Enlaces accesibilidad
Crisis en Ucrania

Rusia cree que la respuesta de EE.UU. no da "motivos para el optimismo" pero deja margen para el diálogo

  • Moscú asegura que se pueden abrir negociaciones sobre "cuestiones secundarias"
  • Ucrania se prepara "para todos los escenarios", según su ministro de Exteriores

Por
Rusia no es "optimista", pero ve posible el diálogo

Rusia cree que la respuesta de Estados Unidos en la que rechaza sus exigencias de seguridad no deja mucho espacio para el optimismo en la crisis ucraniana, aunque aún hay margen para el diálogo.

"Todos los documentos los tiene ahora el presidente [Vladímir Putin]. Se necesitará tiempo para analizarlos. No nos vamos a dar prisa con las conclusiones (...) Pero no hay muchos motivos para el optimismo", ha declarado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. 

Peskov no obstante ha afirmado que aún "hay perspectivas para un diálogo" y que ambas partes tiene interés en una solución diplomática. 

Por su parte, el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, ha lamentado que la respuesta estadounidense no responda a "la cuestión principal" planteada por Moscú, que es la de la expansión de la OTAN hacia el este. No obstante, ha considerado que "hay una reacción que permite esperar el comienzo de una conversación seria sobre las cuestiones secundarias". 

Estados Unidos respondió este miércoles a las exigencias que Rusia le formuló la pasada semana durante la reunión de sus representantes de Exteriores en Ginebra. Washington ha rechazado la petición de Moscú de limitar la expansión de la OTAN a otros países europeos. El secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, no quiso revelar el resto de respuestas, pero recalcó que siguen en la línea que defiende Washington.

Moscú insiste en la retirada de la OTAN y advierte de una 'crisis de los misiles' 

Moscú insiste en que la OTAN debe replegarse en Europa del Este para facilitar una desescalada, y en especial advierte de que no despliegue misiles nucleares. 

"Está claro que las tensiones militares se reducirían si la OTAN retirara sus fuerzas de los países de Europa del Este. Eso es lo que pedimos", ha declarado Alexei Zaitsev, portavoz del Ministerio de Exteriores.

Por su parte, otro responsable del Ministerio, Vladimir Ermakov, ha pedido que EE.UU. se abstenga de desplegar misiles nucleares de corto y medio alcance que puedan alcanzar objetivos estratégicos en territorio ruso.

El despliegue terrestre de estos misiles se prohibió en un acuerdo entre EE.UU. y la URSS en 1987, pero en 2019 Washington abandonó el tratado. Según Ermakov, EE.UU. tiene previsto desplegar estos misiles en Europa y la región de Asia-Pacífico, y por eso insiste en que la OTAN suspenda sus misiones nucleares conjuntas y que todas las armas nucleares regresen a suelo estadounidense.

"En caso contrario, nuevas 'crisis de los misiles' serán inevitables", ha advertido. 

14 horas - Ucrania no podría enfrentarse a un conflicto con Rusia sin el apoyo de Occidente - Escuchar ahora

Biden aborda con Zelenski un posible aumento de la ayuda económica 

Mientras tanto, el gobierno ucraniano no ha puesto ninguna objeción a la respuesta de EE.UU. y no descarta ninguna posibilidad.

Este jueves, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha hablado por teléfono con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, sobre un posible aumento de la ayuda económica estadounidense a Ucrania, y ha subrayado que su embajada en el país sigue abierta y "operativa".

En la conversación telefónica, Biden "reafirmó la preparación de Estados Unidos y sus aliados y socios para responder de forma decisiva si Rusia invade Ucrania", ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

Fotomontaje del presidente de Estados Unidos (d), el de Ucrania (c) y el de Rusia (i). AFP

El mandatario estadounidense ha recordado que Washington ha proporcionado "más de 500 millones de dólares en asistencia humanitaria y de desarrollo en el último año".  No obstante, ha comunicó a Zelenski que está evaluando la posibilidad de conceder "un apoyo macroeconómico adicional para ayudar a la economía de Ucrania, ante la presión que ha resultado del aumento de fuerzas militares de Rusia en las fronteras del país", según la Casa Blanca. Biden también ha dejado claro que "pese a la salida de familiares estadounidenses y personal diplomático, la embajada de Estados Unidos en Kiev sigue abierta y completamente operativa".

Ucrania se prepara "para cualquier escenario" 

Además, Ucrania ha hablado con la Unión Europea para pedir a Rusia que rebaje la tensión.

"Habíamos visto la respuesta por escrito de EEUU antes de que fuera entregada a Rusia. No hay objeciones de parte de Ucrania", ha tuiteado el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba, actualmente de visita en Dinamarca. "Es importante que Estados Unidos permanezca en contacto estrecho con Ucrania antes y después de todos los contactos con Rusia. No hay decisiones sin Ucrania. Esa es la regla de oro", ha añadido. 

"Nuestra prioridad principal es que Rusia no tenga éxito en su plan de desestabilizar Ucrania, pero nos preparamos para cualquier escenario", ha añadido Kuleba en una rueda de prensa. 

El ministro ha asegurado que Rusia amenaza con la fuerza para desestabilizar a Ucrania, usando además ciberataques y campañas de desinformación. 

Rusia, Ucrania, Francia y Alemania acordaron el miércoles en París volver a reunirse dentro de dos semanas en Berlín para intentar desescalar el conflicto y avanzar hacia una solución en la región del Donbás, controlada por independentistas prorrusos. Zelenski ha calificado dicho encuentro de "constructivo" como vía hacia la paz.

"Estamos listos para continuar por la senda de los Acuerdos de Minsk [sobre el conflicto del Donbás], pero Rusia tiene que ir a la reunión de buena fe y con el propósito de contribuir a que haya progresos", ha pedido Kuleba. 

Noticias

anterior siguiente