Enlaces accesibilidad
Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Isabel Sanchís, vestidos de alfombra roja que quitan el hipo

Por
La firma Isabel Sanchís debuta en la pasarela madrileña. EFE

La firma Isabel Sanchís ve por fin cumplido su sueño. Estar en la Pasarela Cibeles, como todos seguimos llamando a la MBFW Madrid, representa para ella y su hija Paula un salto importante porque "nos conocen más fuera de España que dentro, y queremos que nos conozcan aquí" dicen. "Vendemos en más de 40 países, en Italia, Francia, Suiza, Estados Unidos y Singapur, entre otros". Todo un logro, y sin haber pisado la pasarela de Madrid. Isabel Sanchís presentó su primera colección en 1990 y ahora, 40 años después, es un manojo de nervios, los que tendría una novata. 

El color eleva la carga estética de los vestidos de Isabel Sanchís. EFE

En su taller de Valencia trabajan de forma artesanal, aunque por supuesto que utilizan las nuevas tecnologías, como el láser para cortar todos los pétalos que salpican su propuesta. Las flores son su seña de identidad, y las plumas. Y de todo hay en la nueva colección, con la que declaran la guerra al minimalismo. Lo suyo es la costura, y lo hacen muy bien. Ahora quieren demostrar que pueden rebajar la intensidad de su moda, con prendas más fáciles de llevar como los pantalones, enmarcando sus prendas en eso que ahora se denomina prêt-à-couture.

Los pétalos cortados al láser aportan movimiento a las prendas. EFE

Las flores, plumas y volantes decoran la moda de Isabel Sanchís. EFE

Sobre la pasarela vemos un batallón de mujeres que no quieren pasar desapercibidas. Barroca y excesiva, la colección juega a maximizar los detalles, tanto que a veces se ocultan la prenda. Los lunares blancos se posan sobre vestidos en gasa de seda rosa o roja. Pero también los vemos sobre negro, y al revés. Las plumas elevan la carga estética y el dramatismo de la colección, en la que destaca un vestido en piel negra cuajada de flores tridimensionales hechas con el mismo tejido. Un trabajo que roza la perfección.

Vestidos que sueñan con alfombras rojas. EFE

Es, sin duda, una oda a la alta costura, a esa que esta nueva sociedad y las nuevas generaciones van desterrando de sus armarios ei incluso de sus teléfonos móviles. La joyería, pura artesanía, es una colaboración con la casa valenciana Lladró. Del 18 al 22 podremos ver los desfiles de novia de la Semana Nupcial de Barcelona, y de nuevo Sanchís formará parte del calendario. Se les queda pequeña, dejan caer, pues es un cliente es muy limitado y ellas hacen mucho más que novias. "¡Y vestimos a mujeres de entre 20 y 70 años!", recalcan. Ahí está su éxito. 

Isabel Sanchís comenzó en la moda en 1990. EFE