Enlaces accesibilidad
Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Andrés Sardá hace emerger a Rossy de Palma como una diosa del mar

Por
Rossy de Palma en el desfile de Andrés Sardá. Reuters

Andrés Sardá sube el telón de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid y baja al fondo de mar para vestir a la reina de los mares, Rossy de Palma, que regresa a esta pasarela tan conocida para ella. Desfiló para Sardá hace cuatro años, en septiembre de 2016, y también lo hizo para Juanjo Oliva en 2012. Además, ha venido muchas veces como invitada para ver las colecciones de David Delfín y Custo Barcelona. La actriz ha abierto y cerrado el desfile envuelva en espumas del mar y escamas de lentejuela, con un glamur más propio de Úrsula que de la sosa sirenita.  

Rossy de Palma ha abierto y cerrado el desfile de Andrés Sardá. AFP

La colección, para la primavera y el verano de 2021, mezcla las dos líneas principales de la casa catalana, la de baño y la lencería. Para darse un chapuzón y tomar el sol con elegancia y glamur vemos bañadores y biquinis versátiles que "esconden más que enseñan: aros ocultos, dobles tejidos y copas de quita y pon", dice Nuria Sardá que ha trabajado cada pieza para que tenga una fuerte conexión con la naturaleza "Son prendas de baño muy intimistas y con un aire de positividad". Y positividad es lo que hace falta en esta pasarela, tan 'tocada' por la COVID-19 y la crisis, que a veces parece ya instalada de por vida, atañe al sector. "No podíamos seguir cómo estábamos, aunque no pensábamos que fuera la naturaleza la que se rebelaría". 

Estampados tropicales en la línea de baño de Andrés Sardá. EFE

Andrés Sardá

Biquini tricolor, otra propuesta de Andrés Sardá. EFE

Destaca un triquini en lúrex de tono cobre, "un delicado crochet que es un paisaje en sí mismo", y un biquini negro con hebilla dorada. Hay mucho tono liso, de negro y de tonos nude y ocre, pero también estampados de rayas tricolor y motivos tropicales que llevan vibrantes amarillos dorados, fucsias y verde oscuro. Para acompañar las prendas de baño vemos monos asimétricos de lentejuelas rosas,hechos en red o estampados con rayas en tonos marinos... piezas de pasarela que, sin embargo, terminan en los caprichosos armarios de sus clientas.

Andrés Sardá

Andrés Sardá se inspira en las criaturas y colores del mar. Reuters

Andrés Sardá

Optimismo y respeto a la naturaleza, propone Andrés Sardá. Reuters

La línea de lencería es más etérea y lleva prendas en tonos 'piel' y blancos que reproducen las escamas o las colas de los peces. Vemos prendas osadas y otras de 'haute couture', como las que llevan plumas y cristal bordados sobre un fondo blanco. Fantasía que se niega a ser llamada 'ropa íntima' y que tiene cada vez más protagonismo, sobre todo en esta temporada de otoño que arrancamos ahora. 

Andrés Sardá

Plumas, perlas y cristales decoran las prendas lenceras de Andrés Sardá. Reuters

Hay prendas delicadas en encaje francés, piezas con finos tirantes rematadas con cristales que se cruzan mientras abrazan el cuerpo, apetecibles combinaciones de colores como naranja y chocolate... Destacan los conjuntos en tul con efecto tatuaje, hechos con un tejido que se funde con la piel que se borda con hilo blanco. ¿Pero qué necesita una mujer para tener un 'armario' 10 de lencería? Nuria Sardá lo tiene claro. 

1, Un sujetador invisible

2, Un sujetador sin tirantes

3, Un sujetador triangular

4, Un sujetador de encaje negro

5, Un top bra

Son piezas atemporales, y el sujetador de encaje negro es muy versátil, para llevarlo incluso como un top bajo una camisa masculina abierta. 

Esta y otras noticias de moda y tendencias en el portal más fashion de RTVE Digital.