Enlaces accesibilidad

VIDEOJUEGOS

La batalla continúa: Microsoft y Xbox apoyan a Epic Games y piden a Apple que Unreal Engine siga estando disponible

Por
 La batalla continúa: Microsoft y Xbox apoyan a Epic Games
PLAYZ

La guerra abierta entre Epic Games y Apple sigue su curso. Después de que la dueña de Fortnite dediciera implementar su propio método de pago para evitar el 30% de comisión en cada venta, App Store y Google Play castigaron su acción y eliminaron el videojueo de la tienda de iOS y Android. Sin embargo, la empresa de Steve Jobs decidió ir un paso más allá e hizo pública su intención de retirar la licencia de desarrollador otorgada a Epic Games.

Si este anuncio sigue su curso y cumple con lo advertido, el 28 de agosto será la fecha en la que la desarrolladora de videojuegos deje de estar operativa en cualquier dispositivo de Apple. Una represalia que también eliminaría Unreal Engine, una de las herramientas de desarrollo de Epic Games que sirve como base de creación a multitud de empresas del sector. Así que ante esta amenaza, Xbox y Microsoft han sido de  las primeras compañías -ya lo hicieron en su momento Spotify o Match Group- en salir públicamente en defensa de Epic y mostrar su total desacuerdo a la decisión de Apple.

"Unreal Engine es fundamental para numerosos creadores de juegos"

Bloquear a Epic Games y sacarlo por completo del sector del videojuego podría acarrear un duro golpe para fabricantes como Microsoft. Unreal Engine es una de las herramientas utilizadas para sacar adelante sus productos, por lo que su ausencia en iOS y macOS supondría emprender la búsqueda de otro motor de desarrollo que les permitiera crear cómodamente lo mismo que le proporcionaba Epic Games. De ahí que la empresa creada por Bill Gates haya pedido que esta herramienta siga estando disponible al margen de los litigios que posea con Apple. Un "llamamiento a la cordura" que ha materializado a través de un comunicado emitido por Kevin Gamill, responsable de las experiencias de entretenimiento en Microsoft.

"Muchos creadores no tienen los recursos o las capacidades para construir sus propios motores de juego y dependen de la disponibilidad de motores de terceros. Ante esto, Unreal Engine es uno de los desarrolladores más populares para los creadores y, en opinión de Microsoft, hay muy pocas opciones disponibles para que los creadores obtengan licencias y tantas funcionalidades como Unreal en plataformas como iOS. [...] Desarrollar un juego usando diferentes motores para distintas plataformas puede ser caro y complicado. En cualquier caso, no es tan rentable como utilizar un motor de juego que admite diferentes plataformas. Si Unreal Engine no puede admitir juegos para iOS o macOS, Microsoft tendría que elegir entre abandonar a sus clientes o elegir un desarrollador diferente".

El responsable de la sección de Xbox en Microsoft también quiso hacerse eco de estas palabras a través de su cuenta oficial de Twitter. "Asegurarse de que Epic tenga acceso a la última tecnología de Apple es lo correcto para los desarrolladores y jugadores de videojuegos".

Apple contraataca

Amenazó con retirarles la licencia y unos días más tarde, la compañía de Steve Jobs sacó a la luz un correo que el CEO de Epic Games envió a la directiva de Apple. ¿El objetivo? Tener una tienda de aplicaciones propia en iOS, aunque no como beneficio personal, sino como una alternativa que pudiera estar disponible para cualqueir desarrollador. Una proposición que, por el momento, la tecnológica ha echado por tierra por considerarla como un trato especial a un sector concreto de sus múltiples clientes.

La guerra continúa y, por lo que parece, la demanda interpuesta por los gigantes tecnológicos también. En un comunicado publicado por The Verge, Apple afirmó que harían "todo lo posible para trabajar con Epic para solucionar este incumplimiento y que puedan llevar de nuevo Fortnite a la App Store". Pero la retirada de su licencia como desarrollador podría hacerse efectiva en unos días, así que todo apunta a que la disputa está lejos de ver su fin.

PLAYZ

anterior siguiente