Enlaces accesibilidad

Mireles, Irma y Xavier: dos veteranas profesoras y 'sus niños', así eran las víctimas del tiroteo en la escuela de Texas

  • Casi una veintena de alumnos han perdido la vida tras la masacre
  • El atacante se atrincheró en una de las aulas con los niños y dos de las maestras fallecidas

Por
El tiroteo en una escuela de Texas, en imágenes
Imágen del Centro Cívico Willie de León, donde fueron trasladados los estudiantes tras el tiroteo en su escuela. AFP ALLISON DINNER/AFP

Seis niños de diez años y dos maestras son las primeras víctimas identificadas por las familias del tiroteo que tuvo lugar el martes en una escuela de Uvalde (Texas, EE.UU.) y que ha dejado 21 personas muertas, además del propio atacante y casi una veintena de heridos.

La maestra Eva Mireles, de 44 años, fue la primera persona que se ha podido identificar. Trabajaba como profesora de educación especial en el colegio Robb Elementary, donde tuvo lugar el tiroteo.

Mireles fue identificada en las redes sociales como una de las víctimas por la madre de una de sus exalumnas, Audrey García. García, es madre de una niña con síndrome de Down y ha querido publicar en Twitter fotografías de la maestra de educación especial con su hija y reivindicar que la maestra creía en las posibilidades de la pequeña y que hizo "todo lo posible" para ayudarla en su educación.

Mireles llevaba 17 años ejerciendo de docente, estaba casada con un agente de Policía de Uvalde, con quien tenía una hija en común. Ella, al igual que la otra profesora fallecida y los 19 alumnos que han perdido la vida, se encontraban en la clase en la que se atrincheró el agresor, Salvador Ramos.

La otra maestra fallecida es Irma García según ha indicado al canal televisivo NBC su hijo, Christian García. La profesora llevaba 23 años trabajando en el centro escolar y, según la versión de su hijo, se erigió en escudo humano para proteger a sus estudiantes durante el tiroteo.

García, casada y con cuatro hijos, fue finalista en 2019 junto a otros 18 profesores del área de San Antonio (Texas) del premio de la Universidad Trinity a la excelencia en la enseñanza.

Seis alumnos identificados

El primer alumno en ser identificado públicamente por su familia ha sido Xavier López, de diez años. López y su madre habían estado juntos durante una ceremonia de entrega de premios en la escuela en la mañana del martes, justo unas horas antes de que se produjese el tiroteo.

Ha sido precisamente la madre del pequeño, Felicha Martínez, quien ha confirmado su muerte al diario Washington Post, y ha descrito a su hijo como un niño divertido, que jamás estaba serio y cuya sonrisa nunca podrá olvidar.

También tenía 10 años Amerie Jo Garza, cuyo padre, Ángel Garza, había colgado un mensaje en Facebook el martes en las horas inmediatamente posteriores al tiroteo, en el que pedía ayuda para encontrar a su hija. En la misma noche del martes, Garza actualizó su mensaje en la red social indicando que la pequeña "ya había sido encontrada" y estaba "volando con los ángeles en el cielo".

Otra de las víctimas mortales fue José Flores, de 10 años, cuyo tío, Christopher Salazar, dijo a los medios que a su sobrino le encantaba jugar al béisbol e ir a la escuela y que amaba a sus padres. "Era un niño pequeño muy feliz. Disfrutaba riendo y pasándolo bien", ha asegurado.

La misma edad tenían otras víctimas identificadas hasta ahora: Rogelio Torres, Makenna Lee Elrod, Tess Marie Mata, Ellie García, Jayce Carmelo Luevanos, Alithia Ramírez y las primas Jackie Cazares y Annabelle Rodríguez.

Un año más, 11, era la edad de Jailah Nicole Silguero, cuya madre escribió en una entrada en su cuenta de Facebook que los abuelos de la niña la esperaban en el cielo con los brazos abiertos.

También fallecieron Uziyah García, cuya muerte fue confirmada a los medios por su abuelo, Manny Renfro, y Eliahana Cruz Torres, a quien su abuelo describió como "una bonita niña con mucha energía"

Ramos comenzó la carnicería disparando contra su abuela en su casa, aunque la mujer ha sobrevivido y se encuentra en estado crítico. Después, huyó y estrelló su coche en una zanja cerca de la Escuela Elemental Robb de Uvalde.

Allí salió del coche protegido con un chaleco antibalas y se enfrentó con una patrulla de agentes de Policía que intentó cortarle el paso. Consiguió entrar en la escuela y comenzó a disparar a alumnos y profesores. Finalmente fue abatido por las autoridades.

Noticias

anterior siguiente