el tango, bien sabes que tu hermana Marta

ha revolucionado "Prodigios". Vamos a ver juntos

cómo ha llegado hasta la final de "Prodigios".

(Música)

Hola, me llamo Marta. Tengo 16 años y toco el acordeón.

Para mí, la semifinal fue una gala llena de emociones.

Considero que deben estar en la final Ana y Marta.

También de muchos nervios y creo que el jurado

lo tuvo muy difícil. Los momentos más emocionantes

en "Prodigios" son cuando

estás a punto de salir a tocar al escenario

porque tienes muchas ganas y ansias de que la gente te vea

y poder mostrar todo lo que quieres.

(TOCA EL ACORDEÓN)

El acordeón es un instrumento mágico

y creo que hay gente que no lo valora lo suficiente.

Muchísimas gracias por permitir

que este instrumento, por fin, esté en "Prodigios".

Y ha sido todo un lujo poder venir aquí, a "Prodigios"

para enseñárselo al público.

(TODOS) "Prodigio" al poder. -Para mí, "Prodigios"

ha sido amistad, mucha entrega y mucha emoción.

El escenario me espera Y yo voy con mucha fuerza.

(Aplausos)

(TOCA EL ACORDEÓN)

(Aplausos)

¡Marta, impresionante!

Impresionante, me encanta, siempre se te enreda

el pelo con tu maravilloso acordeón

que también Nacho lo llamó máquina de escribir, ¿te acuerdas?

Que nos reímos mucho

porque parece una máquina de escribir

si lo ves así. ¡Qué guapa estás!

Divina, qué bien combinada estás con el negro del acordeón.

Tu micro, perdona,

que luego, no puedes hablar, es verdad.

Oye, "Oblivion" es una de las más hermosas obras

que creó Piazzolla y que trata sobre el olvido,

pero también un poco "Oblivion" es cuando de repente

desapareces, totalmente. Muchas veces, suceden cosas

en nuestros países que nos hacen pensar

que eso puede pasar y creo que a eso se refería él.

Marta, creo que a los tres que estamos aquí sentados

nos remueves el corazón cuando tocas,

nos haces que se nos abran membranas de emoción

y nos haces escucharte con una quietud,

con una calma, con una admiración grande,

así que no te preocupes que no creo que el acordeón

contigo desde que está en "Prodigios", caiga en el olvido

de la gente que te está escuchando.

Poco más puedo decirte, Marta, que eres emoción pura,

que te mimetizas con tu instrumento,

que no solo queda bien el negro con el rojo

como te ha dicho Boris, sino que además

el cóctel de emoción de sonido que eres capaz

de comunicar, la manera que tienes de vibrar con tu mano derecha,

de sujetar la línea, el sonido nunca cae,

como su fuese una pluma siempre por el viento

emociona y comunica con una gran hondura

y con un gran amor hacia lo que haces.

Enhorabuena y sigue así, sigue siempre así

y no olvidaré nunca lo que dijo antes Ainhoa:

"Sigue, sigue, sigue, estudia y llegarás muy lejos",

porque se ve que eres una persona

muy madura y se ve que te llevas bien

con el instrumento y que llegarás a hacer

grandes cosas con el acordeón. Enhorabuenísima, Marta,

y gracias por emocionarnos. Gracias, Andrés Salado.

Nacho, te queremos escuchar. Desde el primer día

le diste esa corrección y ahora, parece como una serpiente

en lugar de una máquina de escribir, la mueves

con muchísima más soltura. Yo no entiendo el instrumento,

¿cuando haces así coge aire y cuando haces así, sale el aire?

Sí. Explícanos un poco cómo va,

¿tiene que tener siempre el mismo aire dentro o cómo?

No, si tiras del fuelle con más fuerza, suena más fuerte

y si tiras muy lento, suena menos. Más difícil todavía,

yo creí que era solo como... Así.

Como si fuera para encender un poco más el fuego

de la chimenea. Es increíble, además el sonido

es como si llevases una orquesta dentro metida, es maravilloso.

Lo encuentro dificilísimo. ¿Ainhoa?

Gracias, Nacho. Marta, decirte que me ha emocionado

profundísimamente, porque esta pieza de Piazzolla,

"Oblivion", que tiene muchísimo que ver

con el dicho de que el ritmo del tango

lo imprime el corazón y en este caso hoy has venido

además, vestida de rojo

que no sé si es que, verdaderamente,

ya es el colmo de tu madurez que hayas venido vestida de rojo

porque eres como un corazón que transmitía a través

de esta maravilloso acordeón, ese maravilloso instrumento,

nos has transmitido tantísima dulzura

y tantísimos, sobre todo, el anhelo, la tristeza del olvido,

del olvido pasional o del olvido que sea.

Gracias por hacernos soñar, otra vez, una vez más,

con este acordeón y por tu manera tan sincera

de mostrarnos la música. Gracias. Muchas gracias.

Marta... Pues ahora,

toca esperar en el "backstage".

Recoger el instrumento que siempre te lo vuelves a poner

y mientras haces todo eso te puedo ir contando

que me ha contado Paula que hay unos canapés

espectaculares ahí atrás, bueno, yo de hecho ya me comí uno

de tortilla, pero de tortilla vegana,

o sea, realmente, no me he pasado en mi dieta.

Bueno, que vaya todo bien mientras esperas por los otros.

Gracias, Marta.

Lo que me ha dicho Andrés me emocionó mucho

y yo creo que sí,

que he conseguido transmitir mucho a la gente.

Lo que decía que lo escucharon con el corazón.

Jo, os tengo que contar algo

y, sobre todo, al jurado. Es inaudito, parece increíble

que nos pase esto, justamente, en la última gala,

en la gala final, pero ha habido un problema

en una de las categorías.

Sabéis que son tres categorías, que me veis como...

Es aterrador lo que ha pasado, pero en una de las categorías

que concursan hoy en "Prodigios", en la final y concretamente,

en la tuya, Nacho. Ya, lo estaba pensando.

Te lo veías venir, en la de danza.

En tu categoría nos acabamos de enterar que hay una chica

que no pudo participar

en ninguna de las tres galas clasificatorias,

pero es increíble, no pudo participar

en ninguna de ellas, pero creemos que merece una oportunidad.

Es que es asombroso, yo sé que me estoy saltando

las normas de "Prodigios" que estamos en la final,

que los familiares pensarán que todo esto es abusivo

porque sus hijas e hijos han estado participando

en las galas clasificatorias, pero es que esta persona,

pues, de verdad, no pudo participar y nosotros creemos que,

primero de todo, tenemos que verla.

Atentos, atentos, por favor.

Mira qué monada. ¡Ay, ay, por favor!

¡Ay, por favor! ¡Ay, por favor!

Nacho, es una bailarina de Tolosa, muy linda,

¿entiendes? Es Ainhoa Arteta de pequeña.

Mi hermano vestido... Es que se te ve.

Qué mona.

Yo te dije que era mi sueño. Ainhoa, yo te... Valórala, Nacho,

valórala, tiene una actitud ya increíble.

Es una maravilla. Yo te tengo que decir, Nacho,

te dije que era mi sueño, ese día, como me verás

en mi brazo izquierdo, me había roto el codo

en las fiestas del pueblo, en los juegos de la mañana

y yo tenía que salir de bailarina sí o sí.

Me pusieron grapas. ¿Grapas?

Me dolía ese brazo que no te puedes imaginar,

pero yo salí al desfile de bailarina.

O sea, ya tenías sentido del escenario pasara lo que pasara.

Tú, júzgame con cariño porque yo sé que...

El tutú muy lindo y combina muy bien

con la venda de la herida. (SONRÍEN)

No, es mucho carácter, muy bonito.

¿Y quién te acompaña? Mi hermano.

De torero. Qué divino, de qué va vestido.

¿Qué hacíais, un Don Quijote? No, él estaba vestido de caserito.

Te veo que estabas ya como más hacia el punk

y el "new wave", en realidad, que hacia la lírica, fíjate.

Tenía una cara de descaro. Es muy maravillosa foto,

gracias, de verdad, por permitirnos vivirla,

no va a participar como concursante.

Obviamente, no, pero solo

porque tengo el ligamento derecho roto

si no... Si ya te vimos cantarle "Tosca"

a Lucía Bosé y aquí nos bailas en cualquier momento

el segundo acto de "Giselle" que nunca lo podemos hacer.

Era mi sorpresa, pero bueno. Es el momento de disfrutar

del segundo finalista en la categoría de danza.

Se trata de un finalista de altura y no solo porque mide

más que Nacho y yo juntos, sino porque sus saltos

parece que fueran a salir volando del escenario,

es verdad, vamos a escucharle contar

a él mismo cómo fue su camino hasta llegar aquí.

(Aplausos)

(Música)

Hola, mi nombre es Lorien, tengo 16 años y soy bailarín.

(Música)

Todavía no me lo puedo creer,

pero estoy en la final de "Prodigios".

Mi actuación para la semifinal la disfruté mucho

y aunque hay algunas cosas técnicas que luego, me corrigió Nacho Duato

lo disfruté un montón. Haces un saltito,

tienes que abrir y subir el cuerpo.

Y cabeza, pam, pam, mejor.

Nunca olvidaré la primera valoración de Nacho

porque me dijo un montón de cosas buenas.

Es muy difícil controlar el "tour en l'air"

y las piruetas y lo has hecho muy bien.

Creo que eres muy elegante, tienes una proporciones perfectas.

Enhorabuena. Muchas gracias.

He disfrutado mucho. Bravo.

Para mí, estar en la final es algo, completamente, inesperado,

nunca me lo había llegado a plantear.

Tú pasas junto a ella.

Todavía no lo he asimilado, pero lo daré todo

lo que tengo, así que, superbién.

La final me espera, me voy bailando.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(RÍEN)

¡Ay, las piernas!

¡Ay! ¡Ay, por favor!

¡Las piernas! ¡Ay, ay, que me va a dar algo!

¡Ay, por favor! ¡Ay, por favor!

Respira, respira. Te prometo que quería saltar.

(Risas)

Pero, te voy a explicar, han intentado ponerme

las zapatillas igual que tú,

pero creo que son tres números menos que la mía.

(Risas)

Con lo cual, si doy el salto y me fastidio el pie,

fastidiamos la gala, pero...

(Risas y aplausos)

Eso también tiene el bolero, ¿no?

El bolero... La bolera.

Lorien, has estado fantástico, te estás muriendo de la risa,

claro, pero te prometo que no es burla,

si no que estamos descubriendo que yo pensaba que era incómodo,

pero es genial ir así vestido. (RÍEN)

Lo mejor. Me has dejado sin aliento.

Bueno, ya estabas sin aliento, Lorien, claro.

Voy muy fresquito, sí, voy como fresquito...

Es como cómodo, la verdad, te olvidas un poco del cuerpo.

A mí me da miedo que no se me vea

porque no tengo trasero, yo nací una espalda entera.

Pero me da seguridad, fíjate la cosa.

Es que me quedan tan divinas como a ti

y además no son a medida, como te digo,

las han hecho. como no podía irme a Castellón.

Ainhoa, es la primera vez que te veo así.

Es que me va a dar algo, me va a dar algo.

Eres una especie de mezcla entre fallera y un polvorón.

(Risas)

Pero qué cosas me dicen, yo me veo, por favor.

Un polvorón tiene. Entre la cerdita Peggy

y Nuréyev no me había reído nunca tanto.

Una pregunta, Lorien, ¿crees que tu hermano Borxa...?

Tu hermano te ha acompañado en todas las galas

que te trajeron hasta aquí, la verdad, ¿crees que le gustará

cómo me quedan las mallas?

Seguro porque te quedan divinas, así que, seguro que sí.

A ver, una pregunta, Boris. Espera que no te veo.

Una pregunta, cariño mío, cariño mío, ¿qué llevas,

una faja o una braga náutica?

¿Qué es eso?

Tengo dos amigas que les va a encantar esto,

llevo una cosa que se llama "sutí" que alguien del público,

más o menos, sabrá, que es algo como de fondo

como una camisa interior que te pones un poco para...

no para hacer figuras sino para que no se transpire mucho

la tela ni se vea, ¿me entiendes?

¿Pero eso tiene que estar más arriba o donde está, está bien?

No, digo la faja esa. Estás un poco charlestón.

(Risas)

Es el charlestón.

Se va a caer... se va a caer, se va a caer,

pero no, no, porque lo quiera sino porque el micro

está sujetado ahí porque no hay donde más ponerlo.

Entonces, el peso del micro hace que se vaya deslizando

poco a poco, mientras tanto, vamos a escuchar

las siempre sabias palabras de Nacho Duato.

Nacho, por favor, ayúdanos, echa una mano.

Ahora, después de este número, quieres que valores yo, seriamente,

a un artista. Si quieres, me voy

porque es verdad que esto es una locura

y haces la valoración. Has bailado muchísimo mejor

que la última vez y me sorprende que en tan poco tiempo

hayas captado las correcciones que te di.

Todos estos piqués a la segunda, los pies, muchísimo mejor.

Ese "tour en l'air" de la esquina, muchísimo mejor,

el segundo un poquito menos porque estabas más cansado,

pero enhorabuena porque si en tan poco tiempo

has mejorado tanto, imagínate todo el tiempo

que tienes por delante para seguir mejorando y mejorando.

Muchas gracias. Enhorabuena, Lorien, muy bien.

(Aplausos)

Ainhoa. Lorien, otra vez,

sigo insistiendo, 16 años, ¿tu madre qué te puso

para desayunar en el biberón o dónde? Porque no lo entiendo.

Es tan bello verte bailar, es como una cosa que vuela,

no sé, supongo que tienes muchísimas cosas que aprender,

pero me adhiero a lo que ha dicho Nacho.

Te veo con esa actitud de que lo poco que te ha dicho,

de lo que te dijo a esta vez, has mejorado, esa es la actitud

que buscamos en "Prodigios", actitud de gente luchadora,

tiene espíritu de sacrificio que viene aquí con espíritu

de aprender, de escuchar lo que decimos nosotros

y ponerlo en práctica al minuto uno en cuanto

lo decimos, así que, enhorabuena, Lorien,

y tienes toda la vida por delante y ya sabes

que estas carreras son largas

y son de resistencia. Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Andrés Salado. A mí me vienen a la cabeza

directores como Zubin Mehta, como Carlos Kleiber,

donde por encima de todo estaba la elegancia de artista,

esa elegancia que inunda el escenario,

que comunica, que te hace sentir

Dentro del espectáculo musical artístico.

Ve mucho de ti en esa elegancia

que tiene Nacho. Cuando entras al escenario,

la manera que tienes de mover las manos, marcar los pasos,

la manera que tienes con tu energía de indicarnos hacia dónde vas,

de dónde vienes, cuándo vas a hacer la pirueta,

a saltar, cómo vas a terminar...

Eso es magistral, ¡y es que eres elegancia pura, chaval!

Y eso lo tienes dentro, marcado en el ADN.

Sí. Y eso es

una característica imprescindible en un artista y en un bailarín.

Y en este caso es superlativo, así que "enhorabuenísima".

Muchísimas gracias.

(Aplausos)

Lorien, pues nada.

Toca ahora tener paciencia

y esperar. Te voy a recordar algo que dijo Gandhi...

Es el sutil, que me está dando... cómo pica.

Hay algo que dijo Gandhi:

"Perder la paciencia es perder la batalla".

Pero tú ya has ganado dos. Vamos a hacer una cosa tú y yo

que va a enloquecer a este público. Vamos a salir,

como salís vosotros siempre del ballet;

tú te vas con el micro y en esta dirección...

Y nos vamos.

(Risas y aplausos)

"Prodigios" para mí ha cambiado

la forma de afrontar las cosas.

Antes yo iba con un poco de miedo e inseguridad

y yo creo que ahora voy a disfrutar un montón todo más...

Bueno, aquí estoy con este gran elenco

de la final de las finales.

Jesús Gabriel, Ariadna, cogiditos de la mano,

de la categoría de canto; con Ana y Marta de instrumental;

con Adriana y Lorien, que está de camino...

Justamente ahí lo tenemos, de danza.

Hola, Lorien, bienvenido.

¡Qué momento tan divertido con Boris y sus mallas, eh!

Bueno, no os voy a preguntar cómo estáis

porque realmente estaréis nerviosos,

emocionados, con ganas de saber qué va a pasar.

Pero si me gustaría que me dijerais... pase lo que pase,

qué os lleváis de vuestra experiencia aquí en "Prodigios".

Pase lo que pase, me voy a llevar grandes amistades,

grandes conocidos... pero lo mejor de todo, me voy a "llegrar"...

Digo llevar, ¡una gran familia! -¡Oh, qué bien!

¿Y tú, Ari? -Yo, también,

repetir lo de una gran familia, porque al final

los 27 prodigios nos hemos convertido en eso.

Y también todos los consejos del jurado, asesores y de todos.

Esas "master class" de Ainhoa. -Sí.

Ana. -Yo me llevo el haber conocido

a grandes y talentosos compañeros

y vivir esta experiencia en general.

¡Qué bien! ¿Y tú, Marta?

Yo me llevo el haber podido vivir

esta experiencia que es maravillosa,

el haber conocido a gente... que son todos increíbles,

con las mismas aficiones que... somos todos una gran familia

y eso, básicamente, pues esto es increíble

y sólo pasa una vez en la vida.

¡Qué bien! Me voy aquí con los chicos de danza.

¿Adriana, Lorien?

Pues yo igual que mis compañeros, me llevo una gran familia;

que ha sido increíble pasar los días con vosotros.

Y sobre el placer de haber podido bailar

ante este jurado impresionante.

Y muchísimas gracias por esta oportunidad.

Y tú, Lorien, además del cachondeo

que hemos vivido con Boris, ¿qué te llevas?

Además de lo que han dicho mis compañeros,

es una experiencia divertidísima,

totalmente diferente a lo que había hecho antes y...

¡Es tan emocionante estar aquí

y todo lo que he aprendido que...! ¡Estoy supercontento!

Pues muy bien.

Bueno, pues para templar los nervios

de esta noche tan extraordinaria,

nuestro artista de hoy también es extraordinario,

lleva el flamenco en su ADN

y ha triunfado en todo el mundo con su voz y con su arte.

Para mí es maravilloso presentar a Miguel Poveda.

(Aplausos)

(Acordes de piano)

# ¡Te quiero más

# que a mis ojos!

# ¡Te quiero más que a mi vida,

# más que al aire que respiro

# y más que a la mare mía!

# Que se me paren los pulsos si te dejo querer,

# que las campanas me doblen,

# si te falto...

# alguna vez!

# ¡Tú eres mi vida

# y mi muerte,

# te lo juro, compañero!

# ¡No debía de quererte,

# no debía de quererte

# y sin embargo...

# te quiero! #

(Música)

(Aplausos)

# ¡Olé, Aurora...!

# Dime dónde estás metida,

# mi alma estaba perdida

# y no supo comprender,

# Aurora,

# ¡de que te quise y te quiero!

# ¡Que fue tu amor como un cielo,

# paraíso de mi querer!

# ¿Dónde estará,

# mi amor, que no puedo hallarlo?

# ¡Dios mío! ¿Dónde estará?

# Que lo busco y no lo hallo.

# ¿Dónde estará,

# mi amor, que no, no puedo hallarlo?

# Ahora que quiero formar

# con su amor un relicario.

# ¡Dios mío! ¿Dónde estará...

# mi amor, que no...

# Mi amor, que no...

# ¡Puedo hallarlo! #

¡Olé, olé, olé!

¡Olé! ¡Sí, señor!

¡Bravo!

(Ovación)

¡Bravo, maestro! Maestro Amargós.

(Ovación)

¡Guapo!

¡Miguel!

¡Qué adorado, por favor! ¿Cómo estás?

¡Qué divino eres! Y tú también.

Me da mucha pena haber tenido

que volver a mi uniforme habitual del esmoquin,

pero es que el tuyo es fantástico

y los zapatos... ¡qué locura! ¿Has visto qué "brilleo"?

No, no, ¡qué monada, qué divino y qué energía

has desplegado sobre este escenario cantando esa "Aurora"!

Sí, del maestro Freire.

Y la cantaba

Rafael Farina que es un gran ídolo

de la infancia de mi madre, de mi familia

y mío, por supuesto. Claro.

¡Qué maravilla, me encanta cómo recuerdas de pronto

estos intérpretes que son...!

Un poco, de alguna manera, marginales y, de pronto,

tú, con tu torrente de voz

los has puesto en la primera línea de nuestra cultura.

Bueno, se trata de que las nuevas generaciones

no pierdan...

la noción, de dónde venimos musicalmente, quiénes somos,

por qué estamos aquí, ¿no? Esos pilares son muy fuertes

en la cultura de este país, han hecho mucho por la música

que nos representa, por la copla... es una belleza.

No debemos tener complejos frente a esta música;

por el flamenco... y yo quiero poner en valor eso

y que la gente joven de ahora también lo ponga en valor.

¡Bravo, bravo!

(Aplausos)

¡Bravo!

También el flamenco en Estados Unidos les vuelve locos.

Sí, también. Claro.

Venimos de allá ahora... ¡y volveremos!

¡Qué total! O sea, que "El tiempo pasa volando",

que es el título de tu disco, ¿sigue pasando volando el tiempo?

Ya... ¡qué me vas a contar! Bueno, qué te voy a contar.

Sí, pasa volando. Por eso siempre le digo a la gente joven,

en este caso además, a los niños también,

que no le pierdan el respeto al tiempo,

que no crean que vamos a ser eternos.

El tiempo pasa y todo lo que puedan aprovechar para aprender, crecer...

Me arrepiento muchísimo de no haber estudiado más cosas,

de haber tocado un instrumento... ellos tienen tiempo, energía,

la juventud...

¿Sabes? La capacidad de retentiva...

Y tienen que aprovecharlo al máximo.

Es verdad... Y de repente te plantas en los 30.

En los 30, totalmente. Oye, pero...

En los 30, cantando. Eso me parece muy bien

que lo quieras subrayar, pero te ves totalmente de 30.

En estos tiempos tan digitales, con tantos datos, tantos números,

sólo unos escogidos pueden presumir

de vender más de 200 000 copias físicas

del disco. Esto, yo creo que te ha sucedido,

merece otro gran aplauso

porque realmente es un gran esfuerzo.

Lo has logrado...

(Aplausos)

Lo has logrado con "El tiempo pasa volando",

que, además, hace unos meses fue nombrado "disco de oro".

¿Contento con esta idea de este disco que reúne

todos esos años de carrera,

de escenario? Sí, sobre todo, la mirada atrás.

Es decir, a mí me gusta cantar a la poesía,

a Federico que es mi dios...

A Miguel Hernández, a... toda esa rama cultural,

ese interés que tengo por eso

está ahí, pero... tengo que ser honesto,

cuando miro hacia atrás y saber de dónde vengo;

de mi barrio, de Badalona.

Los cantantes de aquella época:

Los Chichos, Los Chunguitos... sin complejos.

De Tijeritas, de Chiquetete,

,de todos esos artistas denostados

he querido hacer una recopilación...

Con María Jiménez, que he grabado también.

¡Brava! ¡Un beso a María Jiménez! Y reivindicarlos...

¡Divina, divina! Aparte, puedo cantar a Lorca.

Y también que es tu dios,

como acabas de decir. Federico, además, lo llamas.

¡Me encanta! Has dicho varias cosas

que, apuntándolas todas, pueden servir para nuestros prodigios.

Pero quizás tengas una tú que quieras decir,

importante para nuestros prodigios. ¿Para los niños?

Bueno, que me digan dónde dan clases, para apuntarme.

¡Es que tienen un talento admirable, no sé cómo...!

¡Tienen esa capacidad...! Ese talento

tienen que desarrollarlo,

que entenderlo como un valor...

Algo, un valor artístico que tienen,

no para sacar pecho y sentirse que son...

Nada en el mundo, todos somos iguales.

Pero si, encima además, tienes el don del talento,

explótalo para compartirlo con el mundo,

foméntalo... o sea, trabájalo

y regala al mundo una sociedad mejor de la que tenemos.

¡Bravo, Miguel Poveda! ¡Qué bonito!

¡Maravilloso! Andrés se está enamorando,

yo también. Te quiero despedir.. ¡Andrés...!

Dándote un beso de una amiga en común

que te quiere mucho. Bibiana Fernández.

¡Oh, la amo, mi niña!

¡La amo y a ti también! Muchas gracias.

¡Bibiana, te amo, te quiero! Y un besito a todos, ¡gracias!

Ainhoa... gracias a todos. Gracias, ¡bravo!

(Aplausos)

¡Qué artista! ¡Qué bonito!

No sé vosotros, pero yo, cuando leo un libro de terror,

nunca sé con qué nuevo susto

me voy a encontrar al dar vuelta a la página.

Pues aquí es justamente al revés.

En el libro de "Prodigios", cada vez que giras la página

te encuentras con algo más agradable.

Cuenta la infancia de los grandes genios de la música,

el canto y la danza.

¡Y ojo, que también están incluidos

nuestros queridos Ainhoa, Nacho y Andrés!

¡Es un regalo estupendo!

Y dicho esto, se acerca uno

de los grandes momentos de esta edición.

Ya han actuado los seis finalistas de la noche

y pronto sabremos los nombres de los tres seleccionados

para jugárselo todo en la decisión final

que tomará el público, vosotros, el público de hoy

en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid.

Pero antes

vamos a ver un resumen de todas las actuaciones de la noche.

Así de prodigiosos han estado nuestros finalistas.

(CANTA "TORNA A SURRIENTO", ERNESTO Y GIAMBATTISTA DE CURTIS)

(INTERPRETA "LA VIDA BREVE", MANUEL DE FALLA)

(INTERPRETA VARIACIÓN DE KITRI DE "DON QUIJOTE", LUDWIG MINKUS)

(INTERPRETA "PAPA, CAN YOU HEAR ME?", MICHEL LEGRAND Y BERGMAN)

(INTERPRETA "OBLIVION", ASTOR PIAZZOLA)

(INTERPRETA VARIACIÓN DE COLÁS, "LA FILLE MAL GARDÉE", F. HEROLD)

(Aplausos)

Ha llegado el momentazo, por excelencia, de la noche

y para vivirlo, necesito aquí

a los seis finalistas

de estas II edición de "Prodigios".

(Aplausos)

¡Oh, guau...!

Os voy a contar, de verdad ya,

lo que ha pasado...

Porque estoy en shock. Nos ha llamado una persona

que ama "Prodigios".

Se trata de un benefactor

que quiere permanecer totalmente en el anonimato.

Él se ha puesto en contacto

con el departamento legal de "Prodigios"

para hacer algo espectacular.

A los cinco finalistas que no consigan alzarse

con los 20 000 euros que otorga

el público que está aquí esta noche

al prodigio del año... esos cinco finalistas restantes,

cada uno de ellos recibirá,

gracias a este benefactor

5000 euros en metálico.

¡Ostras!

(Aplausos)

Yo también me sumo a ese aplauso

y, por supuesto, toda la producción que hacemos "Prodigios".

Gracias, de todo corazón,

a este generoso espectador

que nos sigue y nos apoya

porque ama la cultura y el arte.

¡Muchas gracias! ¡Gracias, señor, gracias!

¡Gracias! ¡Qué maravilla!

No sé, yo hablo como si fuera Dios. ¡Qué genial!

¡Si, es increíble! ¡Gracias!

¡Gracias!

Tranquilos, que estáis divinos.

¡Mira, hasta sale en rima y todo!

¡Tú te partes de la risa, Lorien, me encanta!

¿Un poco de los nervios o de verdad te lo pasas bien?

Yo me lo paso superbién, la verdad.

Totalmente, claro. ¡Sí, sí, yo, genial!

¿Todos medio os lo pasáis bien? Pero estáis nerviosos, eh.

Claro, porque este es el momento tremendo en el cual el jurado

tiene que decidir qué tres prodigios

pasan a la decisión final.

Uno por categoría.

Será la última vez que el jurado decida sobre vosotros.

Porque, de aquí en adelante, estaréis en manos

de nuestro público.

Os recuerdo que cada uno de los ganadores de cada categoría

se llevará ese fantástico curso intensivo de perfeccionamiento

en el prestigioso centro de alto rendimiento musical

de la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid.

Después de haber elegido a los ganadores de cada categoría,

estos volverán a actuar en nuestro escenario

para convencer con su arte a todo el público

del Centro Cultural Miguel Delibes,

que podrá elegir a su favorito por voto electrónico.

Ha llegado el momento.

Finalistas de canto, seréis los primeros.

Un paso al frente. Ainhoa Arteta,

somos todo oídos. ¿A quién eliges?

Bueno, yo todavía estoy emocionada y conmovida

con el gesto de este señor,

que es un gesto que... que dice mucho

de mucha gente anónima en este país.

Es verdad. Y fíjate, me ha cambiado...

Yo iba a decir una cosa,

pero me ha cambiado el argumento lo de este señor.

¡Bravo! ¡Bravo!

(Aplausos)

Muy bien. Después de dicho esto...

Mira, no voy a andarme con rodeos.

Por la voz innata, por la sabiduría,

por el respeto a la vida, quiero que pase a la final

y, además, sea beneficiario de esta beca

mi Jesús Gabriel.

(Aplausos)

Ariadna, cariño... ¡Qué maravilla!

Ariadna, cariño, te quería decir

que me fascina tu voz, es preciosa.

Sigue por ahí... y encima tenemos la gran suerte

de que nos ha salido ese "ángel", que no sé quién es.

Y vas a tener ese dinero, que supone para nosotros tantísimo.

Sigue preparándote. Tienes todo para hacer esta carrera...

Y ya sabes, lo que te he dicho: constancia,

sacrificio y trabajo.

Y al final llegarás donde tú quieras llegar.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Jesús Gabriel, no te voy a preguntar si estás feliz,

porque eso es evidente,

pero... estás en la final

y es muy importante... Quiero decir algo, antes de todo.

Claro, por supuesto, te escuchamos.

Quiero dar gracias al público, al jurado,

a la orquesta, que es muy buena...

Y a esta gran familia que he formado

que se llama "Prodigios". ¡Os quiero mucho!

(Aplausos)

Jesús Gabriel, muchísimas gracias.

Es tiempo de concentrarte

para la que será tu última actuación sobre el escenario.

Y bueno, él que todo lo entiende muy bien ya se ha marchado.

Finalistas...

Finalistas de instrumental, un paso adelante.

Muy bien, Andrés Salado, que estás tan guapo hoy...

Siempre lo estás, pero hoy más.

Te sienta muy bien ese blanco tropical.

Sé que se te partirá el corazón pero...

¿Cuál es tu elección?

Bueno...

Lo que más me sorprende en "Prodigios" es que lo lloro todo...

Lo que no lloro durante el año, lo lloro en las galas.

Entonces uno se... se pregunta por qué.

Nos dedicamos los que estamos aquí a una profesión muy bonita,

que siempre es muy emocionante...

Pero no sé qué es lo que pasa en este escenario, en Valladolid,

con vosotros que sois los verdaderos protagonistas,

que derramamos lágrimas, ¿no?

Y creo que la respuesta está en que...

En que este programa es una bendición para la cultura.

"Prodigios" es bueno para este país...

¡Bravo! ¡Bravo y gracias!

Para mí habéis sido, desde el principio

y no lo escondo, no lo niego y lo digo así...

Habéis pasado muchos por aquí, ya sois muchos

durante todas estas semanas, pero...

Cuando ves algo que te emociona, que te impacta directo,

dices: Veo a estas chicas juntas en la final,

según habéis ido pasando. Y aquí estáis.

Gracias por lo que nos habéis dado. Gracias por emocionarnos tanto.

Y, de verdad, pase quien pase de las dos,

espero que sea el principio de una larga carrera

a los escenarios y que todos los que estamos aquí, lo veamos

y os veamos crecer.

Después de todo esto...

Pasará a la Final de Finales de "Prodigios"...

Ana.

(Aplausos)

Marta, yo tengo que deciros una cosa más,

igual que hay hecho antes Ainhoa.

Vais a ser el espejo de una generación de personas

que os está viendo

y que va a empezar a tocar el instrumento,

va a empezar a bailar, a cantar,

y sois referentes, referentes para ellas.

Podéis estar muy orgullosos de lo que hacéis todos,

los que os vais y los que os quedáis.

Gracias. Y seguid haciéndolo, por favor.

Claro, claro.

(Aplausos)

Ana, felicidades.

Eres la ganadora de la categoría de Instrumental.

No sabes, de verdad... Ha sido tan difícil

para Andrés como para todos,

pero estamos muy contentos

de que seas tú la ganadora. Gracias.

Ya tienes también esa beca. Gracias.

Muy bien, pues...

(Aplausos)

¡Felicidades, Ana!

Llega el momento de la Danza.

Finalistas de esta categoría, dad un paso al frente, por favor.

Además, el mejor paso dado de toda la noche, claro.

(Risas)

Nacho...

No quisiera estar en tus zapatillas de ballet,

ni tampoco en tus zapatillas que llevas siempre tan estupendas

con las que, incluso, hablas,

porque ha habido momentos acá en que te quitabas las zapatillas

y parecía un teléfono.

Sé que vosotros sabéis que esto no es...

Lo que vosotros perseguís, es ser artistas y bailarines.

El éxito, los aplausos, las flores, las luces,

eso es lo que ve el público. El público no ve

todo el esfuerzo que hacéis diariamente.

Sé que lo vais a seguir haciendo, paséis o no a la Final de Finales.

Los dos habéis mejorado muchísimo.

Los dos vais a llegar a ser buenos bailarines.

Estoy muy contento porque vosotros sois

los futuros profesores que vais a pasar

vuestra experiencia a los futuros niños

que empiecen a aprender danza.

Creo que quien tiene que pasar a la Final de Finales...

Es Adriana.

(Aplausos)

Y, además, te llevas ese grandísimo curso intensivo

y, encima, esa beca.

Propongo que... No sé si quieres decir algo en este momento.

Muchísimas gracias por elegirme.

Y, Lorien, eres un bailarín increíble.

Lo has hecho espectacular. Muchísimas gracias

por todos estos días. Te quiero mucho.

¡Oh!

(Aplausos)

Muchas gracias, también, a vosotros

que sois increíbles, de verdad. ¡Impresionante!

Muchísimas gracias, Adriana, de verdad.

Qué solidaria y qué buena compañera.

Te dejo para que vayas a reunirte con tus otros dos compañeros.

Creo que nos puedes dejar el micro. Exacto.

Y te volveremos a ver bailar en este escenario.

¡Muy bien!

(Aplausos)

¡Felicidades!

Ariadna, Marta y Lorien,

muchas gracias, también, por estar aquí.

Lorien, ha sido fantástico este gesto que ha tenido

en este momento Adriana.

¿Cómo lo has recibido?

Yo a Adriana, de verdad...

Han sido unos días maravillosos junto a ella.

Y le deseo muchísima suerte para esta Final de Finales.

Y le agradezco mucho esas palabras que ha tenido

porque, de verdad, la quiero mucho y... Pues eso.

¡Bravo, Lorien! Muchas gracias.

Espera un momento, que Nacho... Sí, Nacho...

De verdad, que...

Ha sido una decisión muy de último momento.

El otro día, te dije que yo estoy seguro

que tu sueño de entrar en Mariinsky

se va a hacer realidad.

Yo estoy en San Petersburgo. Cualquier cosa que yo pueda hacer,

ya sabes dónde estoy.

Si no cogen en el Mariinsky, yo estoy en Mikhailovsky.

Pero seguro que te van a dar un contrato

en el Mariinsky de San Petersburgo.

Sigue trabajando duro. Seguro. Muchísimas gracias, de verdad.

Muchas gracias, Nacho.

(Aplausos)

Marta, ¿quieres decir algo?

¿Sí? Yo quería dar las gracias

a "Prodigios", al programa, en general,

por haberme dejado esta oportunidad

que es maravillosa, de haber podido mostrar

el acordeón en este programa.

Y así que... Que la gente lo pueda valorar más

y pueda ver que se puede hacer mucha música clásica

y de diferentes estilos.

A Andrés... Bueno, a los tres miembros del jurado,

que son fantásticos.

A todos los que están detrás, de producción,

redactores y todo eso, porque sin ellos

no habría sido posible.

Y a mis...

(Aplausos)

Gracias, Marta.

Ariadna, también queremos escucharte.

Pues nada... También, muchas gracias a todo el mundo.

Marta ya lo ha dicho todo. Gracias, también, al público

que está hoy aquí y al de todas las galas.

Gracias, Ainhoa, por tus consejos, y a los tres del jurado.

La verdad, yo creo que he crecido mucho

en este concurso y a seguir aprendiendo

y a seguir trabajando. Muy bien.

Muchísimas gracias. Muy bien.

(Aplausos)

Para nosotros, ya sois unos triunfadores

y no tengo ni tenemos la menor duda

de que llegaréis muy alto y muy lejos,

incluso, hasta más allá de San Petersburgo

y volver de nuevo otra vez a acá, a España.

Muchísimas gracias por ser tan maravillosos.

Y os llevaremos siempre en nuestro corazón.

Encantado de haberos conocido.

Gracias.

¡Bravo!

La decisión entre Jesús Gabriel y Ariadna,

para mí no ha sido fácil.

El peor momento de los dos "Prodigios" juntos.

Ha sido terrible porque los dos tenían buena técnica,

los dos eran muy aplicados, los dos han mejorado.

Hay momentos en los que un clic te hace

que te decidas por una de ellas.

A continuación, comenzaremos con las últimas actuaciones

de los tres candidatos a Prodigio del Año.

Su interpretación será la que os haga decidir

quién es el ganador o ganadora.

Nuestra primera actuación final de la noche

pertenece a la categoría de Canto.

Jesús Gabriel interpreta el gran "hit" napolitano

"'O sole mio".

(Aplausos)

(Música de orquesta)

(CANTA EN ITALIANO)

¡Olé! ¡Olé!

(Aplausos)

(CANTA EN ITALIANO)

(Ovación)

¡Guapo! (GRITA ENTUSIASMADA) ¡Mi niño!

La segunda actuación final de la noche

pertenece a la categoría Instrumental.

Ana Molina vuelve a usar a tu talismán

Ara Malikian, para interpretar su tema "Pisando flores".

(Aplausos)

(Música de orquesta)

(TOCA EL VIOLÍN)

(Ovación)

¡Bravo!

¡Brava!

La tercera actuación final de la noche pertenece

a la categoría de Danza.

Adriana Puértolas vuela por el escenario

con "Etude".

(Aplausos)

(Música de orquesta)

(Aplausos)

¡Ay, qué maravilla! Casi que...

No hay nada como estar aquí.

Bueno, pues... Oye, por cierto... Eh...

A los bailarines que acompañan a nuestros concursantes,

me encantaría que vinierais todos vosotros aquí al escenario.

¡Sí, señor! ¡Bravo! A daros un aplauso.

(Aplausos)

¡Bravo! Podéis avanzar un poquito.

¡Guapos!

¡Muchas gracias, compañeros!

Pertenecen al Conservatorio Superior de Danza María de Ávila

de Madrid.

¡Muy bien! Ha terminado el tiempo de actuar

sobre el escenario. Toca ahora votar

al ganador de la segunda edición de "Prodigios".

Hemos visto desplegar su arte a los mejores

de cada categoría y ahora estos tres titanes

de la música se enfrentan

al juicio del público

de este Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid,

a través del voto electrónico.

Os recuerdo que a todos se os ha entregado un código.

Con él, podéis entrar en la web del programa

y votar a vuestro favorito.

Es un código único, que solo admite un voto.

El finalista que más votos obtenga,

será el Prodigio del Año.

Así que ahora os sentiréis todos vosotros, todos ustedes,

nuestro queridísimo público,

como se sienten, habitualmente, Ainhoa, Nacho y Andrés.

Y para que podáis reflexionar y decidir,

os vamos a regalar una actuación memorable

de nuestra Orquesta Sinfónica de Castilla y León,

interpretando... ¡Ja!

Nada más y nada menos, que la bellísima banda sonora

de "Memorias de África". ¡Oh, qué bonito!

(Aplausos)

(Música de orquesta)

¡Bravo! ¡Muy bonito!

(Aplausos)

¡Gracias!

Gracias a nuestra súper Orquesta Sinfónica de Castilla y León,

dirigida, magistralmente, por el maestro Salvador Vázquez.

Ahora mismo, el público de este Centro Cultural

Miguel Delibes de Valladolid

está votando el Prodigio del Año.

Y antes de conocer el nombre del elegido o elegida...

¡Paula, mi amor! ¿Cómo estás?

Bueno, estoy... Estoy como estoy. Estoy nerviosa,

con ganas de ver lo que va a pasar esta noche.

Y, bueno, hemos escuchado un montón de temas

que seguro que os traen un montón de recuerdos,

en plan: "Esto me recuerda..."

Pues muy bien. Para revivir esas emociones ligadas a la música,

tenemos el CD, el disco de "Prodigios",

en el que han recogido los mejores temas,

las mejores músicas, las mejores melodías

de la primera temporada de "Prodigios".

Y, además, hay un DVD donde podéis disfrutar

de las actuaciones más aplaudidas.

Así que... no os lo perdáis

porque, la verdad, está muy bien. Yo ya lo tengo.

Como veis, aquí estoy muy bien acompañada

por los tres finalistas de la noche:

Jesús Gabriel, Ana, Adriana.

Y a mi izquierda, tengo a más personas.

Tengo a Fernando Sancho,

que es el arreglista de todos los temas

que aparecen en el programa de "Prodigios",

y con Claudia que no está aquí con nosotros.

Y tenemos aquí a Eva, a Eva López, asesora de danza;

Joanna Serralta, asesora de instrumentos;

David Dominique, asesor de canto;

y Ángel Rodríguez, el coreógrafo del ballet.

Sin ellos, este programa tampoco sería posible.

Así que, por favor, chicos, un aplauso para ellos.

(Aplausos)

Bueno, pues sin más, llega un momento...

el momento clave de la noche.

Vais a ir al escenario. Pero esto yo no me lo pierdo.

Me voy a ir con vosotros

porque quiero estar en primera posición.

Pero mientras llegamos al escenario,

vamos a ver un resumen de las actuaciones

de los tres candidatos a Prodigio de esta noche.

(CANTA EN ITALIANO)

(TOCA EL VIOLÍN)

(Música de orquesta)

(Aplausos)

¡Guapísima!

Espectacular, Paula. Lo intento.

Lo intento y lo intenta todo el equipo de "Prodigios".

¡Divina! Bueno, Paula, mi amor...

¿No te parece increíble que estemos otra vez

a punto de saber

quién va a ganar "Prodigios"? Pues sí, la verdad.

Como si fuera ayer el primer "Prodigios".

Yo no quiero que esto se acabe.

Te voy a echar de menos. Y yo a ti, mi amor.

Podríamos mantener una relación más allá de la laboral

y vernos en Miami o en Madrid.

¡Me encanta! O en San Petersburgo. Por ejemplo.

O donde vaya Ainhoa de gira

o Andrés vaya a dirigir sus conciertos.

Seguiremos todos juntos. ¡Está hecho!

Pero, de momento, vamos a invitar al escenario

a los tres candidatos a Prodigio del Año.

(Aplausos)

¡Bravo!

Jesús Gabriel, Ana y Adriana.

¡Ay, ay, ay! Campeones, estamos aquí listos

para escuchar el veredicto del público.

A ver qué pasa. El veredicto del público,

precisamente, aquí reunido hoy

en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid.

Ese voto electrónico.

Eh... ¡Jo! Yo os digo una cosa, de verdad...

El estómago, es que no puedo de los nervios.

Tengo un poquito de dolor de cabeza, incluso.

Porque yo tengo la sensación

de que hay más emoción en este escenario

que en el capítulo final de una telenovela.

Pero de las telenovelas... ¿Sí?

Pero de las telenovelas de antes porque ahora son todas tremendas,

de delincuentes y de todo. Las que escribía yo, por lo menos,

que había que esperar ese momento en que, de verdad,

o se casaban, o no se casaban,

o nacía el niño, o no nacía. En fin...

Muy bien, pues... Bueno, chicos.

Iba a decir "poneos a mi lado", pero ya estáis a mi lado.

Agarraos las manitas, si podéis. Bueno, si puede la escayola,

la famosísima escayola de Jesús Gabriel.

¿Vale? Ahora viene la decisión más importante

de toda la segunda edición.

¿Estáis preparados? Sí.

Sí. Ainhoa, Nacho y Andrés, por favor,

subid aquí con nosotros, acompañadnos.

(Aplausos)

Muy bien, porque... ¡Muy bien! ¡Muchísimas gracias!

Ainhoa, te has quedado un poco sola allí, pero gracias...

Porque teneros aquí cerca, realmente, nos da...

un poquito de centro.

Las sensaciones que vivimos acá

van a hacer, prácticamente, que de este escenario

salgamos algunos de nosotros volando.

Bueno, además, por si no teníamos pocas sorpresas y emociones hoy,

la persona que va a entregar el premio,

va a ser una persona muy especial y muy querida por todos.

¡Que pase Said Ramos, Prodigio del Año 2019!

(Aplausos)

¡Oh, Said! ¡Qué guapo, por favor!

Said, ¿cómo estás?

¿Quieres ir a saludar al jurado? ¡Claro que sí!

¡Un beso, mi niño!

¡Muy bien! ¡Me encanta! Andrés y, por supuesto, Nacho,

que fue su categoría

en donde ganaste Prodigio del Año 2019.

Alegrísimos de verte, Said, y en este mismo escenario

cuyo público te dio el triunfo.

Sí. Es una maravilla.

¡Oye, qué elegante! ¡Vas elegantísimo!

Gracias. Muy bien.

Y a juego con los colores, que aquí siempre lo comentábamos.

Te has vestido un poco a juego con el hermano de Lorien.

¿Cómo va todo? ¿Cómo ha sido todo desde que has sido

Prodigio del Año? La verdad es que ha sido

un gran empujón para mí, personalmente.

Creo que me ha hecho trabajar más maduro a la hora de hacer

una barra, una clase. Y, bueno, me...

Este programa es...

Es magnífico. Yo lo veía desde casa y...

Y pensaba: "¡Jolín! Qué bien que lo esté viendo

tanta gente y que se esté viendo de verdad

que hay... hay futuro en este país de gente

que tiene muy buen nivel".

¡Bravo, Said! ¡Muchísimas gracias!

A vosotros. ¡Qué placer!

Qué majo. Muy bien.

¡Muy bien, Said! De eso se trata.

Ustedes son un inmenso talento, son el futuro de las artes

y de la cultura en este país

y es magnífico compartir escenario con vosotros.

Pero también hay alguien muy importante

a la hora de la decisión de un premio tan importante

como el de Prodigio del Año.

Y para dar fe de que todo está en orden,

que pase doña María Cruz Cano Torres,

la notario del programa, con el sobre

que contiene el nombre del ganador.

¡Muchas gracias!

(Aplausos)

Muchas gracias y encantado de verla otra vez.

¡Maravillosa! ¡Gracias!

¡Muy bien! Pues este es el sobre. ¡Guau!

Te voy a decir una cosa.

Esto es mucho más fuerte que entregar el Oscar.

Pues seguramente. Nunca estamos ahí, pero seguro

que esto es peor. Bueno, pues tienes razón.

Yo empecé a abrirlo.

Pues nada, empieza. Por primera vez en la historia.

Nos vamos a enterar antes que nadie.

Sí, es verdad. Bueno, y Said.

Sí. Claro, que está aquí cerca.

Es verdad. Espérate un momento...

Muy bien. Lo voy a poner adelante, ¿vale?

Muy bien...

(Redoble)

¡Jesús Gabriel!

(GRITAN EMOCIONADOS)

(Aplausos)

(Música de orquesta)

¡A tu madre!

Jesús Gabriel, ¿quieres decir algo?

Quiero dar gracias a todo el mundo que me ha votado

y, sobre todo, a mi madre que es la que me ayudó.

Vamos a pedir a tu mamá que suba. Está allí.

¡Claro! Yo creo que puede.

La mamá, sí puede, la pobre.

Enhorabuena.

¡Ay! ¡Dios mío, amor mío!

Y avanzamos. Cuidado acá. Un segundo, Jesús Gabriel.

Ya estamos tu mamá y yo llorando. ¡Aquí está!

(Aplausos)

¡Muy bien! ¡Ay, Paula! ¡Cuántas emociones, por favor!

Bueno, nosotros nos vamos. Nos vamos ya, ya se acaba esto.

Pero siempre estaremos en vuestros corazones

y vosotros en el nuestro, eso seguro.

Gracias, Valladolid, y gracias a toda España.

¡Nos vemos la temporada tres de "Prodigios"! ¡Seguro!

¡Se os quiere!

Si pudiese viajar en el tiempo, me gustaría ir

a la primera gala de esta edición

para revivir todo lo que he sentido.

Pero ya casi vamos a llorar

por la mamá de Jesús Gabriel y por Jesús Gabriel.

No tenemos máquina del tiempo, pero tenemos

una fantástica orquesta capaz de hacernos viajar

por las emociones.

¡Música, maestro!

(Aplausos)

(BSO de "Regreso al futuro")

(Aplausos)

(BSO de "Regreso al futuro")

(Aplausos)

Prodigios - Programa 5 - 14/03/20

14 mar 2020

Programas completos (5)
Clips

Los últimos 161 programas de Prodigios

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios