Enlaces accesibilidad
Lotería de Navidad 2021

El 'Gordo' de la Lotería de Navidad: de ser millonarios a tapar agujeros

Por
 El 'Gordo' de la Lotería de Navidad: de ser millonarios a tapar agujeros
iStock

La Lotería de la Navidad tiene una tradición ya legendaria en nuestra cultura popular, y es que lleva celebrándose, nada más y nada menos que desde hace más de 200 años. El primer sorteo se convocó en Cádiz en 1812 y, desde entonces, su popularidad y arraigo ha ido creciendo hasta la actualidad. Pero no solo los bombos tienen su fama y poderío, sino que hay uno que se lleva la palma: el Gordo. Todos los jugadores lo buscan y ansían tener, pero solo algunos privilegiados lo consiguen. Este protagonista existe desde 1839, cuando en los carteles publicitarios de Lotería aparecía una caricatura, baja y rechoncha, vestida con un traje de bolas. Se llamaba ‘El enano afortunado’, pero todos empezaron a nombrarle el Gordo. Un calificativo gracioso y cariñoso que está aún presente cada 22 de diciembre, aunque de forma diferente.

Así ha cambiado el ‘Gordo’

Todo evoluciona y el Sorteo Extraordinario no iba a ser menos. Las costumbres varían según pasan los años, y el Gordo también ha vivido su progreso a la par que la sociedad: tiempos atrás, en 1920, podíamos comprarnos hasta 12 edificios, actualmente solo nos da para una casa. Para comparar cómo era antes y cómo es ahora, se necesitan tres datos fundamentales: cuantía de los premios de lotería, salarios y precios o coste de la vida durante tres siglos.

Infografía evolución 'Gordo' Lotería de Navidad

Infografía evolución 'Gordo' Lotería de Navidad RTVE.es

La inflación y la transición de los modelos económicos y de negocios han marcado esos valores de la Lotería de Navidad. En sus inicios, en 1812, su precio en los actuales euros era de 0,06€, el premio Gordo era de 6.088€ y, si te tocaba, te podías comprar una casa y dos caballos de pura raza.

El precio fue subiendo y, en 1870, un décimo costaba 0,30€, pero con los 475.920€ que incluía el premio, te podías comprar 14 casas y 15 carruajes. Eso sí, la sorpresa no queda aquí, sino que, en 1905, gastándote 0,60€ en tu boleto y siendo el afortunado de 1.605.209€, podías hacerte con la propiedad de 20 edificios y 33 automóviles. A partir de ahí, la cosa fue decreciendo porque la vida empezó a encarecerse, y en 1920, por el mismo valor del número, con un premio más elevado, de 1.715.429€, ya podías hacerte con 12 edificios (no 20 como años antes) y 5 coches.

Si viajamos a unos tiempos más cercanos, en concreto en 1978, por 12€ y un Gordo de 651.136€ podías comprar cuatro casas y 14 automóviles. Un cambio radical en 1991, cuando el boleto costaba 15€, pero el primer premio se vio reducido a 297.661€, lo que abría la posibilidad de hacerte con tan solo tres inmuebles y cuatro automóviles.

En la actualidad el precio para participar en la Lotería de Navidad es de 20€, y si consigues hacerte con los 400.000€ del premio extraordinario, podrás ser el nuevo propietario de una casa y dos coches. Eso sí, depende de la ciudad donde quieras vivir y el tipo de enseres que quieres comprar.

Descubre aquí la ruta de cine por el Valle del Baztán, escenario de la Lotería de Navidad.

RTVE

anterior siguiente
-->