Enlaces accesibilidad

El hospital de Bellvitge realiza la primera cirugía robótica de cambio de sexo en Europa

  • Esta técnica quirúrgica, desarrollada en EE. UU., reduce el tiempo de la intervención y el riesgo de complicaciones
  • El centro de l'Hospitalet de Llobregat ha realizado una vaginoplastia robótica a una paciente de 30 años

Por
El equipo médico realiza la cirugía robótica de reasignación de sexo
El equipo médico realiza la cirugía robótica de reasignación de sexo Cedida por el Hospital de Bellvitge

El Hospital Universitario de Bellvitge ha realizado por primera vez en Europa una cirugía de reasignación de género mediante robot quirúrgico. La Unidad Funcional de Cirugía Transgénero ha efectuado con esta nueva técnica quirúrgica una vaginoplastia robótica con flap peritoneal a una paciente de 30 años. 

Para importar nueva técnica, desarrollada en Estados Unidos, la uróloga Begoña Etcheverry del centro catalán ha realizado una estancia de dos meses en el NYU Langone Hospital de Nueva York con el equipo de dos de los impulsores y líderes mundiales en la materia, el urólogo Dr. Lee C. Zhao y la cirujana plástica Dra. Rachel Bluebond-Langner, quienes han completado con éxito más de 600 intervenciones. De esta forma, el equipo de cirujanos urólogos y plásticos que coordina la doctora Anna López Ojeda en l'Hospitalet de Llobregat han podido llevarla a cabo, según han informado en una nota de prensa. 

Menos tiempo, más precisión, menos complicaciones

La cirugía feminizante utilizada con más frecuencia es la vaginoplastia de inversión peneana. En estos casos, la cirugía robótica permite emplear el colgante (o flap) peritoneal para así asegurar la profundidad y facilitar la creación del canal de la neovagina. Además, el uso de los controles y los brazos robóticos facilita mover los instrumentos con mayor precisión, trabajar con una visión de mayor calidad y llegar con mayor comodidad a las áreas de más difícil acceso de la cavidad pélvica.

Para las pacientes, las ventajas de este nuevo tipo de intervención son un menor riesgo de prolapso (caída) vaginal y de posible lesión en el recto durante la cirugía, y la reducción de la duración de la intervención, puesto que se trabaja en dos campos quirúrgicos. En un futuro, se espera que este tipo de procedimiento permita también acortar su estancia hospitalaria y mejorar los resultados funcionales de las pacientes.

“Los cuatro años de experiencia en esta técnica en Estados Unidos han demostrado que se trata de un procedimiento muy seguro y ventajoso para las pacientes”, ha asegurado Etchevarry, que considera que el equipo "multidisciplinar" de Bellvitge ha sido un valor a la hora de ser pioneros en Europa con esta intervención. 

La Unidad Funcional de Cirugía Transgénero del Hospital Universitario de Bellvitge se puso en marcha en octubre de 2019, después de que el Servicio Catalán de la Salud designara a este hospital como uno de los tres centros de referencia de Cataluña para la atención quirúrgica a las personas trans. Desde su puesta en marcha, ha realizado un total de 39 cirugías transgénero. En adelante, podrán emplear los dos quirófanos equipados con el sistema robótico Da Vinci también para este servicio. 

La cirugía de reasignación de género ofrece a las personas trans la posibilidad de una reasignación genital para que se puedan reafirmar en su identidad sentida. Es una de las posibilidades del proceso de tratamiento del malestar o sufrimiento emocional que sufren muchas personas trans debido a que su identidad de género difiere del sexo asignado al nacer o por las características físicas relacionadas con el sexo.