Enlaces accesibilidad
ENTREVISTA

Tirpa: "Pasé una racha de muy poca autoestima y vi comentarios en redes muy negativos hacia mí"

FMS  

  • Hablamos con el freestyler Tirpa y se sincera sobre su duro ascenso a FMS, sus aspiraciones y trayectoria y su vida personal
  • "Mi padre falleció cuando luchaba por el ascenso y eso me rompió totalmente"
  • Mira aquí la entrevista con Tirpa al proclamarse MVP de la jornada 5 de la Freestyle Master Series
  • Todo sobre FMS, aquí

Por

El rapero y freestyler, Tirpa Carlos Vela | URBAN ROOSTERS

"Rapero, friki, y de vez en cuando persona", tiene escrito Tirpa en su biografía de Instagram. Pero en Playztrends podemos dar crédito de que él "es persona" todo el tiempo. Mitad freestyler y mitad corazón, hablamos con Tirpa para averiguar qué se esconde detrás de uno de los debutantes de la liga de freestyle más importante de España y Latinoamérica: la FMS.

Charlamos con el malagueño, nos muestra su faceta más personal y se sincera sobre lo duro que fue su ascenso a la liga, un ascenso marcado por un trágico acontecimiento: la muerte de su padre. "Mi padre era albañil y falleció unos meses antes de que yo ganara la Red Bull de Valencia en 2018 y fue un golpe muy duro para mí a nivel personal y de corazón. Me rompió totalmente", cuenta Tirpa. "Todos los meses posteriores y todo ese año que luchaba por el ascenso, estábamos sin dinero en casa y fue muy duro. Tan solo teníamos una paga de viudez de mi madre y no llegaba ni a 700 euros para toda la familia", recuerda. 

Tirpa creció en un pueblo de Málaga y dice ser consciente de las limitaciones que siempre ha tenido en su vida, sobre todo para un chaval de 15 años que quería llegar a lo más alto en el freestyle. "Tenía que hacer autostop para poder llegar a las grandes ciudades y competir en los eventos más importantes", cuenta el malagueño. "El ascenso a FMS fue duro porque el poco dinero que tenía me lo gastaba en ir a la Red Bull, a la BDM, etc, y todo esto sin saber si iba a lograr el objetivo de ascender a la FMS. No sabía si estaba mereciendo la pena", se sincera. Ahora tiene 22 años y forma parte de la élite del freestyle en España. 

Su madre, el pilar fundamental de su vida

"El haber entrado a FMS ha hecho que mi vida cambie por completo, sobre todo en calidad de vida", cuenta Tirpa. "El estar en la liga me ha permitido pagarme mi universidad y mi carrera de Enfermería sin pasar fatiguitas en casa y que mi madre tenga que estar preocupada por ello, y algo que me hace muy feliz es poder ayudar económicamente en casa si falta alguna cosa", dice. "Obviamente a nivel de repercusión estoy muy contento, pues es un gran trampolín, sobre todo a la hora de hacer música y para demás propósitos que tengo. Estoy muy agradecido por ello", concluye. Una historia en toda regla de lucha personal y profesional que le ha llevado a conseguir su objetivo: ser uno de los diez mejores freestylers del panorama español.

Tirpa explica que su madre es el pilar fundamental de su vida; paradójicamente, cuando comenzó a tomarse en serio el freestyle, su madre no estaba muy a favor y ahora él dice que "es su mayor fan". "Cuando llego a casa después de cada jornada en FMS, siempre me encuentro a mi madre con el YouTube puesto viendo mis batallas. Antes no le gustaba y ahora es mi mayor fan", cuenta Tirpa con una sonrisa. Y es que, como a muchos raperos les pasa, la primera reacción de la familia no suele "ser positiva", porque según él mismo, "hay muchos clichés con la imagen de los raperos".

Sin embargo, Tirpa recuerda que su padre, del que según él ha "heredado toda la vena artística", siempre le apoyó. "Mi padre cantaba flamenco como bien sabes, entonces él yo creo que me entendía más en ese sentido", explica. "Él era artista y cuando mi madre me decía que no, él siempre estaba en un plan de 'deja al chico, que está muy contento rapeando', y mira al final dónde he llegado". Para Tirpa, él tiene "una estrella" que llegó "en un momento determinado de su vida" y le ha "recompensado por su esfuerzo". "Técnicamente, yo no ascendí como tal a FMS, pero como Chuty y Skone abandonaron la liga en el último momento, el siguiente en la clasificación era yo", explica. "Entonces no deja de ser una recompensa por todo lo luchado".

"Vi comentarios en redes muy negativos hacia mí"

En tan solo dos años, Tirpa ha pasado de ser un aficionado del rap improvisado a una personalidad reconocida del free en España. Pero la humildad le puede y él mismo dice "no caer en ese reconocimiento personal" hasta que no se lo recuerdan "sus amigos o alguna entrevistadora". "Yo lo he vivido todo tan rápido y ha cambiado mi vida tan radicalmente que no me ha dado tiempo a pararme a pensar en ello", reflexiona. "Me cuesta mucho hablar de mí en ese aspecto, me siento como si fuera un prepotente", concluye.

Y es que Tirpa es quizá la evolución más notable de toda la liga en esta temporada, pues su nivel ha cambiado radicalmente y va en línea ascendente en cada jornada. Tanto, que en la quinta fecha se proclamó MVP. Sin embargo, el freestyler confiesa que a principio de la liga no tenía ni ganas ni autoestima. "Cuando terminó el ascenso yo estaba muy desanimado mentalmente", cuenta el freestyler. "Pasé un proceso mental muy gordo; no sé si fue por la saturación de eventos o por la poca motivación que tenía, pero perdí todas mis esperanzas, me vi sin ganas y pillé una mentalidad de muy poca autoestima para mí mismo. Empecé incluso a pensar que estaba siendo todo un golpe de suerte, que no era obra de mi calidad como freestyler".

"No tenía confianza en mí mismo y en el free es muy importante salir con buena mentalidad", reflexiona Tirpa. "A veces creo que trabajo mejor bajo la presión y bajo la rabia, entonces me cabreé después de las dos primeras jornadas porque vi muchos comentarios negativos míos en redes que me infravaloraban muchísimo y me trataban como si fuera un paquete. Me tocó el orgullo y pensé que tenía que empezarme a valorar más, así que me puse las pilas para mi batalla contra Bnet y creo que he mejorado bastante desde entonces", se sincera. "Me encontré a mí mismo otra vez", continúa. "Ahora estoy en el medio de la tabla pero estoy más motivado que nunca; valorarse a uno mismo y mirarse con buenos ojos es muy importante porque la mentalidad lo es todo".

"Pasito a pasito"

Su primera batalla la vio con 8 años y en 2013 ya empezó a tomarse en serio lo del rap. Un camino que ha ido labrando "pasito a pasito", pues Tirpa recuerda que por aquellos años, su mejor amigo Álvaro y él organizaron un evento en su pueblo de Málaga y, con el dinero que consiguieron, se compraron "un micro malísimo" y se montaron "un estudio casero con los cartones de las cajas de huevos".

Tirpa nos cuenta también una anécdota muy graciosa de sus inicios en el free: cuando volvió a celebrarse la Red Bull ese 2013 tras varios años de parón, él y su mejor amigo se quisieron apuntar y, sin haber improvisado nunca, entrenó durante una semana sin parar para poder enviar la inscripción. "Sin saber cómo, a la semana ya pude improvisar durante un minuto y enviar el vídeo de inscripción a la Red Bull. Obviamente no me cogieron porque era lamentable", recuerda entre risas el freestyler. "Me dio igual que no me cogieran, estaba súper orgulloso de haber aguantado un minuto diciendo cosas, que para mí era lo bonito", termina.

"Siempre me ha gustado ayudar a las personas"

Tirpa derrocha humildad y bondad por donde pasa. Él mismo dice que las palabras que mejor le definen son "bondadoso" y "desastre". "Al final de lo bueno que soy, soy tonto, y me odio por ello", explica el rapero. "Y también soy un desastre en general, pero creo que con la bondad lo soluciono", dice. Esa bondad que menciona es la que le ha llevado a estudiar una carrera como Enfermería: "me parece una carrera muy bonita y a mí siempre me ha gustado ayudar a las personas", confiesa él. "Desde pequeño siempre sabía que me quería dedicar a algo relacionado con la medicina y la salud".

Enfermero por vocación, "friki" del anime y del manga, "desastre" y freestyler en sus ratos libres. Así es Tirpa, el resultado de años luchando contra "las fatiguitas" de la vida para convertirse en uno de los diez mejores del panorama del freestyle en España. Debutó esta temporada 2020 y seis meses después de que la competición comenzase, demuestra que su hueco en la Freestyle Master Series está más que justificado. "Mi objetivo real es ser feliz y que mi gente sea feliz, y no pienso quitarme del freestyle hasta que demuestre a todos esos que me pusieron como un trapo que lo valgo de verdad", concluye. Algo que indica que, por suerte, queda Tirpa para rato.

PLAYZ

anterior siguiente
-->